Sigue la moda del remake: “Mirrors” y “Death Race”

 

Por desgracia, tras leer las impresiones de Tones en el Focoforo y de Libertino en su blog, he podido comprobar con mis propios ojos cómo los peores augurios se han hecho realidad. Y es que Mirrors, la esperada nueva película de Alexandre Aja que se podrá ver en el próximo festival de Sitges, supone una decepción total y absoluta. Se trata de una obra tan impersonal que casi resulta imposible de creer que el enfant terrible francés la haya dirigido y la haya escrito junto a su fiel Grégory Levasseur. No en vano, para mí se engloba entre los más sosos e insustanciales remakes occidentales de terrores orientales (en este caso, de un film coreano). Prácticamente, no hay ni rastro del estiloso pulso del realizador ni de su capacidad para crear un clima angustioso, un escenario en verdad aprovechado o una set piece medianamente excitante. La nada.

Es asombroso que ese Aja brutal que conocíamos y valorábamos por Alta tensión y Las colinas tienen ojos esté aquí desaparecido, probablemente debido a una maquinaria comercial que lo ha domesticado y hasta yo diría que fagocitado y neutralizado. Por ello, ver una vulgaridad como Mirrors es del todo frustrante y conlleva que uno se pregunte qué diablos sucede con estos directores que no parecen ser ellos mismos cuando cambian de aires.

Todo naufraga. Ni el (poco) gore impacta… ni el suspense es efectivo… ni los personajes superan el estereotipo… ni nada importa. El guión ya es en sí mismo mediocre y hasta ridículo sobre todo a lo largo de una parte final pirotécnica y estridente que, desde el capricho comercialoide de tratar de sacudir al público, se sitúa en el espanto.

Lo único salvable de esta película para olvidar se encuentra en la escena del prólogo, que al menos sugiere emociones fuertes (luego no consumadas), y los últimos segundos de metraje que condenan el destino de cierto personaje con agradecida mala leche.

El batacazo, por consiguiente, es de aúpa.

Valoración (0 a 5): 1

—–

La que no es prescindible sino disfrutable dentro de sus modestas características y honestas pretensiones es Death Race, un desvergonzado artefacto pulp muy marcado por el lenguaje videojueguil y que también opera como remake. Porque, en efecto, la película de Paul W.S. Anderson da con creces lo que promete, que no es más (ni menos) que espectáculo puro y duro, entretenimiento desmelenado, velocidad, violencia, excesos, un poquito de gore, personajes bizarros, distopía futurista y macarradas varias plenamente autoconscientes.

Entre lo más destacado, apuntaría el trepidante arranque en un mano a mano a todo trapo entre dos sucios bólidos, la presencia de un par de actores de peso como Joan Allen y Ian McShane (Deadwood) dando ligero empaque y del ya icónico action hero Jason Statham dando cera, la mítica figura del piloto enmascarado llamado “Frankenstein”, lo bruto del aspecto de las máquinas de esta competición a muerte y la aniquilación cafre de algunos de los participantes.

Y yendo al grano sin rodeos que valgan.

Valoración (0 a 5): 3

Anuncios

6 pensamientos en “Sigue la moda del remake: “Mirrors” y “Death Race”

  1. Mala señal que en “Mirrors”, siendo una peli de Aja, me encontrara bastante distraído con las tetas de la mujer del prota, que además no eran nada del otro mundo. A la altura del remake de “The Eye” con Jessica Alba, también en lo cómico.

  2. Bastante de acuerdo con las apreciaciones sobre el film de Aja. Mira que le tenía ganas a esta peli, pero ha resultado ser una más del montón. Esperemos que el resto del cartel de Sitges supere a esta cinta inaugural, que se debe haber elegido por el potencial de Aja más que por los méritos de la cinta.

  3. Ya que has mencionado “The Eye”, Juan, hay que ver también lo descafeinada que es esa película de los directores de la excelente “Ils”. Nadie diría que la dirigieron ellos. Y Aja, que con el remake de “Las colinas…” aún se mantuvo a buen nivel, aquí queda reducido casi a la nada.

    En algunas reseñas de periódicos y revistas he leído que se destaca el talento visual de Aja y su buen hacer como narrador. Incluso se dice que la película crea tensión y no sé qué más. Lo que yo veo es una película hecha con molde, sin alma ninguna, y aburrida por no salirse del terror light, mascado y filtrado tan característico de las producciones acomodaticias.

    Espero que con el remake de “Piraña” vuelva a ser quien era.

  4. Pues los cortos de la pelicula Deth Race no se ven tan mal, pero a mi gusto no es una de esas peliculas que espero con ansias irlas a ver, no es nada fuera de lo normal ademas no creo que tenga una trama muy buena, ire a verla el proximo fin de semana para ver que tal esta y ya les dire que tal me parecio, les dejo el link con el trailer para que se den una mejor idea de que trata por si tienen curiosidad Trailer Death Race

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s