“La noche de los girasoles”

 

La noche de los girasoles (2006) / Director: Jorge Sánchez-Cabezudo / Guión: Jorge Sánchez Cabezudo / Intérpretes: Carmelo Gómez, Judith Diakhate, Celso Bugallo, Vicente Romero, Cesáreo Estébanez, Walter Vidarte, Mariano Alameda, Manuel Morón, Nuria Mencia, Fernando Sánchez-Cabezudo.

En La noche de los girasoles, cada acto tiene sus consecuencias inapelables y cada personaje, en cierta medida, ostenta una participación, voluntaria o no, en el caos que se extiende a partir del principal detonante. La intervención de un hombre aparentemente corriente (Manuel Morón), agente comercial, que trata de atacar y violar a Gabi (Judith Diakhate, un auténtico descubrimiento), la mujer de Esteban (Carmelo Gómez), un espeleólogo, es determinante para desencadenar, en virtud de los caprichos del destino y de las muchas miserias humanas que aquí entran en conflicto, un arrollador efecto dominó que se cobrará sus víctimas en el camino. Cuando una ficha es derrumbada, otras caerán a continuación en una concatenación que parece no tener fin.

El director debutante, Jorge Sánchez-Cabezudo, con experiencia en el campo del cortometraje (La gotera, con Dominique Pinon) y los guiones televisivos alimenticios (Al salir de clase… ejem), confiesa que se siente, por encima de todo, un narrador de historias. Y es precisamente en el relato de los hechos acontecidos donde su opera prima deslumbra al estar apoyada en un guión de construcción formidable y estructurado de forma episódica, es decir, mediante capítulos o fragmentos que nos presentan y describen a los personajes, mostrándonos, a la manera de Rashomon (1950), la historia desde el punto de vista de cada uno de ellos, lo que nos permite ser testigos de la maraña de tragedias bajo las diversas perspectivas. Así pues, prácticamente nada parece dejado al azar, y el realizador y guionista maneja con absoluta maestría los elementos de la trama para que abarquen una particular relevancia y acaben confluyendo en una caída a los abismos producida en el entorno de un pueblo aislado y condenado al abandono, inmerso en una decadencia que podría ser una metáfora de los dilemas éticos y morales de sus moradores y visitantes.

La película, en fin, nos propone un desgarrador y violento viaje a la España profunda, una crónica negrísima de la naturaleza humana en un ambiente rural de atmósfera claustrofóbica muy aprovechada y que, por si fuera poco, no pretende darnos ni respiro ni consuelo. Planteada la situación y narrada en varios prismas que dividen la historia y nos obligan a ir adelante y atrás en el tiempo, Sánchez-Cabezudo nos introduce en una vorágine de sucesos y tragedias, sabiendo que salir indemne no es posible para casi nadie. No hay piedad para sus cotidianas criaturas, cuyas vidas cambian aunque pretendan ocultarlo, cuyos sueños son hechos trizas. Desde el espeleólogo y su mujer, con planes de futuro de incierto éxito, hasta los dos ancianos solitarios en constante fricción (Cesáreo Estébanez y Walter Vidarte) o el guardia civil descontento (Vicente Romero) y su suegro implacable (Celso Bugallo), la rica galería de personajes, interpretados por un magnífico elenco de actores, dispone de su espacio propio de composición. Y en estas circunstancias, el espectador se encuentra irremediablemente seducido, expectante, por el suspense suscitado y el interés por conocer qué será de ellos. De tensión creciente y enérgico pulso que evita los tiempos muertos a lo largo de las casi dos horas, los minutos caen sin que uno pueda despegar la vista mientras se acerca el desenlace, estremecedor en su resolución.

¿Referentes? ¿Paralelismos? Para que os hagáis una idea, no pude evitar pensar en otras historias rurales con componentes de cine negro y criminal y violencia soterrada: Un plan sencillo (A Simple Plan, 1998) o Fargo (íd, 1996), en algunos sentidos, se encontrarían emparentadas con nuestra apuesta.

Ojalá que la mayoría del cine español siguiese la vía emprendida por este debutante, Sánchez-Cabezudo, al que es necesario seguir la pista muy de cerca. A partir de uno de los mejores guiones patrios que hayamos visto en muchísimo tiempo, demuestra que nuestra cinematografía también es capaz de ofrecernos productos de este peso específico. Una soberbia película, sólida como el granito e inteligente como pocas.

Valoración (0 a 5): 4,5

· Para saber más: Reseñas en El Séptimo Cielo, Spaulding’s Blog, Revista Contrapicado [+]

Anuncios

22 pensamientos en ““La noche de los girasoles”

  1. Fui al cine a verla justo el día que partí para el festival de Sitges y me dejó muy buen sabor de boca. Si caso su ritmo es un pelin lánguido en alguna fase de la película, pero cosas como el anciano de las tejas (por dios, la gracia que me hizo!) o el muy trabajado guión lo compensan con creces.

    Saludillos

  2. El reproche del ritmo es algo que he leído en algún otro sitio, pero a mí la verdad es que me parece perfecto. La película me tuvo atrapado desde el primer minuto para no soltarme hasta el final. Me parece una película importantísima, prácticamente redonda. Incluso diría que me remite, por momentos, a Hitchcock (“¿Pero quién mató a Harry?”, por ejemplo).

    Los actores, salvo alguna excepción, me parecen inspiradísimos. La chica, Judith Diakhate, puede tener un futuro acojonante si consigue buenos proyectos. Y los veteranos Celso Bugallo, Cesáreo Estébanez y Walter Vidarte lo bordan de principio a fin.

    Por último, hay un pequeñito problemilla: a veces me gustaría que los actores vocalizasen un pelín mejor (supongo que me he malacostumbrado a ver las películas con subtítulos…).

  3. Uff, la peli que comentas de Hithcock es de las menos buenas de él ¿eh? El tema de la vocalización la verdad es que ni me enteré de que hubiera fallo alguna…. lo que sí he detectado es que en algunas películas la entonación es demasiado perfecta… y cuesta que cuele.

    Por cierto, al final me deidí a ver ayer Apocalypto… y resultó que no estaba en ningun cne de Bilbao en sesión a la que pudiera ir!!! (habia un festival de cine que justo se cargaba las sesiones de la peli que me eran accesibles). ¿Una señal del cielo para pasar de la peli? ¿Una casualidad como la capullada de que ya tampoco estuviera en cartel “Más extraño que la ficción”? En cualquier caso un chasco… acabé viendo “Noche en el museo”…

  4. Vaya. Mala suerte, Freddy. Parece que todos los elementos se ponen de acuerdo para que el tío Mel y tú seáis irreconciliables… 😛

    ¿No es una injusticia que “La noche de los girasoles” no esté nominada como mejor película en los Goya que se entregan esta noche?… Espero que por lo menos se lleve los de mejor director novel y guión original…

    Cripto, no entiendo su comentario…

  5. A mí lo que menos me gustó de la película es Judith Diakhate, ya que le veo inexpresiva, para su papel puedes poner a Inés Sastre, Alejandra Grepi o alguna de estas y habrían hecho el mismo papel.
    Sí que aprovecho para reivindicar a Vicente Romero, el guardia civil que quiere irse y acabar con todo, es un actorazo que ofrece una de las mejores interpretaciones que estos ojos han visto en el ejemplar telefilm “Padre Coraje” de Benito Zambrano, llegando a comerse en algunas escenas a nada más ni nada menos que Juan Diego, que no tiene nada que envidiara Pacinos, De Niros o Brandos.
    Por lo demás totalmente de acuerdo con Max, inteligente película, y es que, se ría quien se ría, llevamos unos años en que estamos alumbrando joyas en nuestro cine y no las vemos.
    Hay vida más allá de Almodovar, por suerte para los que, como yo, se aburren con su universo.

  6. Es una gran peli, con algunos defectos, pero bastante buena… de hecho yo también flipé cuando me enteré que el tío era guionista de Al salir de clase… pero claro tanto giro de guión tiene que acabar desarrollando mucho la imaginación

    Flipé mucho con el loco del pueblo que estaba ayer nominado como actor revelación a los goya, me entusiasmó

    Por cierto jamás me hubiera esperado que con una película española se hablara de Rashomon, aunque sea por encima dice mucho a su favor

  7. Vicente Romero también está muy bien, pero Judith Diakhate tiene un papel complicado y para mí lo saca adelante de manera excelente. Me la creo de principio a fin y no cae, afortunadamente, en el histrionismo, en una interpretación efectista.

    Es que es un gran guión, pequeñoIban!. He citado “Rashomon” salvando las distancias, claro.

  8. Prefiero no leer mucho a cerca de ella antes de verla. Se me escapo en cines, aun con buenas referencias, pero en DVD no me la perdere. Espero que tanga algo de Deliverance y que me inquiete de veras.

    Ahora estrenan Bosque de sombras, que tambien tiene buena pinta y parece, a priori, bastante similar.

  9. No te arrepentirás con “La noche de los girasoles”, ya verás.

    En cambio, “Bosque de sombras” me parece floja, un quiero y no puedo. Está con un ojo puesto casi constantemente en Peckinpah (“Perros de paja”, sobre todo) y sus intenciones son buenas, sí. Lo que ocurre es que los resultados no están a la altura de lo prometido. Para mí le falta tensión, una atmósfera mucho más asfixiante y desquiciada, personajes con algo más de peso y un pulso más enérgico. No llega a estallar, a aprovechar lo que plantea… y se queda dentro de una contención excesiva. Me deja frío, indiferente, y me parece una oportunidad fallida. Tampoco me gustó ni el clímax ni las actrices, a las que no me creí en absoluto.

    El que mejor cumple, para mí, es Gary Oldman, que tira de oficio para salvar bien su papel, aunque, en realidad, su mera presencia ya sería suficiente.

    A Koldo Serra hay que reconocerle que sus inquietudes son interesantes. La cuestión es llevarlas a cabo con buen tino.

  10. Al final le dieron el premio a Daniel Sánchez Arévalo pero mis deseos estaban repartidos entre Azuloscuro y La noche de los girasoles. Lástima que la estrenasen en verano junto con Los Piratas del Caribe…

    Un saludo desde Rod@ndo!

  11. Totalmente de acuerdo con Max, Judith Diakhate me parece que hace un trabajo excelente y en un papel muy complicado, transmite lo que tiene que transmitir en todo momento sin caer en una expresividad exagerada, por cierto, me encantó su voz.

  12. ¡Ya la he visto! Y no me ha parecido nada mal, una historia interesante bien rodada y con ritmo, pero me ha molestado bastante SPOILER

    .
    .
    .
    .

    no lo atropellado del final, sino el descarado deus ex machina que se marca cuando el pibe que descubrió la cueva le cuenta al cabo de la guardia civil que ha oído a la tía hablando por teléfono sobre el caserón del muerto y el dinero… oiga, se podía haber currado la investigación un poco más.

    No obstante, habrá que apuntar el nombre del director a la lista de los seguibles dentro de la producción nacional.

  13. Empatizo con tus comentarios, aunque quizá lo que más me haya gustado sea la forma natural -a pesar del montaje- con la que deja deslizar la trama, saltando del thriller “estilo hermanos Coen” (aunque sin su sentido del humor) hacia un drama rural donde la soledad (casi en todos los personajes existencial) se convierte en el personaje principal.

    Me dejó buen sabor de boca (aunque sea amargo).

    Os dejo mi aportación desde OjO de buey:

    http://elhilodepenelope.blogspot.com/2007/06/la-noche-de-los-girasoles.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s