“La joven del agua”

 

Lady in the Water (2006) / Director: M. Night Shyamalan / Guión: M. Night Shyamalan / Intérpretes: Paul Giamatti, Bryce Dallas Howard, Bob Balaban, Jeffrey Wright, Sarita Choudhury, Cindy Cheung, M. Night Shyamalan, Freddy Rodriguez.

“What kind of person would be so arrogant as to presume the intention of another human being?”

A lo largo de la estimulante filmografía de Shyamalan cabe percibir, desde mi punto de vista, al menos un tema común y esencial: el temor del ser humano. De esta forma, y valiendo todas las redundancias posibles, observamos que, en El sexto sentido, nos hablaba del temor a ser consciente de una nueva condición, en este caso simbolizado en la muerte; en El protegido, del temor a asumir un gran poder que conllevaba, claro, una gran responsabilidad; en Señales, del temor a la pérdida de la fe; y en El bosque, del temor a que se quebrantase la inocencia de la comunidad, utilizando el miedo al mito como factor necesario para preservarla de la tóxica amenaza exterior. Y La joven del agua, por su parte, no es una excepción.

Asimismo, del director hindú uno siempre espera sus nuevos proyectos con auténtica expectación, con la esperanza de asistir a algo grande: al más difícil todavía, en definitiva. Si, además, su nueva película se ve precedida de la maravillosa El bosque (su mejor y más complejo trabajo, para mí), está claro que la probabilidad de causar la decepción crece varios enteros al tener que afrontar una exigencia, al menos por mi parte, importante. Con La joven del agua, Shyamalan decide dar un triple salto mortal con tirabuzón y realiza una propuesta tan arriesgada y personal que casi se convierte en suicida, ofreciéndonos algo parecido a un cuento, a una fábula moral que une a una criatura extraña con una comunidad de vecinos para que recuperemos la fe en nosotros mismos.

Por desgracia, el problema consiste, ay, en que la película de marras, a pesar de su loable valentía, resulta de lo más fallida y, así, por momentos incluso diría que se acerca peligrosamente a una suerte de inconsciente autoparodia (o mala imitación) del cine de su autor. Aunque no entraré en disquisiciones profundas porque no he acertado a averiguar qué pretende, en verdad y en el fondo, contar Shyamalan, sí me aventuro a decir que su última obra provoca mucho ruido para obtener muy pocas nueces, siendo un ejercicio de autocomplacencia que bordea el bochorno y donde prácticamente nada funciona si dejamos de lado el lógico nivel técnico de la producción, los esfuerzos de Paul Giamatti y la banda sonora de James Newton Howard.

Partiendo de unos personajes extravagantes, desdibujados, de puro chiste, imposibles de creer y cuyos comportamientos me parecen, por lo general, incomprensibles e incoherentes, la función transcurre entre gags cómicos desafortunados y una trama que poco a poco se va perfilando con farragosidad, sin pulso ni sentido del ritmo y según la caprichosa fantasía del todo vale, es decir, del cuento que se representa en la realidad y conlleva, para su consecución, la unión del hombre. Entre diálogos insulsos y de trascendencia de baratillo y acciones risibles y hasta ridículas (el bueno de Cleveland escuchando el cuento como un tierno infante o el niño leyendo en las cajas de cereales, por citar dos…) que alguno dirá que se justifican en virtud de su carácter de fábula, la cinta avanza sin que uno dé crédito a la casi absoluta carencia de emoción y misterio de su historia y a la extrema ingenuidad de algo que podría, y lo comprendo, situarse en el terreno de la irritante y pretenciosa tomadura de pelo.

Dios, vaya resbalón…

Valoración (0 a 5): 1,5

PD: Lo que ocurre con el personaje del crítico me ha hecho gracia, lo reconozco, aunque no sé a qué viene ni cuál es su misión en este (demasiado) caótico e inverosímil entramado.

Anuncios

22 pensamientos en ““La joven del agua”

  1. En las inmortales palabras de Ron Burgundy, “agree to disagree”: “La Joven del Agua” me parece una de las películas más valientes y excepcionales del año, un testimonio al esquinado talento de uno de los últimos autores del Hollywood del siglo XXI.

    De hecho, para mí es una de las tres películas del año.

  2. En esta también hay que entrar en el juego, caramba.
    Es un maldito cuento de hadas en una urbanización, así que, bueno, valiente y arriesgada. A mi si que me gustó, y Giamatti me parece entrañable.
    Quizás le falla el humor, muy muy forzado.
    Pero entretiene
    Eso si, el tercer acto más flojeras de Mr M

  3. Lo de que es un cuento de hadas como justificación para que Shyamalan haga lo que le dé la gana es algo que he leído en muchos sitios. Claro, así cualquiera…
    Viendo la película me ha dado la impresión de que este hombre se ha visto sobrepasado por su ego. No se trata solamente de que se haya reservado un papel de cierto peso, sino que presenta un discurso de una autocomplacencia asombrosa, logrando que su experimento sólo pueda ser disfrutado desde la postura del todo vale, desde la posición de dar por bueno hasta lo más ridículo o chirriante pensando que el hindú está realizando una obra revolucionaria que habla de sí mismo.
    Respeto todas las lecturas, faltaría más, pero tengo que decir lo que pienso: A mí me parece agua de borrajas.

  4. Al igual que Kesher, he pasado de la película olimpicamente y tu comentario no hace sino reafirmar mi posición. Por cierto, me comentaron que más que inconsciente autoparodia del cine de Shyamalan… hasta llega a recordar a … Pokemon! XD

  5. Sí, recuerdo que ese comentario lo hizo chinocudeiro. Hombre, del universo Pokemon no conozco absolutamente nada, así que no sé a qué se referirá… 😀

    Estoy por volver a ver “El bosque” para quitarme este sabor de boca…

    Off Topic: La serie “Heroes” va a más. El capítulo 10 me ha parecido excelente. Y si lees esto, Sr. Toldo, que sepas que la animadora se supera: hay una escena en la que baila por un momento ante el espejo y moviendo los pompones que es digna de recordar. 8)

  6. Pero es que tb me lo corroboraron un par de amigos, al final igual acabo viéndola sólo por eso, a ver si al menos me rio XD

    A ver si llega ya la Navidad! (porque entonces me pasaran un dvd con capis de Heroes!)

  7. Un buen batacazo, sí señor. Espero que a Shyamalan se le bajen los humos y los delirios de grandeza… ¿Habrá sido devorado por su propio cine?
    Incluso creo que he sido demasiado generoso en la valoración…

  8. Ay, ay, ay, Shyamalan, ding-dong… ésta me la ahorré en su día, y por lo que leo, hice bien.

    Lo de “uno de los últimos autores de Hollywood” no lo sé, pero lo de “único capaz de rodar un cuento de 100M $ para sus niños” ya lo ha cumplido. Por menos de eso masacraron a Cimino…

  9. En fin, será que cuando leemos los cuentos de Perrault o de los Hermanos Grimm no decimos que es un universo de Pokemon (mira que hay que leer gilipolleces..) o le recriminamos aspectos tan banales. Lo que deberíamos hacer es preguntarnos porqué un tipo como Shyamalan se ha lanzado a hacer algo como esto….aquí radica la cuestión. Y bueno, pretensiones, si no tenemos pretensiones en esta vida mal vamos.

    Saludos

  10. Aahh, y se me olvidaba..en cualquier caso, “La joven del agua” es una película demasiado profunda, demasiado compleja, demasiado adelantada como para ser rematada en tres patadas, como para decir simplemente que es un “truño” (?¿?¿?¿) o cosas como “la peor película del año”. Pero bueno, el cine ya ha demostrado que el tiempo pone las cosas en un sitio, e igualmente el Sr. Shyamalan hace ya un tiempo que escribió su nombre en la Historia del Cine.

    Saludos

  11. Para gustos, colores.

    Haberse equivocado (siempre según mi punto de vista, claro) no hace menos grande a Shyamalan. “Topaz” es un coñazo, pero luego Hitchcock hizo “Frenesí”. Yo espero que el batacazo económico le baje un poquiiiiito los humos y haga algo más interesante.

    Por cierto, por aclarar, “pretencioso” según la RAE es “Presuntuoso, que pretende ser más de lo que es”. No alguien con pretensiones.

  12. Roberto, a veces me da la sensación de que tratamos de buscarle los tres pies al gato cuando nos enfrentamos a determinados directores. Como humanos que somos, nadie está exento de sufrir un desliz en su carrera… ni siquiera alguien como Shyamalan. Yo entiendo que se intente buscar a esta película múltiples interpretaciones, tratando de discernir qué pretendió hacer su director, pero en este caso me parece un ejercicio en vano (bajo mi punto de vista) porque, en el fondo, creo que es de lo más simple a pesar de su engañosa trascendencia.

    Sinceramente, el problema está en que no me parece ni una película demasiado profunda, ni una película demasiado compleja, ni una película demasiado adelantada. Puede que me equivoque (al fin y al cabo, son opiniones), pero me da la impresión de que es un cuentecito que, para ser contado, hace mucho ruido para tan pocas nueces, está provisto de muchas alforjas para tan corto viaje y pretende ser mucho más de lo que es. Y todo ello, con una altanería y una autocomplacencia que no le hacen ningún bien.

  13. No Max, yo busco los tres pies al gato cuando un director me ha demostrado en su trayectoria que hay que buscarle los tres pies al gato. No me voy a poner a buscarle explicaciones metafísicas a una película de, por ejemplo y ya que estamos, Darío Argento, porque su cine se ha basado únicamente en el mero goce plástico. Dudo que Shyamalan, con todo lo que lleva y sobre todo tras “El bosque” le de por brindarnos un cuentecito así “a lo Pokemon”. ¿Qué es altanero? Me parece de puta madre, basta ya de tener miedo a decir lo que uno piensa de verdad.

    Y ¡ojo!, que yo no tengo que promocionar a Shyamalan ni mucho menos, ni tengo que ir contracorriente para “molar”. Afortunadamente, todavía puedo decir lo que pienso sin que se me impongan trabas desde fuera. El día que una película de Shyamalan me parezca un patinazo lo diré sin contemplaciones, pero sí me parece (y repito) muy injusto que con todo lo que ha demostrado este hombre ya, con la fuerza y coherencia que tiene su discurso, se le trate como a un Michael Bay cualquiera. Hay directores que, nos gusten más o menos, están por encima de un nivel, y aunque uno crea (yo no) que haya cometido un desliz, sus películas siguen siendo mil veces más interesantes y con mucho más jugo que el gran porcentaje de producción cinematográfica anual. No se puede simplificar en el “o es buena o es mala”.

    Y Tonio, está muy bien eso de acudir a la RAE, pero también valdría para aquellos que sueltan la palabra “pretencioso” sin tener ni idea de lo que significa. Aún así, gracias. Lo entendí mal.

    Saludos

  14. Como te comprendo. La vi a sabiendas de lo que se estaba comentando, porque al fin y al cabo con algunas de las otras también hubo voces discordantes, y este tío me encanta. Pero sí, ha flojeado. Y mira que yo tenía ganas de contradecir al mundo y tal. Una pena.

  15. Lo menciono para que quede claro lo que quería decir, por supuesto. Soy consciente de que tú, igual que hago yo, escoges las palabras con atención a su significado.

    Y ojo, que el hecho de que suponga un resbalón para Shyamalan no quiera decir que no sea mejor que una película de, por usar el ejemplo que has puesto, Michael Bay. ¿Que tiene detalles interesantes? Pues sí. Pero también, por ejemplo, algunos de los planos más obvios, menos sugerentes, de su carrera. Y un guión sobreexplicado en los diálogos.

  16. ¿Tendré que ponerme las gafas de pasta para ver lo que dicen que hay en “La joven del agua” y que yo no veo? 😀

    Es una broma, jaja. Que nadie lo interprete mal. Digo lo de las “gafas de pasta” porque siempre me hace mucha gracia cuando utiliza el término el blogger Spaulding. Insisto en que lo digo de coña. 😀

    Por otro lado… ayer sólo pude ver el comienzo de “The Host” y… ¡wow!

  17. Qué película más bella, más compleja, más sincera. Combinar con tanta maestría una auto-exploración sobre el cine de Shyamalan (por eso a veces simula ser una parodia, todo es autoconsciente) con un profundo canto al arte de contar historias, a la fantasía, a la solidaridad… y sin caer en el cliché sistemático, fácil, impostado.

    Que decir, y encima covers de Bob Dylan…. estoy impresionado.

  18. La vi ayer y sí que me gusto (un 3+) aunque el director indio tampoco me entusiasme me quedo con El protegido y después El bosque y esta. Lo que más me gusta de Shyamalan es como logra crear tensión y atmósferas fantásticas en entornos cotidianos (ya sea con muertos, superheroes, extaterrestes, criaturas…).
    un saludo!

  19. VEREIS YO NO SOY CRITICO ME GUSTA EL CINE Y SI ALGO ME GUSTA ES QUE ME EMOCIONE Y ME ILUSIONE Y ESTA PELICULA LO CONSIGUIO ME TRANSPORTO A OTRO MUNDO DENTRO DE NUESTRA PROPIA REALIDAD Y NO VOY A CRITICARLA POR EL PURO ECHO DE DARMELAS DE ENTENDIDO COMO HACEN MUCHOS NO ES LA MEJOR PELICULA DE TODOS LOS TIEMPOS NI MUCHO MENOS PERO ES UNA BUENA PELICULA QUE CUENTA UNA BONITA HISTORIA Y UN BUEN EJERCICIO DE IMAGINACION POR PARTE DE SU DIRECTOR SOLO TENEIS QUE FIJAROS EN LA CARTELERA Y VER EL CINE QUE HACEN HOY EN DIA PARA DARSE CUENTA QUE ES UN OASIS EN MEDIO DEL DESIERTO
    PARA MI ESS UNA PELICULA QUE SE DEJA VER Y CON UNA MUY BUENA INTERPRETACION DE SUS ACTORES EN UN PEQUEÑO ESCENARIO TAN SIMPLE COMO UNA COMUNIDAD DE VECINOS Y ESO CREO TIENE MUCHO MERITO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s