No quiero abandonarlos

 

Inquietante y lúcida, la última novela del gran Cormac McCarthy tiene como escenario un terreno baldío, un páramo carbonizado que es lo único que queda de lo que alguna vez fue Norteamérica. Ya no existe más vida sobre la tierra que la humana y los hombres se comen los unos a los otros. Un padre y su hijo recorren este mundo apocalíptico sin saber cuál es su destino. El protagonista recuerda los viejos tiempos, pero no sabe con certeza si esa memoria no es más que un mito, una necesidad de crear una historia fundacional que dé sentido a la desolación que le rodea.

Una demoledora fábula sobre el futuro del ser humano, destinada a convertirse en la obra maestra del autor.

No quiero llegar al final. No quiero que se acabe.

La carretera (The Road), de Cormac McCarthy, es una novela formidable que me resisto a terminar. Esta extraordinaria historia postapocalíptica, protagonizada por dos supervivientes a duras penas (un padre y su hijo), dibuja un mundo absolutamente devastado y desolador que se consume, sin marcha atrás, entre sus propias cenizas. En ese escenario infernal, siempre en la antesala de la muerte, somos testigos de una fascinante relación paterno-filial puesta en perpetuo estado de peligro por la inclemencia extrema del clima, por la escasez de alimentos, por la amenaza de una especie humana que se devora a sí misma…

El niño es una pequeña gota de esperanza, una luz entre la oscuridad. ¿Vale la pena seguir viviendo cuando el camino hacia ninguna parte está sembrado de miserias, atrocidades y brutalidad? ¿Merece la pena existir cuando la humanidad ha descendido a lo más bajo?

No, no quiero terminarla. No quiero dejar de acompañar al padre y al hijo en su devenir cada vez más desesperado. No puedo abandonarlos. Me resisto.

McCarthy plasma con incuestionable maestría el desastre humano y natural. Y erige a sus personajes en seres auténticos y cercanos hasta lo conmovedor en función de sus acciones y reacciones, de sus diálogos, de lo que sienten, de su lucha denodada. Y el desasosiego está servido desde el primer párrafo. Y cada elemento puede ser interpretado como una metáfora.

La carretera. Sacaré fuerzas de flaqueza para llegar al final junto a los supervivientes. Por mucho que duela; por mucho que no quiera.

Un niño que sólo ha conocido las tinieblas.

Un padre protector que se debate en la duda.

Y sólo una bala en el cargador.

Ellos “son Leyenda”, dijo Libertino en su blog.

Anuncios

7 pensamientos en “No quiero abandonarlos

  1. Vaya por Dios, ha vuelto a erizárseme el pelaco de los brazos igualito que cuando estaba yo “metido en el asunto”
    Como dirían mis colegas: “es muy heavy”
    Gracias por la reseña!!!

    Por cierto, está en prepro la peli de marras. Yo me imaginaba a un Tom Hanks, pero rumores apuntan a Vigo.
    Feliz Navidad otra vez one more time!!!

    Ah! Llevo poco menos de la mitad de no country… y me parto (soy así de repugnante) con Chigurh.
    Debería protagonizar Terminator 4

  2. Ay, amigo Libertino, es que McCarthy consigue que el padre y el hijo sean tan cercanos y auténticos que uno sienta la desesperación y las penurias de ambos casi como si fueran propias. Es muy perturbador. Pocos libros consiguen algo así. Yo lo disfruto y lo sufro!

    En cuanto a la peli, la verdad es que puede salir algo muy grande si logra ser fiel a la novela. El director, John Hillcoat, del que he visto la excelente “The Proposition” ( https://videodrome.wordpress.com/2007/10/08/the-proposition/ ), creo que puede hacer un buen trabajo. En el reparto, además de Viggo, podría estar Guy Pearce (según imdb). La cosa promete mucho por lo que se ve.

    Chigurgh es un personaje memorable, ya lo creo. Un supervillano imbatible en toda regla. Es un novelón y McCarthy es un titán (lánzate de cabeza a por “Meridiano de sangre” y verás, verás).

    Feliz navidad, Bon nadal, Merry Christmas!!!

    ¡Muchos abrazos y besos para todos!

  3. Saludos Max y compañía, soy un lector habitual del blog y alguna vez he dejado algún comentario. El caso es que me has picado con este último post, y es que los que amamos los libros no podemos resistirnos a esa sensación de no querer terminar uno, y por ahí me has dado en el punto débil.
    Veo en la biblioteca del barrio (Embajadores, de Madrid) que ahora mismo están disponibles “Hijo de Dios” y “No es país para viejos”. De la primera me gustaría saber algo si alguien la ha leído o ha escuchado alguna opinión, y sobre la segunda no esperaba que estuviera disponible por el tema de la película, aunque la Ley de Murphy dice que cuando vaya mañana a cogerla no estará.
    Dado el ninguneo de España respecto al estreno de la peli de los Coen habrá que buscarla en el mercado cibernético, a ver si aparece alguna copia visible, aunque creo que leeré antes la novela, o no? qué me recomiendan?
    Felices fiestas.

  4. Saludos, Tankian.

    “No es país para viejos” es un novelón espectacular. No sé si es mejor leer la novela antes o después de la película (que ha obtenido críticas superfavorables), la verdad.

    En la mula ya circula la película como DVDScr. El problema es que dicen que lleva marcas en la imagen durante todo el metraje, pues se trata de un ripeo del DVD que se reparte entre la crítica.

  5. Pingback: “La carretera”, de Cormac McCarthy « « Videodrome · BLOG de cine & tv »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s