Balance 2007: Favoritas, decepciones, bodrios…

Arriba, una imagen de Election 2 

Sí, aún falta casi un mes para que finalice el 2007, pero dado que poco o nada voy a ver en los días que restan del año (siguiendo, ay, la línea que llevo desde hace meses), me anticipo y cito mis 10 películas favoritas, teniendo en cuenta que hayan sido estrenadas comercialmente en España durante este ejercicio.

Pinchad en los títulos para acceder a las respectivas reseñas que he ido publicando en el blog.

Las elegidas, sin orden de preferencia, son:

· La fuente de la vida (Darren Aronofsky)

· Election 2 (Johnnie To)

· Apocalypto (Mel Gibson)

· The Host (Bong Joon-ho)

· Sympathy for Lady Vengeance (Chan-wook park) 

· Banderas de nuestros padres (Clint Eastwood)

· El Truco Final: El Prestigio (Christopher Nolan)

· Promesas del Este (David Cronenberg)

· Wolf Creek (Greg McLean)

· Keane (Lodge Kerrigan)

……

Matices:

Ratatouille ha acariciado la posibilidad de entrar en el Top Ten. La recomendabilísima película de Brad Bird tal vez se sitúa un escalón por debajo de las magníficas El gigante de hierro y Los Increíbles, pero es cine de animación inteligente, entretenido y de excelente factura, lo que no es poco. 

También Cartas desde Iwo Jima y Zodiac tenían papeletas para acceder al grupo de las elegidas. Así, la de Eastwood supone una mirada de estilo clásico y austero al bando japonés tras su brillante y arriesgada Banderas de nuestros padres. En cuanto al thriller de David Fincher, es su densa espiral de información, espesa y puede que excesiva, lo que atenúa, lástima, su contundente visión sobre el efecto social de un killer de múltiples caras. 

En el apartado de las grandes decepciones (películas de las que esperaba mucho, mucho), destacan, principalmente, Inland Empire, de David Lynch, y Death Proof, de Quentin Tarantino. Ambas están emparentadas por resultar, en mi opinión, ejercicios onanistas que abusan de las marcas de estilo de sus autores: la primera, lastrada por la acumulación de delirios en un batiburrillo cansino, y la segunda, por la banalidad de sus diálogos y la escasísima entidad de sus personajes (salvo, claro, ese carismático prota). Las muchas teorías e interpretaciones, respetables del todo, que estas obras (desquiciante una, insuficiente la otra) originan en críticos y espectadores son una prueba más de que el cine se presta a variadísimos prismas. 

Tampoco cumplieron mis expectativas Bosque de sombras, interesante pero con flaquezas y muy deudora de sus referentes, Tideland, una nueva incursión en los tópicos gilliamescos (pero a un nivel extremo), La Ciencia del sueño, con la que no conecté en ningún instante, Sunshine, tocada de muerte por la lisérgica y casi descacharrante parte final, 28 semanas después, de nuestro Juan Carlos Fresnadillo, que después de un arranque poderoso inicia su cuesta abajo sin poder superar al precedente de Boyle, y Redacted, de un Brian De Palma desconocido, cuyos resultados son tan mediocres y carentes de novedad que uno se pregunta cuáles fueron, en realidad, sus intenciones: ¿Cuestionar el medio audiovisual? ¿Reflexionar acerca de los múltiples canales de información? ¿Denunciar, otra vez, las atrocidades que ya conocemos desde un punto de vista que nada nuevo aporta?

De Last Days, la muy desconcertante y marciana aproximación del plomizo Van Sant al final de un cadáver errante, tan agasajada por los Cahiers patrios, mejor me remito a su reseña.

Si hablamos de ínfulas que caen en el ridículo (o lo rozan), entonces citaré María Antonieta, hastiante modernez del empalago, y 300 , el cargante y anabolizado artefacto que confunde la épica con la saturación digital sin ton ni son hasta el punto de ser pura caricatura. Unas películas de las que ya he conseguido, por suerte, casi olvidarme.

Y de nimiedades intrascendentes como Hostel 2, tan descerebrada (para mal) como era de esperar, Las colinas tienen ojos 2, rebosante de casquería barata y nada más, o  Spider-Man 3, que representa la caída en picado de Raimi, parece mejor no hablar.

Quedan por ver muchas, entre ellas: Adiós pequeña adiós, El sueño de Cassandra, El asesinato de Jesse James por el cobarde Robert Ford, Persépolis, REC, etc…

Anuncios

9 pensamientos en “Balance 2007: Favoritas, decepciones, bodrios…

  1. Escribo desde Argentina, así que algunas de las películas que mencionás (como “Promesas del este”, que espero con ganas) aún no han llegado.

    De lo que vi me quedo con “The Host”, una gran película de un gran director. Probablemente lo mejor del año. Las de Eastwood son muy buenas, y agregaría, aunque algunos escalones más abajo, a “Deja Vu” (es de 2006 pero llegó a Buenos Aires en 2007), que no es un gran film pero está bien.

    También me han gustado, y en esto no coincidimos, “Inland Epire” (tan desconcertante como fascinante), “Death Proof” (100 por ciento Tarantino, con todo lo bueno y malo que eso significa) y “María Antonieta”.

    La decepción, aunque en realidad no tenía demasiadas expectativas, fue “La vida de los otros”, película ingenua y convencional. Pero creo que también es del año pasado.

    Saludos

  2. Hey, Max, que te leemos con cuentagotas!

    Pues de momento apunto sólo dos

    Zodiac
    The Fountain

    Una tercera sería Paprika pero, ay, no se ha estrenado comercialmente en España. A ver si en un mes completo la lista con ocho pelis más. Quién sabe 😛

    Saludos, Max!

  3. Ay, Óscar, es que la cosita está mú mal. ¡Voy fatal de tiempo y está claro que el blog se resiente!

    ¡Y no he visto “Paprika” (aún), pero tomo buena nota!

    Un saludo también para ti. 🙂

    Andrés, no se te ocurra perderte “Promesas del Este” cuando llegue a Argentina. El amigo Cronenberg vale su peso en oro.

  4. En este año las mejores peliculas fueron:
    HOT FUZZ, con la mejor combinación de acción y comedia; THE HOST, prueba de que no solo en Estados Unidos se hacen peliculas con geniales efectos especiales; DURO DE MATAR 4.0; pelicula exageradamente ridicula y entretenida a la vez. Un gran placer culpable y SUPER BAD; la pelicula de adolescentes del nuevo siglo.

  5. Querido Agente, aunque no lo crea he retomado su blog en las horas muertas del trabajo y cuánto me alegra ver que The Fountain se ha colado en ese Top Ten del 2007.

    Una película maldita que creo que nunca llegará a tener el reconocimiento que se merece.

    En fin, un placer volver a leerle por estos lares!

  6. ¡¡¡Oh, dichosos los ojos, amiguete Jaimerengue!!! ¿Qué tal? 😉

    ¡Me alegro de que te hayas vuelto a caer por aquí, buen hombre! ¡Qué sorpresón!

    Pues sí, “The Fountain” parece ser una de esas películas incomprendidas (aunque suene prepotente decirlo). Yo la he visto varias veces y siempre me parece grande. Yo diría que es la cumbre de Aronofsky.

    ¡Un abrazote mega-snob, jeje! 🙂

    PD: ¿Alguien sabe algo de Mr. KesheR?

  7. Pues la verdad es que ando bastante desconectado de todo el ambiente foril a excepción de la señora Blanchett que vive a 20 minutos de mi morada (siempre he sabido relacionarme bien… :D), así que no, no se nada de Kesher.

    Por cierto, ayer vi Requiem por un sueño (por segunda vez) y no la recordaba tan tan cruda. Es interesante ver el cambio temático en el que se mete Aronofsky con la Fuente, porque venía de dos cintas de difícil digestión…

  8. ¡Suertudo!

    Si algo queda claro, es que Aronofsky tiene unos cojones bien grandes. A veces fantaseo con lo que hubiera podido hacer con la adaptación de “Batman: Año Uno”. Sonó como posible proyecto, pero al final no se llevó a la práctica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s