“Un condenado a muerte se ha escapado”

 

Un condamné à mort s’est échappé (1956) / Director: Robert Bresson / Guión: Robert Bresson, sobre la historia real de André Devigny / Intérpretes: François Leterrier, Charles Le Clainche, Maurice Beerblock, Roland Monod, Jacques Ertaud, Jean Paul Delhumeau, Roger Treherne.

Muy posiblemente, en el excitante subgénero de la fuga carcelaria resaltan Un condenado a muerte se ha escapado y La evasión (Le Trou, 1960, Jacques Becquer) como sus más brillantes exponentes.

En ambos clásicos del cine francés, que comparten no pocos puntos en común, somos testigos del estudiado plan que los protagonistas llevan a cabo con suma precaución. Son metódicos y meticulosos, aprovechan hasta el mínimo recurso que tienen a su alcance y cumplen con su obligación de tratar de escapar de su encarcelamiento. Siempre bajo el temor de ser descubiertos por el más mínimo detalle, no sabemos si acabarán teniendo éxito y lograrán la preciada libertad, pero les observamos con atención y deseamos que consigan su objetivo.

En Un condenado a muerte se ha escapado, Robert Bresson nos cuenta, paso a paso, el elaboradísimo intento de fuga del teniente Fontaine, un miembro de la resistencia francesa apresado por los nazis durante su ocupación y al que le espera la muerte por ejecución. Estamos en Lyon, en 1943, y al comienzo de la película el director nos dice que, a continuación, relatará una historia real sin ornamentos.

Al igual que en su siguiente producción, Pickpocket (1959), llama la atención el uso de abundantes primeros planos que nos muestran, con detalle, las acciones de los protagonistas. Allí donde el carterista resultaba sigiloso y delicadísimo a la hora de llevar cabo su proceso de robo, aquí el preso sigue el mismo método minucioso, desarrollando la preparación de la escapada con la máxima perfección.

Asimismo, también destaca el enfoque de la película, siempre desde el punto de vista del protagonista. Lo que escapa a su campo de visión nos es sugerido en fuera de campo y mediante sonidos. Incluso se elude otorgar importancia a los carceleros, que son mostrados de manera fragmentada, sin que veamos con claridad sus rostros; es decir, como si fuesen un elemento más del decorado, lo que acrecienta la inquietud de la situación y la soledad de los presos.

Bresson hace brotar la sensación de claustrofobia filmando a este hombre atrapado cuya única finalidad es fugarse: su huida hacia la libertad es un acto de fe, de firme determinación. La voz en off del protagonista, que en ocasiones se me antoja algo redundante, ejerce como el narrador de su progreso, sin que se lleve a cabo una introspección profunda en el fuero interno de Fontaine, que es interpretado por un “modelo”, como Bresson llamaría a sus actores no profesionales. Lo que se quiere es ofrecer un cine limpio de cualquier “ornamento”, sin juicios, sin enfatizar, sin emociones ni afectación por parte de estos personajes tan fríos, que se definen por sus actos…

Llegando a las últimas consecuencias de la austeridad, la estilización y la depuración en los aspectos visuales y narrativos, la cinta está desprovista de todo aquello que no resulta estrictamente necesario e imprescindible.

A pesar de que la película no aporta asideros emocionales, el mismo estado de las cosas y su particular representación bressoniana nos llevan a sufrir por Fontaine. Conforme avanza en su plan, la tensión aumenta, pues un desliz, por pequeño que sea, puede suponer su fin. 

Valoración (0 a 5): 4,5

Anuncios

14 pensamientos en ““Un condenado a muerte se ha escapado”

  1. Yo de Bresson sólo he visto “Un condenado a muerte se ha escapado” y “Pickpocket”. A ver si me pongo con algo más… ¿Alguna recomendación?

    A mí lo que no me acaba de convencer es la voz en off. A veces me parece que redunda sobre lo que ya vemos. No es que me moleste, pero en esta película no siempre me parece necesaria.

    SPOILERS

    Para mí, el gran momento de la película es el del guardia que hace su ronda… y que hay que eliminar para alcanzar la libertad. Los pelos de punta.

  2. Ésta no la he visto, de Bresson sólo vi Pickpocket porque nos la colocaron de obligatoria en historia del cine y es una buena película, pero la frialdad que veo aquí tb está presente es lo que impidió que pudiera maravillarme…

  3. Max, para no entrar a saco y soltar un “todo” (que tampoco he visto) categórico, yo diría que seguir con “Al azar Baltasar” y “Une femme douce” no estaría nada mal. De las que he visto, diría que “Diario de un cura rural” es la que me ha parecido más áspera, y “Las damas del bosque de Bolonia” un melodrama pre-bressoniano delicioso.

  4. Esa frialdad, Freddy, está claro que es totalmente intencionada. A mí me parece interesante, aunque entiendo que pueda provocar que el espectador se distancie.

    Miraré a ver qué me puede traer el animalito de carga, Messieur Toldeur.

  5. Dentro de la frialdad, puntillosidad y con que Bresson (o Fontaine) nos cuenta la historia (o le solo afán de espacar que como bien dices en el post es lo único que se nos narra) creo que Bresson con su maravilloso tacto humano nos va traduciendo cinematográficamente el fondo del personaje, sus seguridades, sus inseguridades, sus anhelo y que tipo de persona era antes de ser un condenado a muerte.
    Otro matiz impresinante en Bresson y tu lo apuntas, es forma de filmar las acciones de sus personajes, que generalmente empiezan desde las extremidades terminando en una rectificación al rostro del personaje. Su manejo de la camara en tales circunstancias me parece asombroso como súmamente personal.
    Por último, decirte que me gusta tu blog, que Videodrome es sino mi película favorita de Cronenberg e invitarte a visitar el nuestro blog (el-lar.blogspot.com) que entre sus temas principales está el cine.

  6. Mmmm… No sé, a mí lo cierto es que no me transmite demasiado acerca del fondo del personaje. Hombre, es verdad que mediante sus acciones y la manera de afrontar sus situaciones podemos deducir algunas cosas sobre él, pero tampoco creo que se pueda sacar mucho. Me parece un personaje bastante intrigante. Es la impresión que tuve.
    En cuanto al modo de filmar las acciones de los personajes, creo recordar que en “Pickpocket” aún es más detallista. Bresson lo hace como nadie.

    Ahora mismo enlazo vuestro blog. ¡Parece interesante!

  7. Pude ver varias pelis de Bresson este año gracias a un buen ciclo programado por Punt 2 (el segundo canal de la tele autonómica valenciana) y, de lo visto, me quedo con Un condenado a muerte se ha escapado y, sobre todo, Diario de un cura de campaña (o rural, nunca recuerdo cuál de los dos es el título exacto), aunque haya que acostumbrarse a la forma de hacer cine de bresson, tan desnuda de retórica visual y tan áspera.

    saludos!

    por cierto, Max, gracias por enlazarme!

  8. !Gracias por enlazarnos Max! Te apunto lo de transmitirte lo del personaje en el sentido de que te describe como es una persona en su vida, se lo nota denodado en su trabajo por la resitencia, por ende “condenado a muerte” (sino sería un mero prisionero), segundo un tipo que pese a sus reticiencias con la gente o con la vida, siempre procura ser confiado en el prójimo (y de ahí una apuesta bresoniana de optimismo antropológico) y lo denota, por último su inteligencia y astucia que lo llevan a su “incontrastable” logro final. Saludos y corroborar el interés de tu enlace.

  9. De nada, Nostalghia. 😉

    Es que vuestro blog está muy bien por lo poco que he visto, Alvarex. Prometo aportar algo tarde o temprano. No hay de qué. 😉

    Gracias a vosotros por enlazarme también a mí.

    Por otro lado, sí, es verdad que podemos saber que Fontaine es un hombre convencido de sus ideales de resistencia, con una gran voluntad, que tiene una fe ciega en escapar. Tiene una gran determinación. También es cierto que sin la ayuda de sus compañeros presos le sería imposible tratar de fugarse, y en ese sentido confía en ellos (aunque luego desconfiará, inicialmente, del “extraño” que aparece como compañero de celda). Y de acuerdo respecto a que es un tipo hábil, con pericia e inteligencia.

    Pero fíjate que, desde mi punto de vista, parece que la película sólo quiere aportar la mínima información acerca del fuero interno del protagonista. La voz en off prácticamente se limita a contar sus acciones. No hay referencias claras, creo yo, a su psicología salvo excepciones (ese dilema moral a la hora de decidir qué hacer con el nuevo acompañante). Es como si los sentimientos del personaje apareciesen tapados, enterrados. En “Pickpocket” sucede lo mismo. Los actores no representan casi ninguna afectación, y de ahí su frialdad. Es algo que llama la atención.

  10. Una gran obra maetra y tambien la primera que vi de Bresson.
    De Bresson solo he visto esta, Pickpocket y El diablo probablemente y las tres me parezen grandiosas. Tengo varias listas para ver al lado de otras de Antonioni , Tarkovski…

    Ah, “La Evasión” es una de mis debilidades, no sé cuantas veces habré visto esa película…..

  11. Una obra profundamente espiritual, esta pelicula si de verdad deja algo al alma, ya que se puede interpretar como una alegoria al proceso de salvación en la vida: “todos queremos escapar”. Una pelicula que se convierte en algo trascendente con una trama minimalista. Un condenado a muerte se escapa es probablemente la obra cumbre de Robert Bresson, hay que mencionar que el era cristiano jansenista por lo que la idea de predestinación y gracia divina se ve en esta pelicula. Al visionar esta pelicula se siente algo maravilloso y religioso. “Cree en la posibilidad de lo imposible” una pelicula que plasma libre albedrio pero a su vez un destino o determinismo ya que parece que Fontaine el se forja su destino, el elabora el plan de escape, pero tambien podemos ver casi una intervencion Divina, una presencia divina.

    Lo espiritual va mas alla de los sentimientos.

  12. es igualito a pick pocket, ambos solo quieren salir, escaparse de una situaicón exageradamente opresora, solo que en pickpocket la opresión es ejercida por el capitalismo, en un condenado son los nazis, dos tipos de esclavizacion del superhombre frances que usa su inteligencia y se arriesga para luchar por lo que quiere, en ambos casos solo es el uso de la inteligencia para sobrevivir a situaciones imposibles, escapar, ya de nazis o bien robando, pero escapar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s