“El diablo a todas horas”, de Donald Ray Pollock

El_diablo_a_todas_horas_videodrome

“El diablo a todas horas” es una novela publicada por la editorial Libros del Silencio.

Uno se puede hacer una idea de lo que se va a encontrar en el libro leyendo este estremecedor fragmento:

Willard empezó a recoger animales muertos en la carretera: perros, gatos, mapaches, zarigüeyas, marmotas y ciervos. Los cadáveres que estaban demasiado rígidos y descompuestos para desangrarlos los colgaba de las cruces y las ramas de los árboles que rodeaban el tronco. El calor y la humedad no tardaban en pudrirlos. El hedor hacía que Arvin y él tuvieran que aguantarse el vómito mientras permanecían de rodillas y pedían a gritos que el Señor se apiadara. Llovían gusanos de los árboles y de las cruces como si fueran goterones palpitantes de grasa blanca. El suelo alrededor del tronco estaba enfangado de sangre. La cantidad de insectos que se agolpaba a su alrededor se multiplicaba a diario. Los dos estaban cubiertos de picaduras de moscas, mosquitos y pulgas. Pese a que era agosto, Arvin empezó a ponerse camisas de franela de manga larga, guantes de trabajo y un pañuelo que le tapaba la cara. Los dos habían dejado de bañarse. Vivían de fiambre y galletas saladas que compraban en la tienda de Maude. A Willard se le puso una mirada dura y febril, y a su hijo le dio la impresión de que la barba apelmazada se le volvía gris de la noche a la mañana.

-Así es la muerte -le dijo en tono sombrío Willard una noche en que estaban los dos arrodillados junto al tronco pútrido y empapado de sangre-. ¿Es esto lo que quieres para tu madre?

-No, señor -dijo el chico.

Willard dio un puñetazo en la parte superior del tronco.

-¡Pues reza, me cago en la puta!

Arvin se quitó el pañuelo inmundo de la cara e inhaló profundamente la podredumbre. A partir de entonces dejó de intentar evitar la inmundicia, las oraciones interminables, la sangre putrefacta y los cadáveres descompuestos. Y, sin embargo, su madre seguía consumiéndose. Todo olía ya a muerte, hasta el pasillo que llevaba a su lecho de enferma. Willard empezó a cerrarle la puerta con llave y a decirle a Arvin que no la molestara.

-Necesita descansar -le dijo.

O sea, estamos ante una novela perturbadora, tortuosa, que contiene ingredientes genuinos del american gothic, el white trash y hasta el noir. La ambientación, propia de la América profunda más tenebrosa, y sus gentes, influidas poderosamente por la religión hasta el abismo de la locura, son factores de gran peso que definen la podredumbre del entorno y del comportamiento de los personajes, estando algunos más allá del límite. La fauna humana con la que nos topamos es realmente problemática, en ocasiones extrema, y la sangre, la suciedad y la depravación campan a sus anchas. Pero, cuidado, no se trata de una novela efectista, epatante, sino medida y muchas veces elíptica y sugerente: no se explaya, por fortuna, en los detalles más horribles, lo que habría dado lugar a un catálogo de barbarie casi irreproducible. Donald Ray Pollock es brutal, sí, aunque busca más la creación de una atmósfera, de una locura religiosa enferma, de unos personajes caídos en desgracia… que una violencia frontal.

Me ha gustado, me ha inquietado, pero mentiría si no dijera que se me ha desinflado un poco según transcurría. Quizá me ha fastidiado la eliminación de algún personaje que me interesaba mucho y que copa el protagonismo en la parte inicial. Pero, de todos modos, se trata de una lectura feroz, bien cargada de atrocidad y dotada de un ritmo que prácticamente no desfallece.

Recomendable.

Anuncios

3 pensamientos en ““El diablo a todas horas”, de Donald Ray Pollock

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s