“Cold in July”, de Jim Mickle

9e946d68f3192af5881ee145ecb39c68

Título original: Cold in July (2014).

Dirección: Jim Mickle.

Intérpretes: Michael C. Hall, Sam Shepard, Don Johnson, Vinessa Shaw.

Duración: 109 min.

¿Cómo reciclar con éxito componentes típicos de géneros una y mil veces explotados? Creo que, a tenor de lo visto, Mickle no busca entrar en terrenos minados de revolución/redefinición/reinvención/deconstrucción. Simplemente, maneja los elementos genéricos de siempre y hace. Repito: HACE. Como buen artesano, como buen hacedor de cine competente, sin pretender aportar ninguna visión posmoderna que conlleve un discurso reflexivo y que se olvide de la esencia del thriller primario en aras de cuestionarlo. Es decir, Mickle no está por encima del bien y del mal, no aspira a tratar el género con la suficiencia (y la superioridad) del que se sitúa por encima del material y está de vuelta de todo. En “Cold in July”, su mejor obra hasta ahora, nos ofrece un thriller que muestra distintas caras, tonos y giros, torciendo de un lugar a otro sin temor al fracaso. El resultado: un híbrido de subgéneros de serie B batidos con una sapiencia pasmosa. De aquí a allá, y de allá a más allá. La fuerza de avanzar y de hacer. Lo visceral por encima de la teoría. Eso es todo.

¿La parte inicial? Claramente deudora de Carpenter ya desde el tipo de caracteres del título de la película que aparece en pantalla en los primeros instantes. A partir de ahí, y durante su primera mitad, la planificación, el uso de espacios profundos y vacíos, el tiempo narrativo sosegado y sostenido y buena parte de la música parecen inspirarse en nuestro hombre. Se trata de un tramo atmosférico e inquietante bajo la amenaza de cierto personaje (ese misterioso y estupendo Sam Shepard) que aparece y desaparece con suma facilidad, tal vez emparentado, de algún modo, con el desplazamiento del mismísimo Michael Myers. Y desde luego, se crea un clima cercano al terror que se acrecienta mediante impactos acertadamente dosificados.

Más tarde, y después de un seguimiento por carretera fotografiado de manera fascinante (esos colores subrayados, esa niebla envolvente), la tensísima escena de las vías plantea el primer gran dilema moral y marca un punto de inflexión importante, de modo que la película va convirtiéndose en otra cosa muy distinta pero complementaria. Distinta en tono y hasta en realización: de la “calma” tensa pasamos a un cine más agresivo, rudo y… pulp. Del dominio de lo urbano, de la relativa voz baja y de personajes algo aislados a una suerte de western polvoriento texano que muta en buddy movie colectiva y grita y ruge y hasta remite, por sensaciones, al Walter Hill de “Traición sin límites” en conexión con el cine de venganzas o de justicieros de sensibilidad ochentera hardboiled. Vamos, que ya sin miedo a nada y saltándose a la torera cualquier inverosimilitud, se suelta el pelo y se encomienda a lo que Dios quiera. A base de golpes, de arreones, y así hasta el final. El que se suba a la noria, bienvenido sea.

Aparte de su nivel técnico (la foto de Ryan Samul es un portento absoluto, pero también la complejidad del montaje y el sentido estético de los planos abiertos), creo que hay que destacar en lo positivo su capacidad para sorprender tanto desde el guión, que incluye un par de giros casi enloquecedores, como desde las decisiones que toma el director al integrar elementos bizarros, negros, cómicos, extravagantes o aterradores en un mismo conjunto que lo admite todo. Esa voluntad de proyectar estímulos, de salirse de la tangente, es valiosísima en el cine de género de hoy, tan esclavo del conservadurismo y de lo previsible. Bravo por el descaro.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s