Un apunte sobre la última de la hijísima

 

Ver María Antonieta (Marie Antoinette, 2006), de Sofia Coppola, ha sido como sufrir un empacho de pasteles de lo más indigesto. Empalagosa desde el primer minuto y frivolona hasta el hastío, me ha parecido aburrida en casi todo momento y cercana a lo insoportable. La película no cuenta prácticamente nada, reitera una y otra vez lo mismo, su pulso narrativo deviene paupérrimo una vez que las cartas están sobre la mesa y se pierde en poses chachipirulis que no la conducen a ningún lado. Le sobra media hora (o más) de metraje fácilmente y siendo benévolo. Y es que no me interesa en absoluto el ir y venir de la pija protagonista ni de los que tiene a su alrededor, entre otras cosas porque estos personajes carecen de vida, entidad, profundidad… en un mundo tan artificioso, colorista y recargado que parece una caprichosa fantasía.

Es posible que la puesta en escena de su directora no sea despreciable y que algún instante divertido pueda ser salvado de la quema. Pero… qué queréis que os diga: en mi opinión, la última de la hijísima, cuyas ínfulas de auteur intuyo que la acabarán devorando, es una nadería. Vacía. Volátil. Sin poso alguno.

Acabar de verla ya tiene mérito, ya.

¡Huyan, huyan!

Y hasta aquí mi insustancial pseudo-reseña de hoy.

32 pensamientos en “Un apunte sobre la última de la hijísima

  1. vaya…. tan mal está?
    creo que necesito ir a verla ya, para poder ponerla verde😉
    La cuestión es que me la temo… a mi ya me pareció un tostón Lost in Translation (inconvenientes de ser mujer heterosexual)

  2. Yo también disiento, también contraatacaré -seguramente no tan bien como Roberto- y, pues eso, que da menos de lo que parecía ofrecer pero no está nada nada mal. KesheR, tienes que verla, el reparto no puede con sí mismo de cool.

  3. Discrepo. La pelicula es criticable, pero no creo que no cuente nada ni que el personaje sea una pija insoportable. Es en esa superficialidad latente por la que Marie Antoinette viaja durante las quizás si excesivas dos horas de película. Le guste o no la hijisima es mucho más autor de lo que ha sido nadie en los últimos tiempos, y si no lo cree intente decirme un antecedente a esta pelicula en la historia del cine.

  4. Bueno, que conste que a mi la Coppola me cae como el culo, pero como cineasta tiene unas maneras enormes. En cualquier caso, este caso no es ni mucho menos innovador, y sí menos radical que otros (p.e. “Romeo y Julieta” de Luhrmann).

    Sr. Toldo gracias por el cumplido, pero usted, yo, y todos los compañeros sabemos lo que puede dar de sí. En cualquier caso, ansío leerle.

    Saludos

  5. Pues ya ni sé si quedarme con apuntes detractores como el tuyo o con los positivos… parece que lo mejor será que lo compruebe por mi mismo, aunque miedo da lo de tener mérito el mero hecho de terminarla!

  6. Coppola no ha inventado la rueda con esta película ni muchísimo menos. ¿Antecedentes? “Romeo & Juliet”, “Titus” o incluso “Moulin Rouge”: películas (superiores, bajo mi punto de vista) de época teñidas por elementos anacrónicos. Una cosa muy chachi. Pero es que la de Coppola no llega, ni de lejos, al nivel de imaginación visual de Luhrmann o Juliet Taymor.

    No es que no cuente nada. Es que hacer uso de DOS HORAS para contar lo que cuenta me parece que tiene delito. Por ejemplo, “L’intrus” (por poner un caso extremo) puede contar poco (aparentemente), pero sugiere lecturas y aporta estímulos sensitivos más allá de la historia. “María Antonieta” es un exceso, para mí, insufrible, fundamentalmente porque me parece hueca a más no poder. Ni retrato de una época, ni definición de personajes, ni atmósfera: funciona por acumulación a base de elementos recargados. Me parece desmesurada. La última hora de película es un desafío para el aguante.

    Podéis contraatacar lo que queráis. Yo estoy intentando olvidarla. Ayer tuve que prepararme una infusión de hierbas para tratar de digerir el empacho.😛

  7. Yo es que podría responderte Max, pero ¿para que hacerlo por partida doble? jejeje. En mi (futuro) texto intento acercarme desde la distancia, reconociendo sus virtudes y sus defectos.

    Saludos

  8. A mí me parece un espectáculo hedonista de una cineasta que trata de colarlo con alguna referencia culterana (inspirarse leyendo a Zweig) y pasarlo por vanguardista por su empleo musical tan curioso. Pero a fin de cuentas, la película puede tener una lectura sencilla (y creo que poco más): 2 horas de gente dándole a eso de la dolce vita. Poca crítica, o poca mirada antropológica le veo al tema, la verdad. Pero tampoco se la vi a Lost in translation que, en cierto modo, casi me parecía una comedia a costa de los japoneses, porque cualquier situación cómica venía derivada del comportamiento peculiar del japonés de turno y no del bueno de Bill Murray (a Scarlett la omito por mala actriz, aunque guapa).
    De todas formas, la verdad es que Coppola hija ni me parece una auteur ni que tenga nada que decir en el cine. El tiempo lo dirá, supongo.

  9. De insustancial tiene poco tu reseña. Yo la verdad es que no la vi para nada tan mala aunque stoy de acuerdo en que se reitera…

    No creo que la hayan dominado sus ínfulas de auteur sino el hecho de creerse cool y moderna. No se puede salir con spike jonze, tarantino y el cantante de Phoenix y salir indemne.

  10. Es posible que no haya sido capaz, pero yo también he tratado de valorarla desde la distancia, Roberto. Lo que pasa es que sus defectos (muchos) me han pesado más que sus virtudes (pocas). No le tengo manía a esta señora y esperaba que me gustase; o sea, que no estaba predispuesto a ponerla a parir, que conste.

    Nostalghia, estoy contigo. Para mí Coppola no es ninguna auteur… aunque da la impresión de que ella sí se lo cree.

    Yo creo que “Lost in Translation” se beneficia mucho de Bill Murray y de lo “cuca” que es la amiga Scarlett (cuya interpretación, por cierto, en “Scoop”… me gustó).

    PequeñoIban!, es una pseudo-reseñita escrita apresuradamente y sin mucha sustancia, admitámoslo. Ni siquiera he puesto una valoración numérica, como suelo hacer, ni me he tomado la molestia de buscar en imdb para hacer la fichita técnica de rigor, jeje.😛

  11. ¿Pseudoreseñita? ¡Dios mío, si se puede decir más alto pero no más claro🙂

    La verdad es que, al menos, hay que agradecerle a la Coppolina cómo ha revuelto el patio: últimamente andaba la cosa un poco aburrida🙂

    Un saludo!

  12. Aunque suelo coincidir con Roberto, esta vez estoy noeliano (sabio siempre y siempre en tema Coppola (sofia) disentimos: a él las virgenes le pareció prometedora, a mi un prólogo musicado a la obra maestrada de novela, a él lost in translation objeto de puyas, a mi un clásico casual y mitomano, y ahora coincidimos). Un COÑAZO. Si la cosa era un chiste conceptual de simularse una vacía que hace pelis vacías, eso le ha salido requetebien. Su mensaje es tan pijo. Cine chic. Cool. Hueco.

  13. En estos casos, lo mejor es quitarse el mal sabor de boca con una película que realmente merezca la pena. Mi terapia de choque ha consistido en ver “Clean”, de Olivier Assayas. Maravillosa de cabo a rabo. Y Maggie Cheung, en estado de gracia (no es novedad).

    Ya sé de qué voy a hablar en el próximo post.

  14. Insisto Max, pienselo. La pelicula quizas sea excesiva, pero por supuesto que sugiere lecturas y aporta estímulos sensitivos más allá de la historia. Y en cuanto a los antecedentes que nombrais , no comparemos churros con merinas. Una cosa era la Kidman y su amigüito imitando a Nancy y Franc Sinatra y otra cosa es poner a Adam and The ants y el primer single que saco New Order acompañando a la Delfina. No son anacronismos, sino embragues y desembragues constantes. La musica no es parte del relato, tiene una focalización externa. Otra cosa es que muy inteligentemente Sofia engañe y parezca que esta dentro del relato (como en la escena del baile) pero no lo esta, se queda en el lñimite. ¿Por que le teneis tanta mania a esta tía?. Creo que ha demostrado con tres pelis que la chica sabe lo que hace y que se diferencia de su padre en estilo y obra (no digo que mejor, pero si diferente). Estoy de acuerdo con Ivan en que salir con las parejas que ha salido deja huella y no nos olvidemos que con su segunda peli gano un “oscar” por el guion, así que la peli no podía estar solo sotenida por Murray. Ay, que mala es la envidia…

  15. Bueno, a mi tampoco es que me haya matado de gusto la película, de hecho salí del cine bastante escéptico. Pero es uno de esos casos en los que cuando empiezas a escribir (y a describir), te afloran sus tremendas virtudes. Y al final me sentí enamorado. Supongo que me volvieron locos todos esos pasteles…jejejeje

    Saludos

  16. ¿Envidia, sir austin? ¿Habla usted en serio? ¿Por qué no podemos aceptar que a alguien no le guste la película y tenemos que recurrir a hablar de manías y envidias? ¿No le parece un poco infantil?

    Se lo crea o no, repito que no le tengo ninguna manía a la Coppola. Sencillamente, su película no me ha gustado. Más mal que bien, he tratado de explicarlo. Nada más.

    Perdone, pero lo del oscar al mejor guión a “Lost in Translation” para mí no es indicativo de nada. Y para mí tampoco es una virtud que se haya diferenciado tanto de su padre, porque yo creo que lo que importa, al fin y al cabo, es la calidad de lo que ofrece, independientemente de si ha seguido o no el estilo paterno.

  17. Jo, yo que tenía muchísimas ganas de verla, porque me encantan las pelis de la hijísima, en fin, como creo que la crítica está dividida, supongo que es normal que la ames o la odies.

  18. Antes de verla, yo esperaba opinar EXACTAMENTE lo que has escrito, y ha resultado ser EXACTAMENTE lo contrario. Sobre todo en que le he encontrado muchísimo pulso narrativo. Más que en el último Eastwood por ejemplo, y mira que me duele reconocer esto…

    Igual la comento un día de estos en el blog!

  19. Pues… no estamos de acuerdo entonces, jeje. Ahora la recuerdo y aún me parece más tostón.😛

    Supongo que si te pasas por los blogs de Roberto y del Sr. Toldo coincidirás con ellos.

  20. A ver… muchas veces me he preguntado si lo de Sofia no es tan sólo una moda… Sale en las revistas, es cool, rica… entonces todo lo que hace está bien. “Lost in traslation” no me ha parecido gran cosa… pero se puso tan de moda que me asusta. Y encima su padre, que nunca podrá ser objetivo, ha salido a decir que su hija será la que maneje el mundo del cine y que todos los grandes trabajarán para ella…
    Más allá de eso, me preocupa que…
    1) Sofia Coppola haya descubierto el karaoke
    2) Sofia haya descubierto Japón
    3) Sofia sea un genio por la forma en que utilizó la música en su última (y olvidable) película
    4) Sofia haya inventado a Bill Murray

    No voy a negar que visualmente sus obras son realmente interesantes y que su asesor musical es muy bueno… Es que tiene amigos sumamente talentosos. Pero yo no veo nada más en su cine. Y mucho menos en Marie Antoinette. Ya que por ahí piden ejemplo de “osada modernidad…”, aquí les tiro un nombre: Derek Jarman. En sus películas de época hay música pop y vestuarios maravillosamente increíbles. Sofia no ha inventado nada.
    Saludos.

  21. Pingback: Balance 2007: Favoritas, decepciones, bodrios… « « Videodrome · BLOG de cine & tv »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s