“Saw III”

 

Saw III (2006) / Director: Darren Lynn Bousman / Guión: Leigh Whannell / Intérpretes: Tobin Bell, Shawnee Smith, Angus Macfayden, Bahar Soomekh, Dina Meyer.

Me encuentro entre los que valoraron positivamente el interesante planteamiento de la célebre e impactante Saw, que partía con dos tipos encadenados, encerrados y sometidos a un macabro juego de supervivencia. La tensa situación inicial, caracterizada por la sórdida atmósfera y dominada por la sensación de angustia y claustrofobia, creaba la intriga y daba pie a un duelo psicológico que conseguía capturar la atención de un espectador que se preguntaba qué demonios sucedía. Sin embargo, conforme transcurrían los minutos la película se revelaba, por desgracia, como un mero castillo de naipes, como un espectáculo sin consistencia y rebuscadísimo que, eso sí, acababa con una sorpresa del todo imprevisible que redimía, en parte, las tonterías concentradas en la recta final.

La segunda parte, de la que renegaron muchos, me pareció entretenida por su condición de delirio sádico y desvergonzado que, sin coartada alguna, se lanzaba a despedazar a sus intrascendentes y planísimos títeres mediante un toque truculento… y divertido. La peliculita, desatada y convertida en un despiporre simpático y hasta caricaturesco, me resultó imposible de tomar en serio e incluso percibí en ella mayor “honestidad” que en la primera parte, pues desde el primer instante ofrecía el desmadre que prometía. En definitiva, Saw II, a pesar de sus muchos y evidentes defectos, me funcionó como evasión gamberra que, nutrida de las correspondientes inclinaciones efectistas, campaba a sus anchas con gracia y sin el menor rubor.

Y he aquí que ahora llega Saw III, la tercera entrega de una saga que seguirá teniendo continuidad (sorprende que Xavier Palud y David Moreau, directores de la magnífica Ellos, se hagan cargo de la cuarta), aunque la fórmula, repetida hasta la saciedad, presente escandalosos síntomas de agotamiento en función de la total carencia de ideas de sus responsables.

Así las cosas, ya sí podemos afirmar que la saga ha caído en el abismo del despropósito y el tedio mediante esta olvidable cinta que no es sino una insulsa concatenación epatante y desquiciada de atroces escenas gore cuyo único fin es saciar la sed del fan radical que demanda más carnaza, es decir, un paso más en lo que a torturas y sufrimiento se refiere. Ni siquiera uno puede considerarla como un perverso divertimento porque lo que nos encontramos, en realidad, es una descerebrada celebración del dolor, la brutalidad y el salvajismo que no permite el distanciamiento, sino que obliga a asistir a una carnicería mostrada con todo lujo de detalles y despojada de sentido del humor. De este modo, el ínfimo argumento, de absoluta vergüenza ajena (atención a la estúpida historia del padre vengativo y al risible objetivo último de Puzzle), es una excusa muy barata y retorcida para desplegar el festín de lo enfermizo.

Grotesca, aburrida e inane.

Valoración (0 a 5): 0

22 pensamientos en ““Saw III”

  1. Pues sí, un bajón, aunque tanto como para ponerle un ceraco… Tiene cosas buenas (¡los cerdos! ¡La operación improvisada y ultragore! ¡La máquina retuercepersonas!), pero el tramo final es absurdo, frustrante e incoherente con el resto de la trilogía. Puede que la cuarta entrega remonte el vuelo, pero yo esperaré a verla en DVD.

  2. Hombre, los métodos de tortura son curiosos (también excesivamente desagradables)… pero no me compensan. No sé si será sólo cosa mía, pero en la segunda parte noto mucho delirio y despiporre, lo que me hace no tomármela en serio. Sin embargo, en esta tercera veo una intención de no distanciarse de las bobadas mostradas, de modo que parece tomarse demasiado en serio a sí misma, lo que me parece un pecado mortal. Es una de las películas más gratuitas y epatantes que he visto. Todo está pensado para impactar a cualquier precio. La ¿historia? es una mera excusa que resulta de juzgado de guardia.

    Y encima he llegado a aburrirme…

  3. Yo tengo algo de fe respecto a la ya anunciada cuarta. Los directores franceses hicieron un gran trabajo en “Ellos” y pueden ofrecer algo de interés siempre y cuando no sean fagocitados por la dinámica de degradación de la saga.

  4. Queramos o no, Mr. Libertine, “Saw” es célebre (por ser conocida y haber creado cierta fiebre en su momento) e impactante (porque sí, porque impactaba en mayor o menor medida). Si te fijas bien, no la he elogiado demasiado. Lo que digo es que, tras una situación de partida interesante, conforme pasan los minutos se va convirtiendo en un mero castillo de naipes con abuso de tonterías al final.
    Ya sabes que “Saw II” me divirtió.
    “Saw III” sí que es un bodrio de agárrate y no te menees.
    ¡”Borat” no la he visto! ¡Pero quiero!
    Ahora me tomo la medicación, tranqui.😛

  5. Temiendome algo así (ya la segunda apestaba) decidí pasar de verla ayer y meterme a “Trastorno”, que es flojucha, pero fijo que mejor que ésta… Creo que leí que los directores de Ils no sólo iban a hacer la cuarta, sino también la quinta entrega…

  6. Bueno, Red, a mí “The Eye” me gustó bastante porque me pareció muy efectiva. Ya veremos qué ocurre con el remake y si nuestros queridos galos consiguen hacer algo decente dentro de la maquinaria USA.

    Sí, Freddy, lo de la quinta entrega también lo he leído por ahí…

  7. Lamentablemente debo discernir en el comentario. Más allá de que en esta tercera parte, cuando la ví en el cine sufrí como un condenado por la excesiva violencia, las Saw son películas de terror pero de esas que marcan un cambio, un nuevo camino. Creo que después de las aburridas y cansadoras películas del género que fueron consecuencia de una primer “Scream” (de ahí en adelante la mayoría de los nuevos filmes que salieron siguieron la tendencia que esa peli proponía), Saw, también en Hostel, a pesar de lo desagradable y lo controvertido de sus temas centrales: las torturas y el sufrimiento en sí; tienen un mensaje más allá de la mera violencia y que es dejarnos pensando hasta qué punto puede ser posible que los conflictos sociales y los trastornos psicológicos de ciertos individuos, mantengan lejos la temática que expresa esta película de la realidad. Además de estar pensada de manera excelente, me fascinan los finales de estas pelis!!.
    Me entretiene (me hace sufrir también pero bueno, es terror!!) y me deja pensando. Una saga excelente y esta la mejor de las 3. Espero con ansias la próxima en año entrante. Saludos para todos, espero volver pronto, esta fue mi primera vez aquí.

  8. ¿No puedes con las torturas cinematográficas, KesheR, pero sí con las reales?😛

    Nico, yo no creo que la saga “Saw” tenga un mensaje más allá del efectismo puro y duro. Y lo mismo ocurre con la horrenda (por mala) “Hostel”. No veo ninguna reflexión social o psicológica en ellas, sinceramente…

  9. Pues a mí esta tercera parte, partiendo de lo malísima que es igualmente, me parece superior a la segunda, que me pareció una bazofia y una completa tomadura de pelo (y no lo digo por la incipiente calvicie de Tobin Bell).

    Efectivamente, Max, ni hay reflexión ni novedad en “Saw” o “Hostel”, como reflexiona Nico. La cosa no va por ahí: lo que ocurre es que los cineastas jóvenes que están haciendo fantástico son fans del género y las “nasty movies” de los 70, y están recuperando esa (memorable) forma de hacer cine.

    En ese sentido, atención al libro que publicarán Sitges y San Sebastián conjuntamente el próximo año, sobre el terror norteamericano de los 70. Puede ser muy interesante.

  10. Pues por algún extraño motivo a mí me divirtió la segunda. Todo lo contrario a esta patética tercera, que riza el rizo en cuanto a gratuidad gore se refiere y se basa en uno de los peores guiones que me he echado a la cara.

    Tonio, puede que esos nuevos cineastas estén recuperando el sucio horror setentero, pero me parece que no lo han entendido o que no saben cómo trasladarlo a los tiempos que corren. A mí no me gusta todo el terror de los 70, pero creo que actualmente (y salvo excepciones, claro) no se logra imprimir ese toque malsano, visceral y próximo de antaño. Creo.

    Bueno, pues ese libro puede estar bien y es una interesante iniciativa. Lo que falta por saber es quiénes participarán en él. Sé de unos cuantos críticos a los que no me gustaría leer.

  11. Qué malos sois… ¿Queréis que me moje? ¡Pues allá voy!

    Dejando claro que respeto a todo y a todos y que nadie se salva de estar sometido a juicio de una u otra forma, personalmente me interesa bastante poco lo que puedan decir sobre el fantástico críticos como Ángel Sala, Jesús Palacios, Fausto Fernández o Ramón Freixas, a los que he leído y no me han convencido casi nunca. Los tres primeros yo creo que pecan de un frikismo excesivo y de una tendencia a la sobrevaloración habitual de cualquier medianía del género, mientras que el petulante y rebuscado estilo de expresión del cuarto me supera. Y tampoco me convence Hilario J. Rodríguez, por cierto, por muy de “Dirigido” que sea.

    Al que normalmente me gusta leer es a Sergi Sánchez. Suelo coincidir bastante.

    De acuerdo contigo, Tonio, respecto a Aja y Zombie. Son la excepción.

    Roberto, te recomendaría que no pierdas el tiempo viéndola. Yo lo hice por completismo y curiosidad.

  12. Finalmente la ví, y a un nivel puramente personal y nada analítico tengo que decir que me aburrió profundamente; 107 minutos para contar esto demuestra una acuciante falta de talento narrativo. Respecto a los retruécanos del guión, bueno, es algo con lo que hay que convivir sin hacerse demasiadas preguntas. También tengo que decir que poco varía con respecto a la segunda parte, de la cual escribí un texto no publicado (y ahora contened la respiración) comparándola con “Caché” debido a que ambas nos hablan sobre la falsedad de la representación.

    Por otra parte, al que sí debería castigar Jigsaw es al tal Darren Lynn Bousman este, que no sé si se puede definir como el único culpable de la masacre formal de la película. Es que no se salva ningún plano, no hay nada de gusto por la composición, la planificación…es todo bastante patético. Y es una pena porque “Saw” (de forma buscada o no) plantea muchas cuestiones filosóficas sobre el ser humano, al que dibuja como un ente puramente movido por impulsos, y entregado al ejercicio del mal, además de esos planteamientos de expiación a través del dolor físico y el sacrificio. Una pena…

    Saludos

  13. El “maestro” Uwe Boll no hace películas… hace joyas del sinsentido, el absurdo, la ilógica, la memez más grande imaginable… cosas asi… yo sólo he visto “Alone in the dark”, pero prestando la peli como se presta a mofarse de ella mal no lo pasé😄

  14. Estaba leyendo el post y qué queréis que os diga… la saga Saw jamás me ha apasiaonado y las secuelas las he visto por completismo. Desde luego, me resulta difícil referirme a Saw 3 sin meter alguno insulto por medio, sobre todo con esa tendencia a la crueldad gratuita y casi poco justificada, que encima sus artífices atenuan para que la peli sea visible por todos los teenagers.
    No sé, igual porque me hago mayor o porque no hay reflexión alguna, pero ese tipo de bluffs de violencia porque sí me acaban cabreando.
    Eso sí, las del tío Uba no tienen nombre. Supongo que fui de los pocos que se tragó House of the dead (obviamente, porque no sabía quién era su director) en el cine… y aún me estoy recuperando :p

    Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s