“Las colinas tienen ojos 2”

 

The Hills Have Eyes II (2007) / Director: Martin Weisz / Guión: Wes y Jonathan Craven / Intérpretes: Michael McMillian, Jessica Stroup, Daniella Alonso, Jacob Vargas, Lee Thompson Young, Ben Crowley. 

El buen resultado de la notable Las colinas tienen ojos (2006), de Alexandre Aja, que dejó un grato sabor de boca en el público entendido y la crítica especializada, ha supuesto la llegada de una pronta secuela que trata de seguir aprovechándose del filón, es decir, de recoger por inercia a los espectadores atraídos por una saga que está rehaciendo la idea original setentera de Craven. En otra de esas descaradas operaciones comerciales que tanto abundan en el cine (de terror) de rápido consumo y con el gancho de una película reciente que demostraba la destreza del director de Alta tensión (2003) en el manejo del componente visceral, la segunda parte se significa, principalmente, por basarse en un guión de lo más anodino y cargar las tintas en elaborar golpes de efecto impactantes e incrementar el nivel de gore sin que nada más haya detrás del tinglado.

Martin Weisz se ocupa de dirigir sin garra y Wes Craven e hijo (Jonathan), encargados del guión en esta ocasión, aplican la ley del mínimo esfuerzo (o de la ineficacia) y se dedican a acumular tópicos cansinos y formulismos rancios. Sitúan en un lugar desértico a diversos miembros de la Guardia Nacional para que se vean obligados, en solitario, a enfrentarse a esos mutantes que fueron víctimas de las pruebas nucleares del ejército norteamericano. Por supuesto, los personajes resultan planos hasta el sonrojo, los actores son de baratillo y los diálogos cumplen una mera función de relleno, de modo que es fácil adivinar que los reyes de la función no son otros que los villanos, perfilados como grotescos montruos que, lejos de infundir terror, más bien producen asco y, a veces, un poquito de cachondeo (ver al monstruo Goonie o al cegato). El despropósito, así, es tal que hasta se producen situaciones casi hilarantes: la aparición de cierto personaje tan lleno de mierda (!) como la propia cinta.

No es la atmósfera ni el desarrollo de los personajes lo que importa. Tampoco el pulso a la hora de administrar tensión y crear auténtica inquietud. De hecho, todo ello, que sí existía en la película de Aja, aquí se sitúa bajo mínimos. La realidad, entonces, es que todo se reduce a un previsible body count que, salvo en algún instante bien logrado de brutalidad, se calificaría como insulso. Cómo no, los sustos (falsos o fáciles) abundan y se recurre a la típica decisión de forzar la acción para que, indefectiblemente, se produzca el consabido choque entre militares jovenzuelos (que no son más que bultos andantes y parlantes) y sádicos mutantes (que se emplean como fantoches con exceso de maquillaje). Y así, durante una hora y media que parece duplicarse…

Muy prescindible.

Valoración (0 a 5): 0,5

· Para saber más: Horas de oscuridad [+]

Anuncios

12 pensamientos en ““Las colinas tienen ojos 2”

  1. El medio punto se debe, más que nada, a alguna muerte que no está mal ejecutada. Hay algún instante de brutalidad que me parece aprovechable.

    Pero sí… en un balance general diríamos que la película es un bodrio con todas las de la ley. Lástima. Y amenazan con más…

  2. Por cierto, Fausto Fernández le da tres estrellas (!!!!!) a la película en el cuadro de puntuaciones de Fotogramas. Manda huevos.

    Oye, Red… ¿Pero te está gustando “The Wire” o qué? ¿A que mola? 8)

  3. Bueno, es una serie mucho más compacta, por así decirlo, que muchas que tienen más éxito. Los personajes se hacen cercanos, las situaciones muy creíbles y tiene un crescendo lento pero pronunciado. En tres o cuatro días me la ventilo. A ver si continuo con la 2, o me paso a otra, no sé.

  4. Cuando me enteré de que la escribían Craven & son pasé de verla. Es peli directa a dvd, la verdad. De todas formas, un poco de curiosidad sí que me entró por ver lo que había podido hacer Martin Weisz -director de la interesante Grimm Love- con el material que dejó Aja.
    Fíjate, el título español le viene al pelo. “El retorno de los malditos”. Faltaba poner de subtítulo: Los Craven contraatacan. 😛

    Saludos!

  5. Me temo que no podré opinar sobre esta secuela. No creo que la vea. Tampoco es que me acabara de convencer ni la original de Craven ni el remake de Aja, pero por lo menos el francés demostraba maneras aguantando largas secuencias sin diálogos, y creando atmosfera.

    Saludos !

  6. Por muy mal que lo haga Craven en el guión es imposible que el mínimo esfuerzo de ésta sea peor que la secuela de la original, que es una de las cosas más horrendas que recuerdo haber visto…

  7. Exacto Freddy, la secuela original de Craven es una de las cosas más horripilantes que he visto en mi vida. Al lado de ella, la de Weisz es una maravilla…y no exagero.

    Saludos

  8. Básicamente es una película bastante mala. Cierto. Pero a mi me resultó entretenida en su justa medida y con algunos buenos efectos de maquillaje. Las escenas del final, así como aquella en la que le cortan el brazo de uno de los soldados y luego, según cae por un precipicio, le hacen la señal de despedida con dicho brazo, son momentos a tener en cuenta, aunque no hacen que el conjunto sea más que normalito tirando a mediocre. Y más aun si hacemos comparaciones con el genial remake que dirigió Aja.

  9. Pingback: Balance 2007: Favoritas, decepciones, bodrios… « « Videodrome · BLOG de cine & tv »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s