Leyendo… “L.A. Confidential” – James Ellroy

· Fragmento de L.A. Confidential:

(…) Exley localiza a Atherton: frecuenta bares de mala muerte, trabaja lavando frascos en un banco de sangre. Una vigilancia revela que roba sangre, la mezcla con vino barato y la bebe. Atherton es arrestado en un cine, masturbándose mientras ve una película de terror. Exley registra su cuarto de hotel, encuentra un juego de llaves, las llaves de un garaje abandonado. Va allí, y encuentra el infierno.

Un niño prototipo empacado en hielo seco: brazos de varón negro, piernas de varón mexicano, torso de varón chino con genitales femeninos injertados, cabeza de Wee Willie Wennerholm. Alas de pájaros cosidas a la espalda del niño. Accesorios en las cercanías: rollos de películas de terror, raquetas de tenis destrozadas, diagramas para crear niños híbridos. Fotos de niños en diversas etapas de desmembramiento, un cuarto oscuro con equipo de revelado fotográfico.

El infierno.

Atherton se confiesa culpable de las muertes; lo juzgan, lo condenan, lo cuelgan en San Quintín. Preston conserva copias de las fotos; las muestra a sus hijos policías, para que conozcan la brutalidad de los delitos que exigen justicia absoluta. (…)

· James Ellroy habla:

“Mi prosa es violenta, pero esa violencia en el lenguaje es una representación directa de la violencia de las vidas de los personajes. El estilo de la novela debe estar al servicio del tema y transformarlo en arte. El lenguaje de los criminales es principalmente la lengua del racismo. El lenguaje, el estilo, la caracterización de los personajes y el ritmo narrativo son las herramientas básicas de un novelista y éstas deben desarrollar y desplegar todo su poder”.

· Fragmento de la introducción de Enrique de Hériz para Locos por Donna:

(…) Todo escritor se define fundamentalmente por su manera de ver el mundo, pero su segunda marca radica en las palabras que elige. En el caso de Ellroy, la mirada es obvia: escoge pasearla por cualquier lugar en el que el sexo y la violencia hayan fijado una cita. En cuanto a las palabras… Lo que este hombre es capaz de hacer con las palabras no es fácil de explicar. Ya se ha dicho: escribe con una metralleta de munición explosiva y, como asesino desmañado, no se preocupa de recoger los casquillos que probarán ante cualquier tribunal de lectores atentos la magnitud de su ternura. Además, tras sacudirse la etiqueta de escritor de género, Ellroy se ha dedicado en sus últimos libros a experimentar con el lenguaje y forzar sus límites. (…)

10 pensamientos en “Leyendo… “L.A. Confidential” – James Ellroy

  1. Jojojojo… Interesante y didáctico blog, Mr. Toldo. English is fun!😀

    Pues sí, lo estoy disfrutando ahora, que lo estoy leyendo con paciencia y saboreándolo poco a poco. Es la tercera vez que empiezo el libro porque en las dos anteriores, por la razón que sea, lo acabé dejando. Supongo que ese estilo, tan abrumador, se me indigestó, al igual que la cantidad de personajes y lo mucho que sucede. Las prisas me traicionaron. Pero ahora me lo he tomado de otra manera, con mejor predisposición y tratando de darme descansos.

    La verdad es que algunos párrafos te dejan sin aliento. Te asfixian. Hay que tomarlo en pequeñas dosis hasta completar las más de 600 páginas de mi edición de bolsillo.🙂

  2. Igual un día le meto mano.
    La peli la adoro.
    Pero el único que he probado de este hombre, La dalia negra, que todo diox dice que es la hostia, no es que me disgustara pero me dejó un poco tibia, la verdad.

  3. La entrada de la lista de series, que había posteado, la he reservado para mañana. Vamos a dosificar un poco las cosas, que me quedo sin material.😛

    Yo tengo intención de seguir leyendo a Ellroy. Su estilo literario áspero y punzante y ese descaro para tratar las miserias humanas no son moco de pavo, no.

  4. Ellroy es Dios! Deberias leer La Dalia Negra que es si cabe mejor que L. A. Confidencial, aunque la película de Palm parezca desmentirlo

    Hace un tiempo escribí también un posto sobre James Elroy

    ESperando tu lista de las series

    Lo has definido muy bien “te asfixia”, densidad no le falta, incluso npuede ser excesiva pero áhí está su encanto

  5. Insisto: creo que he encontrado la clave para disfrutarlo, que no es otra que tomarlo en dosis no excesivamente grandes. De otra manera se me acabaría atragantando.

    No ha pasado nada con el post de las 100.000. Sigue estando ahí, PequeñoIban!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s