“Ficción”

Ficció (2006) / Director: Cesc Gay / Guión: Cesc Gay y Tomás Aragay / Intérpretes: Eduard Fernández, Montse Germán, Javier Cámara, Carme Pla, Ágata Roca.

Álex (Eduard Fernández), un director de cine en crisis personal y creativa, abandona la ciudad por unos días para pasar un tiempo en la casa de un amigo, Santi (Javier Cámara), ubicada en el Pirineo catalán. Con el sosiego que transmite la naturaleza más pura, el protagonista trata de recuperar la inspiración con el fin de terminar un nuevo guión, pero el grifo, ay, sigue cerrado. La página, en blanco. Como hombre introvertido, un tanto depresivo, algo ausente, melancólico, dubitativo y más, Álex parece vagar sin rumbo fijo. Entonces, algo sucede: conoce a Mónica (Montse Germán), una violinista que se encuentra de vacaciones. Ambos urbanitas tienen pareja y una familia formada o en camino. Surge una amistad… y luego, una atracción y un enamoramiento progresivo. Esa pasión, siempre reprimida, no es confesada pero sí comunicada de forma implícita. El espectador y los personajes saben lo que está sucediendo, pero no existe un reconocimiento, pues los dos, cargados de responsabilidad, deciden contenerse.

A un nivel, Ficción podría ser una reflexión acerca de la realidad como fuente de nutrición de, precisamente, la propia ficción. De hecho, la historia de amor entre los personajes será, con casi toda probabilidad, el próximo guión que escriba este director atascado en lo artístico, oprimido por su insatisfacción vital y después liberado. La vida como inspiración; el creador como observador directo y protagonista de una obra en la que vierte su experiencia íntima. Cesc Gay, cuyo alter-ego es, de algún modo, Eduard Fernández, propone una película sincera y verdadera como la vida misma. Basada en silencios, miradas y gestos, que son plasmados con la sutilidad precisa, transmite más por tales detalles que mediante las palabras, cuya función, en este caso, no es primordial. Los sentimientos no necesitan ser expresados, sino intuidos.

El punto de inflexión del relato es la excursión que realizan los personajes por las montañas, incluyendo una ascensión que podría ser, digo yo, una obvia metáfora del crecimiento anímico de Álex. Ese amor inconfeso le da una razón para seguir adelante y disfrutar de las horas o días que comparte con Mónica. Se siente feliz. En su interior parece fluir una esperanza de desatar sus emociones, de romper con una rutina asfixiante, pero el instante mágico se retrasa. En una sensacional escena ambientada en el interior de un bar, ambos intercambian una serie de, como decía antes, silencios, miradas y gestos que componen una instantánea de un lirismo arrebatador. Amagan pero no golpean. El trabajo de los actores, extraordinario en toda la película, confirma que Fernández es, sin duda, uno de los mejores intérpretes de este país y que Montse Germán, debutante en el cine tras una larga trayectoria en teatro y televisión, merece ser seguida muy de cerca.

Otras bazas que maneja Cesc Gay con gran eficacia se refieren a la música y la atmósfera creada a raíz de los paisajes naturales. Desde Gustav Mahler a Nick Cave, la selección musical, presente de modo puntual, confiere un apoyo brillante a esas imágenes cercanas, honestas y tremendamente beneficiadas por la belleza de las localizaciones en el Pirineo Catalán. No en vano, uno de los grandes logros de los responsables de esta magnífica película es el realismo que se percibe en su naturalista aproximación al impulso reprimido.

Si el cine se valora desde lo subjetivo, Ficción es irresistible en su verdad, en su suave desarrollo, en su delicadeza para hacer aflorar emociones y que sintamos como propio lo que sienten los personajes; para que nos la creamos de principio a fin, aunque, paradójicamente, no sea más que ficción cinematográfica. Y que parta de una situación nada novedosa no es óbice para que el director catalán encuentre su mirada personal, tan convincente y madura como pocas veces hayamos visto.

Y ese final…

Valoración (0 a 5): 4,5

· Para saber más: Partiendo de la nada, Si se mueven… ¡mátalos! y el Sr. Toldo habla de Los Otros [+]  

Anuncios

8 pensamientos en ““Ficción”

  1. Lo único que lamento es no haberla visto en versión original, donde se habla en catalán y castellano (según tengo entendido). La que he visto es la versión doblada, con los actores doblándose a sí mismos al castellano.

    Ayer la volví a ver, cosa que rara vez hago.

  2. Una película cojonuda. Los personajes son tan humanos, tan cercanos y reales, que dejas tu corazón en la pantalla. Con el cine que se suele hacer en España, es un alivio encontrarse con joyas como ésta, aunque se le preste menos atención que a Alatriste o lo último de Santiago Segura…

    Ah, y gracias por el link. Si puedes recupera En la ciudad, Max. Es un film muy diferente, algo inferior a éste, pero lleno de detalles interesantes. Tengo pendientes Hotel Room y Kràmpack.

  3. Magnífica. Y esa “Nature Boy” de Nick Cave sonando en el coche, mmm… También recomiendo En la ciudad, que en cierta forma bien podría ser la otra cara de Ficció (y no sólo por el contraste campo/ciudad). Bravo por Eduard Fernández que, a falta de verle en Alatriste, siempre está cojonudo.

  4. Sí, a ver si localizo en algún sitio “En la ciudad”. Este director me tiene ganado. ¡Y salen Leonor Watling y Eduard Fernández!

    Parte de la fuerza del final, Sr. Toldo, creo que se debe precisamente a esa música tan bien puesta.

    Insisto otra vez: el intercambio de deseos contenidos en el bar entre los dos personajes me parece un momento memorable. Qué bien filmado está y qué fantásticos están Eduard Fernández y Montse Germán. Ese coqueteo, ese sí pero no… es delicioso. Que levante la mano el que no se sienta identificado (aunque sea un poco). Como dices, Tonio, los personajes son absolutamente auténticos.

    Por otro lado, viendo la película otra vez me da la sensación de que los personajes de Javier Cámara y Carme Pla se huelen algo del affaire y que actúan, en cierta forma, como “cómplices”. Creo que ellos perciben de alguna forma esa atracción, ese flirteo, entre Eduard Fernández y Montse Germán. Hay alguna mirada de complicidad y alguna casualidad que resultan sospechosas. ATENCIÓN: SPOILER – ¿No es pelín raro que los dos primeros dejen tan atrás a los dos últimos en la excursión? ¿No es pelín raro que se dé la situación de que Pla no pueda llevar a Montse al médico y que Cámara dé por sentado que Fernández podrá encargarse? ¿No es sospechosa la mirada, en segundo plano, de Cámara cuando los cuatro están descansando en el transcurso de la excursión y Fernández y Montse están hablando? ¿No creéis que hay cierto contubernio?… No lo sé, quizás no haya nada de lo que digo, pero la verdad es que percibo algo más en el fondo. ¿Qué opináis vosotros?

    Grande.

  5. Pero de dónde ha salido esa joya de Montse, esa belleza tan cercana.
    Me ha encantao la peli, la he visto 2 veces y me compraré el dvd para ponerlo junto a Casablanca.
    Hay pelis pequeñas pero inolvidables, enormes.
    Hay una escena que me hizo llorar, casi al final, cuando Montse es aparentemente ignorada por Eduard, no despedida, no saludada, plantadita y triste.
    Y el abrazo final, sentí que me lo daba a mi.
    Maravillosa mujer.

  6. Es que esta película tiene el mérito de que menos es más. Una historia pequeña y cercana que podría ser la de cualquiera. No es difícil identificarse, no. Y el final es muy liberador, desde luego, aunque no carece de amargura.

    Yo la vi un día. Y repetí al día siguiente. Y seguí hallando sensaciones y captando cosillas que se me pasaron por alto. Sigo creyendo que entre los personajes hay muchos detalles de complicidad, es decir, que los personajes de Javier Cámara y Carme Pla lo saben (o lo intuyen).

  7. He visto de nuevo “Ficció”, ahora en DVD.
    No os perdáis la peli vista y comentada por el director, por los actores y por las actrices, 3 visionados distintos, llenos de matices; también el making-off aclara cosas, complicidades sutiles que aprecias en la peli, gestos pequeñitos que significan tanto.
    “Ara turnaría aquí”, dice Montse mientras ve la peli, recordando el disfrute durante el rodaje.
    “Las cosas más bonitas que te da la vida”
    Entrañable y linda, muy linda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s