“La fuente de la vida”

 

The Fountain (2006) / Director: Darren Aronofsky / Guión: Darren Aronofsky y Ari Handel / Intérpretes: Hugh Jackman, Rachel Weisz, Ellen Burstyn, Mark Margolis, Stephen McHattie, Fernando Hernández, Cliff Curtis, Sean Patrick Thomas.

En Pi. Fe en el caos (1998), Réquiem por un sueño (2000) y La fuente de la vida, los protagonistas se sienten atados a enfrentarse a una obsesión: un misterio matemático, una adicción insuperable y un intento denodado por luchar contra la muerte. En las tres, una sensación de desasosiego cruza unas imágenes que, con todo, seducen y hasta aportan instantes hipnóticos.

Tras quedar muy sorprendido, casi asombrado, por una película, la que nos ocupa, de características tan atípicas, me pregunto si acaso su director no se ha acercado demasiado al precipicio del suicidio artístico, si no ha lanzado varias paladas de tierra sobre su misma tumba, ya excavada por buena parte del público y la crítica. No diría yo que la carrera de Darren Aronofsky haya terminado en función de este vuelo sin motor condenado a la controversia, en absoluto, pero lo cierto es que asumir un riesgo de la envergadura de su última creación es propio de un valiente o de un temerario. No sabemos qué sucederá a partir de ahora ni las posibles dificultades que tendrá para afrontar nuevos proyectos. De lo que sí tenemos certeza es que estamos, así pues, ante una obra libre y personalísima que bordea peligrosamente el abismo de la incomprensión generalizada y que demanda de la fuerte implicación del espectador para ser saboreada con paciencia, sin prejuicios y abriéndonos a la experimentación.

Aunque Aronofsky nos introduzca en tres líneas narrativas aparentemente distintas, donde Hugh Jackman interpreta a un conquistador español en un pasado de ficción, a un científico en el presente y a un “viajero espacial” que se desplaza en una especie de esfera de un futuro que podría no ser tal, en realidad tales vertientes de carácter alegórico están interconectadas, se alimentan unas a otras, evolucionan a la par y confluyen en un único punto: una historia de amor y muerte expandida, que navega sin límites en el tiempo y el espacio. Combinando religiones, culturas y tiempos en un conglomerado extraño y enigmático que toma forma con el devenir de los minutos, La fuente de la vida trata, en definitiva, de la aceptación de la muerte del ser querido y del inmenso dolor que ésta causa. A partir de los esfuerzos de Tom (Hugh Jackman), el científico, por encontrar una cura a la enfermedad terminal de su amada, Izzi (Rachel Weisz), ya en la antesala de la muerte, y de su paralelismo con el mito de los efectos milagrosos del Árbol de la Vida (la fuente de la vida eterna), el director y guionista construye un emotivo acto de amor desde una perspectiva fascinante, a contracorriente y que huye del lugar común, es decir, de erigirse en una aproximación convencional.

Es Tom el eje principal sobre el que pivota el desarrollo de la película dado que los elementos fantásticos (en la épica histórica y el espacio exterior) funcionan como proyecciones del proceso de asimilación y concienciación de alguien que, en primera instancia, se resiste ante esa muerte que se acerca de manera inexorable. Su viaje, su camino, hacia la concepción de que la vida consiste en un ciclo con un principio y un fin no resulta nada fácil. E Izzi, sabedora de las dificultades de su marido y ya sin miedo, provoca que él inicie su aprendizaje.  

——

——

El reto que se nos plantea no debería ser juzgado sin tener en cuenta la simbología de los relatos ambientados en un pasado de ecos irreales (plasmación de la primera parte de la fábula incompleta escrita por Izzi) y en un fragmento indeterminado (el viaje espiritual dirigido a la nebulosa Xibalba -el lugar donde las almas de los muertos renacerán- y que finaliza el manuscrito) como apoyos al suceso principal que vertebra la narración, el del presente. No son más que ramificaciones fantásticas, como decía, que ilustran y enriquecen la desesperada búsqueda de la alteración de ese destino inevitable que pertenece a nuestra naturaleza. En el fondo, el discurso es claro y directo, pero es expuesto pidiendo la (re)interpretación particular del espectador, incluso su participación, con el objetivo de otorgar sentido y significado a una película ambiciosa, interactiva, de trabajadísima estructura formal y atrevidas soluciones estéticas (esa dimensión cósmica tan sui generis…), emborrachada de sugestión y que alude a los grandes temas de la humanidad con el peligro asumido de resultar, tal vez, pretenciosa en algún grado.

La entidad “marciana” de esta propuesta no oculta las magníficas interpretaciones de Jackman y Weisz, perfectos, convincentes y llenos de matices. Además, al son de las composiciones de Clint Mansell, cuya extraordinaria música nos acompaña sin descanso dotando del cariz apropiado a la película, el que entre en el juego vivirá una hora y media fundamentalmente sensorial.

Una experiencia compleja, desafiante, incómoda, excesiva, intimista… Amada u odiada sin casi términos medios, en cualquier caso estamos ante un más que probable fenómeno de culto que, para bien o para mal, ha de ser visto… y revisto para captar su riqueza, su potencial.

· Última actualización: Vista de nuevo (anoche mismo), se confirma que la película requiere volver a ella con el fin de apreciar en mejor medida su densidad y digerirla como se merece. Como bien dice Nostalghia en su excelente crítica (el enlace, más abajo), posiblemente su background cultural y su ambición jueguen en su contra a la hora de ser asimilada. No sé si el kamikaze de Aronofsky se habrá excedido en la acumulación de elementos, en sus pretensiones, pero es cierto que en un primer momento es difícil ser consciente de su alcance. Que a nadie le quepa la menor duda de que el autor nos surte de los instrumentos adecuados para interpretarla sin que nos perdamos. Queda claro que todo encaja, que ha sido diseñada de forma muy calculada y meticulosa para evocar su mensaje. Lo que sucede es que ha hecho uso de una vía audaz, ajena al cine de fácil y rápido consumo. Y todo, en una hora y media que, bien mirada, es suficiente, pues, creo yo, poco o nada falta o sobra y ningún detalle parece haber sido dejado al azar (ese pájaro amarillo en el apartamento, por ejemplo, como símbolo de muerte, de decadencia…).  

¿Es una obra maestra? Ahora me atrevería a decir que sí, que lo es. ¿Es cine adelantado a su tiempo? También.  

Valoración (0 a 5): 5

——

——

· Para saber más: Nostalghia, Revista Cinefagia, Tras la ribera oscura, Antarctica starts here, Un mundo desde el Abismo [+]

Anuncios

49 pensamientos en ““La fuente de la vida”

  1. Una película magistral, además de reflexión madura, profunda y compleja de la aceptación de la inevitabilidad de la muerte. Como mencionas, algunos se han perdido en la apariencia fantástica del relato, en realidad un apoyo metafórico de una historia que, en manos de otro director, habría sido un melodrama lacrimógeno más.

  2. Sr. Toldo, conociéndote un poquillo, me da la impresión de que la disfrutarás mucho.

    Tonio, yo alucino con las desmesuradísimas críticas “destroyer” que la película recibió por parte de muchos críticos españoles en su pase por los festivales. Me parece que es algo que tiene mucho que ver con la cerrazón de mente de aquellos que ni siquiera se esfuerzan por comprender la propuesta de Aronofsky, quien, en definitiva, nos cuenta una historia de amor y muerte. Lo que pasa es que el director hace uso de un camino muy particular que supone todo un desafío y que pide que entres en el juego que te propone.

    En un primer visionado he notado muchos círculos en la película. Tengo que verla otra vez.

  3. Yo creo que es más una película para sentir en soledad, de manera muy íntima, que para compartir en un cine. Verla en unas multisalas palomiteras puede ser infernal. Y muy bien va a tener que estar el doblaje para emular la voz de Jackman.

    ¿Pagar? ¿A qué te refieres, Noel? ¿La has visto ya?

  4. Es una película que trabaja por dentro, que sigue trabajando desde que la dejas y que aflora continuamente en la memoria. Desde que la vi en Sitges (medio dormido, ojeroso y a trompicones) no he podido quitármela de la cabeza, gracias a la memorable partitura de Clint Mansell que escucho cuando puedo. Si la magia del cine no es “contar” una historia, sino la “manera” en que la cuentas, entonces, “The Fountain” es una obra maestra.

    Saludos

  5. Sí. Y prueba de ello es que a ratos voy ampliando un poco más esta reseña en función de las cosas que se me van ocurriendo.

    Veremos qué tal le van las cosas cuando se estrene por aquí, pero sospecho que se va a llevar un buen número de palos. Quizás no estemos aún preparados para una película así. Quizás sea una película adelantada a su tiempo…

  6. Vaya, pues también es casualidad! Precisamente esta mañana he colgado yo un texto sobre The fountain en mi blog.
    Además de compartir tu comentario, sólo añadiré que para mí es una obra maestra en todos los sentidos que, si bien paga un poco cara en algunos momentos la ambición narrativa y el background cultural acumulado, se le puede más que perdonar gracias a la mano de Aronofsky para llevar a buen puerto todo el material. Es cine para ver y reflexionar con posterioridad; para emocionarse, porque al fin y al cabo habla de una historia que le puede pasar a cualquiera, y para dejar espacio a que las sensaciones que provoca la película lleven un paso más allá al espectador.
    Es una película bastante completa y yo también me extrañé mucho leyendo algunos comentarios negativos sobre el film, cuando me parece de los más valientes y narrativamente arriesgados que Hollywood haya parido en los últimos tiempos. Además, que muestra a un Aronofsky sin necesidad de remontar el vuelo al final del film a base de meter escenas “de impacto”, como sucedía en el durísimo clímax de Réquiem… (y eso que la peli es excelente). No me enrollo más, un 10 como la copa de un pino.

    Saludos!

  7. Por aquello del “interés general” 😛 repetiré aquí lo que he puesto en los comentarios de tu blog, Nostalghia, y así lo aprovecho:

    Creo que necesitaré de más visionados para paladearla en toda su extensión. Tengo que profundizar más en ella. Puede que entonces me parezca verdaderamente grande.

    Como dices, el background que presenta es tan rico y su ambición tan grande que tal vez sea una película incomprendida, en cierto modo “inaccesible”. Yo creo que demanda de la implicación del espectador. Es un producto que reclama la participación. Si no, entiendo que mucha gente pueda quedarse fuera de la propuesta.

    El mérito de Aronofsky me parece muy importante y su riesgo es digno de aplaudir, pero creo que su película va a ser castigadísima por muchos críticos y en las taquillas. De todos modos, está claro que ha dado un paso más en su carrera con una “rara avis” ajena a las modas, a contracorriente, mucho más sugerente que la inmensa mayoría del cine (acomodado) que nos llega y que posiblemente se encuentre adelantada a su tiempo (como “2001″…).

    Respecto a lo de los comentarios negativos de críticos (los generalistas, ya se sabe) y espectadores, a mí no me extraña. Tal y como es, está destinada a la controversia.

  8. El comentario de Boyero era especialmente antológico. Llegaba a calificar de subnormal a Aronofsky… pero otros que he leído por ahí no se quedan cortos. Particularmente, me hace gracia el de uno que le echa en cara el poco rigor histórico de la peli en su episodio centroamericano. Como si la película buscara recrear con total fidelidad lo sucedido (eso si partimos de que el árbol existe, etc.). No sé, es curioso cómo gran parte del sector crítico demanda voluntad de riesgo, y luego abomina cuando surge un producto que cumple tales características.
    Por cierto, gracias por linkearme en tu post. Mi raquítica cuota de visitas aumentará notablemente 😉

    Saludos!

  9. Max, una serie que te va a ENCANTAR, tiene todos los números para que la adores. Life On Mars, diseñada para durar dos temporadas (ya finalizada hace escasos meses) de 8 capítulos cada una. De la BBC.

  10. Aunque de tiempo voy justo, tomo nota, Harry.

    Ay, Libertino, no te la puedes perder. Vaya peliculón de Don Darren, al que admiro por sus pelis y por su señora. Estaremos pendientes de “Zodiac”, que promete ser el no va más.

  11. Vista de nuevo (anoche mismo), se confirma que la película requiere volver a ella con el fin de apreciar en mejor medida su densidad. Como dice Nostalghia en la excelente crítica de su blog, posiblemente su background cultural y su ambición jueguen en su contra a la hora de ser asimilada. No sé si Aronofsky se habrá excedido en la acumulación de elementos, en sus pretensiones, pero es cierto que en un primer momento es difícil ser consciente de su alcance. Que a nadie le quepa la menor duda de que el autor nos surte de los instrumentos adecuados para interpretarla sin que nos perdamos. Queda claro que todo encaja, que ha sido diseñada de forma muy calculada y meticulosa para evocar su mensaje. Lo que sucede es que ha hecho uso de una vía audaz, ajena al cine de fácil y rápido consumo. Y todo, en una hora y media que, bien mirada, es suficiente, pues, creo yo, poco o nada sobra o falta y ningún detalle parece haber sido dejado al azar (ese pájaro amarillo en el apartamento, por ejemplo, como símbolo de la muerte, de la decadencia…).

    ¿Es una obra maestra? Ahora me atrevería a decir que sí, que lo es. ¿Es cine adelantado a su tiempo? También.

  12. Que ganitas de que se estrene YA. Solo quedan unos dias. Y, eso si, esta pelicula es de esas de las que si que no te puedes fiar de ninguna opinion antes de verla, pues, segun parece, esta suscitando reacciones de todo tipo. Veo que tu eres de los que la aplauden a rabiar, y yo estoy casi seguro de que me unire a ese club, aunque aun no cantare victoria.

  13. Nop, no la vi medio dormido, ese día estaba en plenas facultades. la cosa es que sencillamente no me gustó. Lo que es el arco argumental en la actualidad sí, el del pasado asi asi y la cosa del futuro me aberró de malísima manera. Eso sí, nada más verla me pareció de suspenso y con el tiempo estoy conforme en que va creciendo en la cabeza… pero se quedó en un aprobadillo, de ahí no pasa…

  14. Vaya, no se estrena en La Coruña; qué putada… ¿Alguien sabe si se ha distribuído con pocas copias como Inland Empire?

    Es una verdadera pena; la crítica positiva de Max y, sobre todo, las nefastas de boyero y marchante me habían dado esperanzas de que se tratase de una gran película.

  15. Vaya, pues por lo visto esta película es otra de las masacradas por la distribución. Tal y como están las cosas, desgraciadamente no me sorprende…

    No sé, te diría que tienes el DVDrip de la película rulando por la mula por si no puedes acceder a ella en los cines y te apetece echar mano de esa opción. Que cada uno haga lo que quiera o pueda, lo digo por si acaso…

    No sé qué tal habrá sido el doblaje de esta película. Es una pena perderse las voces de Jackman y Weisz.

  16. Joé, gracias, Max. Creí que todo eran “screeners”… Bien, el caso es que ya la he visto, y me apetece hablar un poco sobre ella.

    En primer lugar, la película está muy por encima de la calidad e interés de la cartelera actual. Es creativa, refrescante e inteligente, y verdaderamente merece la pena verse (qué pena no haberla visto en el cine, a pesar del doblaje). Pero lo más importante es que el director intenta hacer algo, es inconformista, y eso ya es mucho dada la mediocridad generalizada de hoy día.
    Ahora bien: como obra en el tiempo, comparada con las grandes, no sale tan bien parada. Las virtudes, que comparto totalmente en su mayoría , ya se han expresado aquí de manera inmejorable, así que me centraré en lo que no me ha gustado.
    El principal problema, y no es manco, es la imagen. Su calidad artística, que no técnica, queda muy mermada por el empleo desmedido de la infografía (un verdadero cáncer en el cine actual), lo que las convierte en blandas, falsas, sin garra (tipo videoclip, con ese preciosismo superficial y vago). Además, Aronofski demuestra, despojado del montaje acelerado y los tics de sus -inferiores- films anteriores, que no es un grande del cine. El montaje es muy mejorable y los recursos expresivos (como el travelling) están mal empleados. A la película le falta peso, le falta densidad interior, verdadero rango artístico. No colma sus pretensiones (las cuales aplaudo), se queda a medias. Esto se percibe claramente en los minutos finales, donde Aronofsky intenta suplir su falta de talento para la imagen con un derroche de ordenador y lucecitas.
    ¿Obra Maestra? En mi opinión, ni de lejos. ¿Adelantada a su tiempo? Ahí está 2001, de similares pretensiones, hecha en 1968 e infinitamente superior. ¿Película refrescante, lúcida y de (re)visionado agradable? Sin duda.

  17. Bueno, Tomine, no lo comparto. Para mí, precisamente la forma es uno de sus grandes atractivos y lo que potencia su fondo. En mi opinión, no es que la forma la perjudique, sino que la enriquece aún más. Las imágenes no creo que carezcan de fuerza. Yo creo que su estética está trabajada y es idónea y los efectos me parecen perfectamente integrados. Con lo del travelling te refieres al seguimiento del caminar del personaje de Jackman, ¿verdad? Pues bien, a mí me parece bien usado como prueba de la obsesión de un tipo sólo centrado en salvarla, distante de lo que le rodea, ajeno a todo. Seguimos a un tipo cabizbajo que pierde contacto con la realidad.

    El final, con ese derroche visual, me parece justificado. No creo que se trate de suplir su falta de talento. Creo que la historia, dadas sus premisas, podía acabar así. Yo lo veo como el final grandioso de un viaje de asimilación de la muerte por parte de Tom (dentro del contexto de esa línea narrativa cósmica). Ten en cuenta que es una fantasía. No diré que no sea, en cierto modo, excesivo, pero… no sé, las licencias también hay que admitirlas de vez en cuando. No sé si se podría haber hecho de otro modo, pero entiendo la motivación del momento… y me convence. La verdad es que me lo trago.

  18. Pues no, precisamente ese travelling que mencionas no me ha molestado; me refiero a los continuos travellings de acercamiento-alejamiento (a objetos, caras, etc.) a modo de zoom pero en travelling, que parecen estar hechos con el piloto automático y no tienen garra expresiva. Me acuerdo también de uno lateral por la mezquita, es como un sucedáneo de travelling, tan fluido y relamido que no lo sientes. De todos modos, el mal empleo de este recurso es muchísimo más acusado en otras películas contemporáneas hechas con ordenador; no pretendo convertirlo en el principal defecto, ni mucho menos.

  19. Alguien se ha leído el comic guionizado por el propio Aronofsky? Por lo visto no es una transcripción del film, sinó un complemento, vamos, tal y como debería haber sido la peli antes de cancelarla y volverla a reformular completamente.

  20. Puede que haya sido la película que más me ha conmovido y hecho pensar últimamente. REconozco que necesito verla más veces para poder asumir que se trata de uno de los experimentos cinematográficos más arriesgados y complejos (no necesariamente abstruso) del cine actual. No os quepa duda de que esta plícula dará mucho que hablar (para bien o para mal, especialmete esto último, por lo que comenatías por ahí) y se convertirá en lo que se suele deonimar un film de culto.
    Por poner alguna pega (aunque comparto básicamente los argumentos de Max para defenderla de las críticas a los defectos de forma) me parece sobrecargado y tedioso el abuso del recurso de primeros y primerísimos planos (no sé si son los zooms o travellings que menionaba Tomine). Puedo entender que un plano-secuencia o una sucesión de planos americanos para rodar una conversación desentona con el estilo de la película (y el director), pero, como en todo, el abuso puede traicionar la loable finalidad inicial.
    De todas formas, estamos ante un serio aspirante a convertirse en obra maestra.

  21. Es una basura de pelicula lo peor que e visto en mi vida no pude terminarla del asco que daba es subrealista, aburrida, phsicotica solo un demente bajo los efectos de algun alucinogeno podria haber escrito este guion sinceramente preferiria verme todas las peliculas de Marilin Monrou antes de tener que volver a ver tan solo un minuto de esta mierda llamada pelicula. Cualquier persona que vea esto y digo esto por que no se puede llamar pelicula le guste yo le recomendaria que fuese inmediatamente a un Psiquiatra. Ahora eso si es cierto que te hace pensar… te hace pensar la de locos perturbados que hay sueltos por el mundo a los que llaman artistas

  22. Hace unos pocos días me encontraba navegando por ahí, sin especial atención al rumbo, cuando por puro azar me encontré con el trailer de La fuente. Después llegaron las críticas venecianas. La curiosidad hizo que no pudiera esperar al estreno y puse a a descargar a La Mula . Del primer minuto al último: fascinante y delicada. Digna de tan sólo los más grandes. Escribí mi propio comentario en mi blog de cine y cuán fue mi sorpresa cuando me encontré a mí mismo en tu post sólo unas horas después. Lo que expresas lleva consigo la emoción que sentí tras el visionado, la intuición de sus mil lecturas, el sabor de su fino acabado. Sólo me queda admirar tu visión de los hechos y ensalzar tu opinión sobre The Fountain. Para mí, la mejor película del año. Hace ya tiempo que no se contruía una pieza que nutriera los sueños con tal intensidad.
    Habrá que seguir con atención tus pasos.

    http://blogs.laverdad.es/cine

    La película está hecha de la sustancia que nutre los sueños, de eso no cabe la menor duda.

  23. Tremenda película. Pocas me han emocionado tanto en este año. Ya se ha dicho casi todo sobre ella, sólo incidir en que Hugh Jackman y Rachel Weisz hacen las mejores interpretaciones del año, quizá gracias a la dirección de actores de Aronofsky (Jackman estaba bastante soso en “Scoop” y muy bien en “El truco final”; en “The fountain”, extraordinario). Del personaje de la Weisz es difícil no enamorarse; yo lo he hecho.
    Un saludo.

  24. Gracias, Puckkky. También yo he leído tu comentario y me ha parecido excelente. Enhorabuena.
    Es difícil reflejar por escrito lo mucho que transmite esta película. A mí me sigue rondando por la cabeza sin poder evitarlo. Me bajé la magnífica banda sonora y, escuchándola, me vienen las imágenes. Es muy complicado que una película me cale tanto como para que decida volverla a ver una y otra vez… y que en cada ocasión me aporte sensaciones interesantes.
    El otro día revisioné “Réquiem por un sueño” y… para mí, “La fuente de la vida” es, sin duda, un paso adelante, una película más valiosa. La madurez de Aronofsky.

    JoeGillis, lo que hacen aquí Jackman y Weisz se merece un monumento. Están fantásticos. Coincido contigo. Creo que es una película tan medida, tan estructurada y precisa, que las interpretaciones parecen dirigidas al detalle. No me extrañaría que Aronofsky fuese culpable en buena parte de lo grandes que están los actores.

    Por otro lado, leo críticas de críticos profesionales y me encuentro con que la mayoría ponen en bastante mal lugar a la película, aludiendo a la pretenciosidad de su discurso, a la banalidad de su fondo, al empacho de su forma, al manierismo excesivo, al desbarajuste narrativo, al ridículo de algunas decisiones estéticas, etc… Y yo me pregunto si es que la crítica no estará lista para enfrentarse a una propuesta tan arriesgada que desconcierta, a una propuesta tan personal y especial que se desarrolla con una increíble fe en sí misma. Es un cine libre de complejos.

  25. excelente.
    la vi hace un par de dias y no dejo de pensar en si realmente tiene la calidad que creo haberle encontrado, a la altura de los grandes (kubrick, lynch).
    a mi parecer la historia de amor y muerte es reinterpretada a partir del trabajo de estructuras superpuestas…las 3 historias pueden ser leidas de distintas maneras, en distintos ordenes o formas siempre el sentido existencial presente.
    me parece fascinante, una pelicula que me permite confirmar las nuevas maneras de narrar a las que se refiere la critica.
    mi apreciacion presonal_?…senti como si fuera un trailer de hora y media.

    y bueno, buscando la musica estoy.

    muchisimas gracias al videodromo.

  26. Admirado Max a mi esta película me pareció una comedia maravillosa. Justo lo contrario que su crítica, vaya.

    ¿Sabe qué pasa? Como siempre, mi respuesta es literaria. A mi Herman Hesse y demás iluminados cósmicos me parecen una soberana bromita para lectores, buena gente si quiere, poco audaces. Por eso The Fountain me provocó múltiples carcajadas.

    Las películas que quieren tratar grandes temas: Amor, Muerte, juegan en una división suicida: o eres un genio o un pretencioso, sin más. Quizá si Aronfosky hubiese leído a Mann el resultado sería distinto, pero mucho me temo que su extravagante forma de tomarse tan en serio, de desproporcionarse seguiría ahí.

    Yo no le puedo rebatir nada (es un crítico magnífico, creo que eso ya lo sabemos todos) pero le puedo decir que a mi a nivel intelectual me parece rídiculo el simbolismo que ya se ha superado en la literatura moderna, en un sentido histórico, y creo que en la mayoría del cine moderno ,también (lo del pájaro amarillo no parece sino una parodia vulgar y zafia de cualquier metáfora que en manos de hasta la muy discutible Rodoreda tendría un uso más estimable).

    No veo muchas diferencias entre Coelho y Aronfosky. Al fin y al cabo ambos hablan con fábulas tirando de un odioso realismo mágico caduco para irritar/convencer al creyente.

  27. Gracias por lo de “crítico magnífico”, pero evidentemente no lo soy. ¡Ya me gustaría!

    Hombre, es cierto que tratar grandes temas es muy delicado, que te puede condenar al batacazo, pero a mí me parece que Aronofsky sale triunfante del arriesgadísimo reto que se marca. Y lo hace sin miedo, sin temor al ridículo, con una fe increíble en lo que quiere contar y cómo quiere contarlo. Cree tanto en su película que se nota lo personal que resulta. Lo que a unos puede producir carcajadas, a otros puede sugerir todo lo contrario. A mí esta película me hipnotiza y no me la tomo a broma. Me llega, me transmite, me emociona, y pico el anzuelo hasta el fondo para dejarme llevar por su maravillosa (y bienvenida) audacia. En su contexto y con la determinación que me son servidos, todos sus elementos me convencen… sin resultarme chirriantes.

    ¿Cómo me puedo resistir a dos actores fantásticos, una banda sonora excepcional, una estructura narrativa donde nada está dejado al azar, una forma tan minuciosa, una historia tan sencilla como universal…?

    Alvy, no voy a entrar a discutir sobre símiles literarios porque carezco de conocimientos. Lo que sí sé es que esta película me fascina.

  28. Más vale tarde…

    Me ha encantado. Ya no queda nada por decir, así que simplemente diré que tampoco entiendo las duras críticas (que no son pocas) que tiene la película por internet… a mí simplemente me ha cautivado, me atrapa. Altamente revisionable, dos o incluso más veces.

  29. Pingback: Amor, muerte y CINE « Imágenes Perversas

  30. Sinceramente, no puedo decir otra cosa que FIASCO. Voy a empezar por lo bueno, que sí tiene, porque la verdad, lo demás es para salir histérico del cine de lo desafinada de ésta…pelicula?, ensayo?, oda?, videoclip?….no lo sé a ciencia cierta. OK, lo bueno: la banda sonora, que estimula bien pero que llega a estropearse y a hacerse repetitiva hasta el hostigamiento porque suena casi la misma tonada como 1 hora seguida estrellada entre los fragmentos inconexos de la “”””trama”””. La fotografía , puesta en escena e iluminación es inapelable, ese es el fuerte de ésta película, el manejo del color, el claroscuro y las texturas, combinadas con finos efectos visuales……pero denuevo se estropean y se estrellan con la ensalada rusa de la supuesta “””trama”””. Es una sensación encontrada que deja al final porque las actuaciones tambien fueron muy entregadas, llenas de sentimiento, de primer nivel, …..pero denuevo todo se estropea por todo lo inconexo del film que nunca llega a cuajar ni a darse a entender en una estructura….me encantan los films sicológicos, de esos que te hacen quemar neuronas, pero en serio éste loquerío INCONEXO no tiene razon de ser: un “conquistador” español del siglo 16 con la reina española (FLASH) científico experimentando en la actualidad y esposa con cáncer….pregunta: bajo qué concepto se logra que vivan 2 vidas juntos? (sueño, realidad, magia,???)…ni idea, el guionista no “pierde el tiempo” en explicar…….NADA. Los flash backs pésimamente situados, los flash backs son deliciosos SI SE SABEN USAR y colocar en los momentos precisos…aquí el “director” nos lanza un masacote sin hilación alguna entre pasado presnte futuro, imaginacion, sueño, inconciente…el espectador NUNCA sabe donde está situado..la “burbuja con el arbol” y el protagonista calvo nunca se sabe QUÉ DIANTRES ES…(no me vengan con que debemos asumirlo o descifrarlo porque sería un azar). Es despues de muerto?, en vida?, un sueño?, su subconciente?…luego, nunca se logra nada…la chica muere, el no descubre ninguna ayuda (solo el letargo de la vejez, mas no la reducción tumoral), se queda solo,viudo, (al pie de la tumba de su esposa en la nieve)…la odisea española tampoco tiene un final..que queda inconcluso…en resúmen….TODO POR NADA….película absurda…una lástima de guión (si se puede decir que tuvo).

  31. Max: Me impresionan tanto las coincidencias que tenemos respecto a la valoración de ciertos filmes como las oposiciones, parecería que la crítica que haces de INLAND EMPIRE se aplicaría a lo que yo digo de The Fountain y viceversa, si tienes tiempo échale un vistazo al articulo sobre Aronofsky y Guy Maddin en el-lar.blogspot.com
    ¡Que se abrá el debate!

  32. Perdon por el exabrupto; pero si se critica esta peli en forma negativa, no se que le queda al resto.
    Por mas que seas un completo energumeno no se puede dejar de valorar a la misma como una verdadera obra de arte; te puede gustar mas o menos, lo que no puedes es dejarla pasar por alto.
    Imperdible!

  33. Pingback: Balance 2007: Favoritas, decepciones, bodrios… « « Videodrome · BLOG de cine & tv »

  34. Cuando la ví me pareció una soberana cursilería… a mi no me gustó, ni la creo adelantada a sus tiempos ni nada de eso, trata las mismas cosas que al hombre le han calado desde siempre por engrandecido egolatrismo, amor y muerte. Refrescante y creativa? :S no hay nada más clicheado que eso, y encima soberanamente cursi… bue… a mi no me gustó.

  35. coincido con todos a los que les parece una maravilla.

    yo no la pongo como de las mejores, yo digo que es la MEJOR pelicula que he visto, con la mejor banda sonora.

    me ha servido esta pelicula para ver las criticas con otros ojos. no comprendo como se puede calificar de basura la pelicula. entonces como califican estos señores al 80% de peliculas que vienen de holliwood???

    ahora les digo: cuando quiero ver la critica de una pelicula, primero consulto la critica de la fuente de la vida, y en funcion de lo que dicen, cierro la pagina o siguo leyendo. está claro, no?

    ¿Alguien coincide conmigo que es una pelicula en la que si eres “de ciencias” eso te ayuda a comprenderla mejor? me ha dado esa sensacion, pues al ver el ‘viaje’ espacial, yo visualizaba las fases de combustion de las estrellas, con sus pulsaciones terminales cuando se consumen el helio, carbono etc y con el colapso final y explosion en supernova. recomiendo un articulo llamado ‘la vida de las estrellas’ en la fantastica pagina de ‘www.eltamiz.es’

    requiem es otra maravilla, de tener en paño de oro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s