“Roma”: Temporada 1

 

Rome (2005 – 2007) / Creadores: Bruno Heller, John Milius, William J. MacDonald / Intérpretes: Kevin McKidd, Ray Stevenson, Molly Parker, Ciarán Hinds, Kenneth Cranham, James Purefoy, Indira Varma, Max Pirkis, Kerry Condon, Lindsay Duncan, Tobias Menzies…

Más vale tarde que nunca. Por fin he decidido ver la primera temporada de una serie que tenía aparcada, Roma, y la verdad es que lamento no haberlo hecho antes. Prestigiosos directores del medio (Timothy Van Patten, Alan Taylor, Alan Poul, Jeremy Podeswa…) toman las riendas de una monumental serie potenciada por la considerable maquinaria de producción de las cadenas HBO y BBC (100 millones de euros de coste) y “apadrinada”, como uno de los creadores y productores del invento, por el mismísimo John Milius.

Doce capítulos sin desperdicio alguno, escritos, la mayoría, por la mano maestra de Bruno Heller, que nos conduce en volandas por el auge y caída de Julio César (Ciarán Hinds), desde su regreso de las Galias con una victoria militar incontestable hasta su enfrentamiento con Pompeyo (Kenneth Cranham), su declaración como Emperador y las conspiraciones que se perfilan a sus espaldas. Pero Roma, atención, no es una serie centrada, únicamente, en el poder ni en un retrato panorámico del Imperio Romano desde las más privilegiadas alturas, sino que, también, baja a la tierra para rastrear el hervidero en que consisten los bajos fondos, las cloacas, las legiones, la esclavitud, la prostitución, la lucha en la arena, la problemática de las familias de la plebe, etc…

Tan o más importante que el cúmulo de tiras y aflojas en las altas esferas resultan las emocionantes andanzas de dos soldados, Lucio Voreno (Kevin McKidd) y Tito Pullo (Ray Stevenson), y sus relaciones con aquellos que les rodean. Esta visión tan equilibrada, que nos aporta la posibilidad de disfrutar de una recreación de esa época de luces y sombras a diferentes niveles, es una de sus grandes bazas, así como su hábil modo de combinar y mezclar, con un estilo narrativo bien dinámico y sin caer en la confusión ni el aburrimiento, las hazañas bélicas (casi siempre sugeridas), las intrigas políticas, las relaciones sentimentales, los conflictos familiares o el tejido de intereses de las muchas víboras que acechan y serpentean.

Roma podría ser el perturbador reflejo de algunas políticas de nuestros días. También podría reflejar aspectos como los crímenes de estado, las mafias, la corrupción, la escalada hacia el poder, las tramas conspiratorias, las traiciones, la resaca del día después del combatiente… La serie encuentra su relación con la actualidad dado que no es difícil identificarnos en ella. Y su modernidad se evidencia, además, en su rabioso tratamiento de la violencia, que no abunda pero golpea duro cuando aparece (ojo a la pelea a muerte frente a los gladiadores), y del sexo como dos de los estandartes de la crudeza y la furia que contiene en sus entrañas el pueblo romano.

Pero si algo brilla, en cualquier caso, son los personajes y los excelentes actores que los encarnan. Sin ellos sería imposible seguir enganchado capítulo tras capítulo. Uno desea saber más y más; acompañarlos en sus agitadas vidas. Claves a tener en cuenta: la ambigüedad moral, el código de honor férreo, las ambiciones desmedidas, la pelea por el dominio, la búsqueda egoísta del beneficio propio, la falta de escrúpulos, la barbarie del engaño, las cadenas inquebrantables de la tradición y el orden social, el yugo de un mundo peligroso, la venganza implacable, el culto a los dioses… Tenemos tiempo de explorar sus variadas características, con todas las aristas que se quieran, pues cada uno de ellos está provisto de una interesante definición y ocupan un espacio propio, con su peso, con su relevancia en la trama.

Tampoco falta el sentido del humor ni cierta tendencia al delirio: los diálogos entre Voreno y Pullo y el curioso periplo por Egipto, abundante en personajes histéricos (incluyendo a una Cleopatra desatada), materializan un punto de locura que, personalmente, agradezco.

Por supuesto, y como no podía ser menos, el detallismo de la dirección artística, la maravillosa fotografía (¡esos rojos intensos!) y la capacidad de capturar en cuidadas imágenes las grandezas y las miserias de Roma, quizás a partes iguales, componen una ambientación de lujo (¡esos escenarios y vestuarios!) y configuran una representación verosímil, fascinante y no exenta de épica.

Dos observaciones para terminar:

Roma no es un documental, sino una serie de ficción que se toma sus licencias históricas. Su mayor o menor rigor, su fidelidad a lo que en realidad aconteció, no es algo que me importe. Y no es algo, desde luego, que menoscabe su calidad.

Roma no es Yo, Claudio… ni lo pretende. La comparación entre dos productos tan diametralmente diferentes no creo que proceda.

SPOILER – Para mí no cabe duda: es posible resumir la serie mediante la hermosa escena que cierra la primera temporada: la bella y la bestia, es decir, Irene y Pullo, caminando juntos a pesar de los pesares. El contraste y la unión entre lo bello y lo brutal, entre lo delicado y lo salvaje. Y la constatación definitiva de que es Pullo el personaje más atractivo y que la ternura y el romanticismo sobreviven en medio de la sordidez. – FIN DEL SPOILER

Una grandísima serie, sí.

15 pensamientos en ““Roma”: Temporada 1

  1. Ueee, guay que te haya gustado.

    Me encanta lo bruta que es la serie, llena de roña, de sangre, de golpes (pero d elos bestias), de calles llenas de mugre y alimentos medio pochos, de desnudos (en sexo o no), diox.

    Pullo es genial.
    Que grande su conversación con el estirao de Voreno de “a ver si tocamos a tu mujer en codiciones, hijo” xD

    Ese final, con ellos dos (Irene y él), entre ovejas (¡ovejas, ovejas!) es encantador. Ah.

    2ª temporada YA.
    DECIMOTERCERAAAAAAAAAAAA!!!

  2. Sí, los diálogos entre Pullo y Voreno son bastante divertidos, jaja. Vaya pareja. En la imdb tienen transcrita esa conversación a la que aludes:

    [Titus is giving Lucius marital advice]
    Titus Pullo: When you couple with her, there’s a spot just above her cunny, it’s like a little button. Now… attend to that button, and she will open up, like a flower.
    Lucius Vorenus: [aghast] How do you know this about her?
    Titus Pullo: *All* women have them! Ask anyone!
    😀

  3. Ah, Freddy, así es: el combate con los gladiadores es acojonante, bestial, conmovedor. La serie sabe cómo aprovechar los instantes de acción.

    Madre mía lo que tenemos por delante: los últimos capítulos de “Los Soprano” y la 2ª temporada de “Roma”. Vamos a tener que explorar los “pastos verdes” dentro de no mucho, jeje.

  4. La Cleopatra de esta serie me parece jodidamente excéntrica. Bueno, en realidad todo lo de Egipto es bastante delirante. No sé, puede que exagere, pero me pareció un poco ida de olla. ¡Y me encantó!

    Si hay que pedir, pido otro spin-off con Pullo & Irene. 8)

  5. Hasta ahora pude ver la serie y me pareció muy buena. Claro que me queda una duda, en el capítulo que aparece Cleopatra fumando… Yo creía que el hábito de fumar se había llevado de América después del descubrimiento en 1492.

  6. Lo que se exportó de america fue el tabaco, no el hecho de fumar. Lode Cleopatra tiene toda la pinta de ser opio, no se qué antiguedad tiene el fumar opio en oriente, pero me parece que mucha.

  7. Pingback: "Roma": Temporada 2 « « Videodrome · BLOG de cine & tv »

  8. Las dos temporadas son geniales. Tito Pullo es de lejos, el mejor. El personaje de Cleopatra me parecio genial en la primera temporada, ya en la segunda me parecio exagerada. Las mujeres que la rompen son Atia y Gaia.

  9. ami cleopatra me parecio una zorra con todas las letras, y claro es una pena que no agan 3º temporada xqe qe personajes tendria, si en la 2º temporada el qe mas se luce es antonio y voreno y aora estan muertos asike como no sea pulo o cesarion me parece qe nos qedamos sin 3º temporada, la 1º es la qe mas me gusto de las dos porqe salen mas personajes y cesar acojono al poderoso leon en alejandria jaja nunca me olvidare de esa escena
    pt:¿qe abria sido de roma sin cesar? ¿y sin irene?XD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s