“No es país para viejos”, de Cormac McCarthy

 

SINOPSIS

En las tórridas arenas de la frontera tejano-mexicana, el veterano de Vietnam Llewelyn Moss se topa con una escena macabra: cadáveres acribillados, paquetes de heroína esparcidos y dos millones de dólares. Acosado por un implacable asesino a sueldo, su pesadilla transcurrirá en un territorio opresivo y turbador, poblado por excelentes secundarios que arrastran sus remordimientos y sus secretos bajo el implacable sol fronterizo.
 

Como os comentaba en un post anterior, No es país para viejos, de Cormac McCarthy, es una novela electrizante y descarnada que se desarrolla en territorio fronterizo y se compone de personajes de diversa calaña dentro de su entorno crepuscular: el oportunista que se topa de bruces con algo que no podrá rechazar y que abre el fuego de la persecución, su sufrida y joven mujer, el (super)villano imparable, el antídoto con galones que trata de acabar con el devenir del monstruo, el sheriff nostálgico…

Hay en este libro una sensación de violencia primitiva, desesperanza y fatalidad total: Anton Chigurh, la máquina de matar, es un asesino a sueldo al que es imposible driblar y que parece la mismísima encarnación del Diablo. Nada es más trágico que no poder huir de un destino marcado que te pisa los talones.

Más allá de sus puntos en común con 1280 almas, de Jim Thompson, y Un plan sencillo, de Scott B. Smith, y del pulso y precisión de su autor, tanto en la narrativa directa como en el diálogo corto, para mí lo más destacado de esta vigorosa novela consiste en:

1) Las reflexiones del sheriff y 2) El encuentro y diálogo entre Chigurh y Carla Jean.

Es en tales fragmentos donde uno percibe lo conmovedor, lo emotivo, lo amargo. Por un lado, el sheriff no comprende el presente y reivindica un pasado donde todo parecía mejor; por otro, se expone la tensión trágica, dramática, de una situación extrema que se dirige a lo inevitable.

Y la adaptación al cine llevada a cabo por los Coen, ya estrenada en USA con críticas tremendamente positivas, promete lo indecible. ¿Habrán vuelto los hermanísimos por la puerta grande?

· Para saber más: En el territorio de 1280 almas y Un plan sencillo [+]

Anuncios

4 pensamientos en ““No es país para viejos”, de Cormac McCarthy

  1. Precisamente ahora me estoy leyendo “La carretera”. Voy por la mitad y me está pareciendo una obra maestra total, total. No tardaré mucho en dedicarle un post.

    Bon nadal, Mr. Libertine!!! 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s