“Red”, “True Blood”, “Lost”…

 

Basado en la novela de Jack Ketchum y dirigido al alimón por Trygve Allister Diesen y Lucky McKee, Red es un drama de alto calado emocional interpretado a la perfección por un magnífico Brian Cox en el papel de Avery Ludlow, un tipo que arrastra un bagaje de tragedias personales realmente bestial. Cuando un chico, acompañado por su hermano y un amigo, dispara al perro de Avery sin motivo alguno, éste no descansará hasta obtener al menos una disculpa a pesar de los numerosos muros que encontrará en su camino. Hay algo muy emotivo y sobrecogedor en la implacable odisea que emprende el personaje de Cox, aflorando, además, los enormes sufrimientos de su pasado.

Red está concebida desde la sobriedad y la contención, lo que no impide que penetre con mucha contundencia en las miserias de la condición humana. Ese perro ejecutado a sangre fría desencadena una ristra de consecuencias insospechadas: desde el intento de negar lo sucedido a base de influencias e intereses a la inevitable violencia que estalla en su parte final.

Una película correctísima. Y para saber más, ahí va la crónica de Roberto Alcover Oti en el festival de Sitges: CLICK! .

——

Atención, nuevo vicio personal televisivo: True Blood. Esta serie de la HBO, actualmente en emisión, llama la atención, en principio, por dos razones poderosas: Alan Ball, creador de A dos metros bajo tierra, está involucrado a fondo en el producto (productor, director, guionista) y lo atractivo que resulta la temática vampírica que tiene lugar en un territorio sureño y algo trash. Un buen puñado de curiosos y excéntricos personajes, un desenfadado toque vampírico en plan desmitificador y ciertos detalles alocados conducen a pensar que True Blood no se toma demasiado en serio a sí misma.

Aunque en algunos aspectos recuerda a Buffy Cazavampiros (la intrépida Sookie y su grupo de amigos, Sookie se enamora de un vampiro bueno…) y hasta a Twin Peaks (comunidad pequeña que esconde secretos, asesinatos por resolver, peculiares agentes del orden…), la serie encuentra su hueco como producto altamente adictivo que mejora capítulo tras capítulo conforme va desvelando sus cartas y desarrolla a unos personajes que al parecer van a dar mucho juego. Y, además, la ensalada se aliña con potentes cliffhangers, sexo, drogas y una sociedad que teme y margina a la especie vampira. Yo estoy bien enganchado.

——

Esta intentona puede ser la definitiva. Me explico: Lost, ese fenómeno de masas televisivo, siempre se me ha resistido. Hace tiempo vi poco más de la mitad de la primera temporada y, un tanto hastiado por esos enigmas, decidí abandonarla. Pero ahora, no sé muy bien por qué (seguro que habrá influido la positiva impresión de algunos blogueros que para mí son referentes), me vuelve a picar el gusanillo de la curiosidad: ¿Qué demonios sucede en Lost? ¿Valdrá la pena aguantar hasta el final?

Bien, pues he reemprendido la serie desde el principio y ya estoy viendo los últimos episodios de la primera temporada. Mi intención, si no me canso antes, es ver las cuatro temporadas para, a partir de febrero, seguir la serie a ritmo americano cuando dé comienzo la esperadísima quinta. Porque, seamos claros, lo que no se puede negar es la habilidad de los responsables de la serie para atrapar a tantos espectadores y haber provocado un gigantesco aluvión de teorías para todos los gustos en relación a los enigmas planteados y acumulados. Que empleen o no malas artes en el sentido de dilatar y estirar el misterio hasta lo imposible, de sepultar un hilo abierto con otros, de rellenar con flashbacks reiterativos o poco interesantes… ya es otro tema cuya importancia es probable que sea secundaria.

Anuncios

11 pensamientos en ““Red”, “True Blood”, “Lost”…

  1. De “True Blood” todavía no he visto nada, pero estando detrás Alan Ball cuya serie “A dos metros bajo tierra” he visto completa en unos pocos meses y me ha parecido tremendamente magistral (amén de un tramo final muy emotivo), me interesa darle una oportunidad, aunque me espero a que haya muchos más episodios para que tome forma y se consolide.

    “Lost” la estoy viendo desde el principio. Hay muchos misterios sin resolver que probablemente nunca se resolverán, hay otros que sí se resuelven, hay personajes que amabas que acabas odiando y viceversa, hay elementos claramente sobrenaturales aunque los creadores dijeron que todo tenía una explicación lógica ¡JA!, está Locke, hay flashbacks que no interesan pero hay otros que están geniales, hay muchos cliffhangers que hacen que necesites saber qué pasará a continuación, aunque no retomarán esa trama hasta dentro de cuatro o cinco episodios (si la retoman), y te pondrás nervioso porque no retoman el cliffhanger de hace cuatro episodios, aunque finalmente lo harán para nuestra satisfacción, y pese a todo, la serie me engancha muchísimo.

    Lo mejor es la capacidad de hacer inventarse teorías a los espectadores, pues nunca he visto una serie que nos haga desvariar tanto (lástima que no hubiera foros de discusión en la época del estreno de “Twin Peaks”, pues habríamos inundado la red de teorías descabelladas sobre la Logia Negra), aunque con la edad que tendríamos por aquel entonces no habríamos visto mucho más allá de lo guapas que son Madchen Amick y Sherilyn Fenn.

    Y bueno, Max Renn, te puse un comentario muy extenso en el post del cómic “Isaac, el pirata” sobre mis últimas decepciones comiqueras. ¿Lo leíste? Yo te prevengo, que algunos están muy caros y no es plan de jugársela en ésta época de crisis. ^^

    Te recomiendo una película (o más bien, mediometraje porque dura 46 minutos) de una adaptación rodada en el 2005 que recrea las películas de 1920, muda, con los clásicos letreros, y en blanco y negro.
    Se llama “The Call of Cthulhu”, y está basada en uno de los libros de Lovecraft.
    A mi me ha gustado mucho. Es tan corta que deberías verlo.
    Ahí va el poster: http://images.tdaxp.com/tdaxp_upload/the_call_of_cthulhu_dvd_cover.jpg

  2. Sí, leí tu comentario sobre cómics. Ahora mismo te contesto allí. ¡Perdón por el retraso!

    Bueno, yo te recomiendo “True Blood” sin dudarlo. Voy a ritmo USA y ya se han emitido 7 capítulos. La serie, después, de un primer capítulo algo decepcionante, va mejorando y mejorando. A mí me tiene enganchado. Como suelo decir, me parece muy adictiva a pesar de sus imperfecciones (que las tiene, claro). Incluso los contras que se le puedan poner dotan a la serie de un encanto especial, no sé si me explico. Porque, claro, tampoco se ha de esperar una obra maestra, sino un producto entretenido, un tanto bizarro y que tiene bazas para sacar provecho (y me refiero a unos personajes que van ganando en interés).

    Coincido con tu opinión sobre “Lost”. La serie reclama paciencia y no sé si el final, que forzosamente será polémico dadas las expectativas creadas, compensará el esfuerzo. De todos modos, posee suficientes motivos para interesar. Por lo que he leído por ahí, aún me esperan muchas emociones fuertes no habiendo terminado aún de ver la 1ª temporada.

    Ah, y tomo buena nota de tu recomendación.

    ¡Saludos!

  3. Lost, desde luego, no decepciona si le das tiempo. True Blood la tengo pendiente, pero caerá seguro. Y Red tiene un nosequeé, que queseyó que me echa pá atras, pero estan por ahí McKee, habrá que verla.

    Este es mi primer comentario en tu blog, y te parecera acojonante si te digo que me ha llevado lo menos tres horas largas localizar tu nuevo emplazamiento en la red, navegando por articulos de hace ni se sabe cuanto, ya que te perdí la pista en los tiempo de Ghostwood y El Agente Cooper (y de la linterna mágica de Pedro Vecino, ahí es ná!), que me sigue pareciendo uno de los mejores blogs de la historia mundial 😉

    Un saludo!

  4. Vaya, vaya, vaya… Pues bienvenido seas, Charlie, a este humilde blog. Como ves, hace tiempo que se hizo la mutación y Ghostwood (¡qué tiempos aquellos!) pasó a ser Videodrome y el Agente Cooper pasó a ser Max Renn. Distintas pieles para el mismo tío. O sea, que aquí sigo; escribiendo cosillas de vez en cuando.

    Muchas gracias por tus palabras, hombre. Me alegro de que te gustara la etapa de Ghostwood y que, tiempo después, hayas hecho arqueología internetera y me hayas localizado aquí. Espero que Videodrome también te aporte algo y sea de tu interés.

    Y vaya si me acuerdo del blog de Pedro, madre mía. Fue uno de los primeros que empecé a visitar.

    Respecto a “Lost”, voy por el capítulo 7 de la 2ª temporada… y me está gustando, lo reconozco. Engancha la jodía. Y supongo que ver los capítulos uno tras otro, sin necesidad de esperar una semana, beneficia mucho a la serie. Ah, y los primeros minutos del capítulo 1 de la 2ª temporada me han parecido brillantes, de lo mejorcito de lo que llevo visto de serie. Parece interesante el Desmond ese…

    Y en cuanto a “Red”, la película está bien, créeme. Aunque emociona y conmueve, no llega a caer en lo lacrimógeno. Brian Cox está sensacional, Tom Sizemore mola y uno sigue con bastante interés la odisea que emprende el incansable tío al que le matan el perro.

    ¡Saludos y a seguir bien!

  5. Desmond, aunque salga poco, es el mejor personaje de toda la maldita serie. ^^
    Todos sus capítulos son muy buenos.

    El principio de la segunda temporada de “Lost” es tremendo, sí. Con la impactante sorpresa antes de los créditos iniciales y con esa música inquietante que tiene la escena.

    Y si me permites un inciso comiquero, me he leído “Visiones”, que adapta cinco relatos de Lovecraft, y me ha gustado. Quizá, al ser tan breve y fiel, y al ser tan inquietante el material del que parte, se ha convertido en una pequeña joya.
    Puede verse como un buen complemento del cómic “Lovecraft”, que me parece excelente.

  6. Sí, jeje, el personaje promete. Vaya ojos desorbitados tiene. Esta noche me toca una nueva ración de “Lost”. Es como una carrera a contrarreloj porque mi intención es ponerme al día con la serie para comenzar la 5ª temporada a ritmo USA (¡¡¡que se estrena, ojo, el 1 de enero!!!).

    Me apunto la recomendación. Coincido con la excelencia de “Lovecraft”, de Breccia, y, ya que hablamos de terrores, atención a este cómic (adaptaciones de Poe) que me he comprado pero aún no he leído: http://planetacomic.net/comics_detalle.asp?Id=15706&cat=9767

  7. Te envidio, ojalá pudiera enfrentar ahora esos capítulos de Lost con la mirada virgen. Creeme, serás capaz de sobra de ver lo que te queda antes de Enero, ahora no vas a poder detenerte, no sabes dónde te metes.

  8. ¡La madre que te parió, Libertino! ¡Te tragaste unos 5 capítulos al día de media según mis cuentas, crack!

    Por mi parte, he de decir que ayer vi el capítulo 20 (¡vaya pedazo de supercliffhanger!) de la 2ª temporada y que esta noche espero acabarla y, si se tercia, empezar ya la 3ª. O sea, que seguro que llegaré a tiempo para seguir la 5ª a ritmo USA.

    De momento, la serie es como una droga. Uno no puede dejarla porque los malditos guionistas saben cómo engancharte y dejarte con “mono”. Esta serie, vista a capítulo por semana, será todo un irritante sufrimiento. Sin embargo, vista capítulo tras capítulo, sin esperas, la serie aguanta muy bien el tipo y saca mucho partido a los enigmas, a las sorpresas y a los giros.
    Aunque bien es cierto que algún que otro personaje me parece algo cargante (¡el puto Charlie!) y que ciertos comportamientos me chirrían por resultarme incomprensibles y cogidos por los pelos, la verdad es que “Lost” es la quintaesencia de las series adictivas. Y nunca lo hubiera dicho, pero eso de dosificar con cuentagotas las posibles explicaciones, eso de recurrir tanto a los giros o eso de fabricar enigmas como si fueran rosquillas… son cosas que van a favor de la capacidad seductora de la serie.

  9. Gran recomendación la de “Red”. Lo que parece un argumento “chorra” (si matarán a mi perro, el cabreo sería supino) va desarrollando una historia de los más interesante. Brian Cox simplemente genial.

    Fan de Lost, sobretodo desde la 4 temporada y que vuelva en Enero 09 anima el panorama.

    Con “True Blood” me pasó lo mismo. El primer capítulo no me encantó y me dejó con un “ni fu ni fa”, pero poco a poco te vas interesando por los personajes (Tara o el hermano, joer con este) y aunque la serie tiene sus momentos buenos y bastantes “malillos” no se porque engancha. Digamos que me pasó lo mismo con Dexter y ahora no puedo pasar sin ver temporada tras temporada. Grandes los título de crédito de True Blood, por cierto.

    Salud!

  10. Si aguantas hasta la mitad de la tercera de Lost, date por enganchado. A partir de ahí, la serie sólo sube y sube y la cuarta temporada es cojonuda toda ella (sin paja y directa al grano, como debería ser).

    A mi True Blood no me acaba de enganchar. Me gustan algunos personajes pero los guiones no me apasionan y algunas tramas me aburren soberanamente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s