“Scoop”

 

Scoop (2006) / Director: Woody Allen / Guión: Woody Allen / Intérpretes: Scarlett Johansson, Woody Allen, Hugh Jackman, Ian McShane.

Como se ha apuntado en varios sitios, probablemente la última de Woody Allen, Scoop, sea una película menor, liviana, anecdótica, poco trascendente… Ahora bien: ¿Cómo puede uno resistirse a su envidiable vitalidad, a su jovial y lúdico espíritu de pasarlo bien, a su desacomplejada simpatía…? No seré yo, desde luego, el que niegue el poder de diversión de esta agradabilísima comedia que se presenta conectada, en diversas vertientes, con otras obras allenianas como Match Point, Misterioso asesinato en Manhattan, La maldición del escorpión de Jade o Poderosa Afrodita. Porque sí, amigos, he de confesarlo: Scoop me ha parecido deliciosa de principio a fin.

Sondra Pransky (Scarlett Johansson), la ambiciosa y efervescente estudiante de periodismo; Sid Waterman (Woody Allen), alias Splendini, el desternillante y atolondrado mago de pacotilla; y Peter Lyman (Hugh Jackman), el pulcro y atractivo aristócrata británico, forman el triángulo de personajes que interactúan, con mucha gracia, en una cachonda trama que comienza con un prestigioso periodista, Joe Strombel (Ian McShane), ya fallecido, que navega junto a la propia Muerte por el más allá (!!!) y casualmente descubre una noticia de gran alcance, ya que tiene motivos para sospechar que Lyman, hijo de un Lord inglés, es el llamado Asesino de las cartas del tarot. Durante un tópico número de magia de Waterman en el que participa Sondra como invitada, se produce un fenómeno sobrenatural: Strombel aparece y desaparece para transmitirle el secreto a la intrépida reportera. Y ella, como no podía ser de otra manera, se lanza a la investigación con la inestimable ayuda del reticente mago, decidida a conocer de cerca al sospechoso y, si acaso, a desenmascarar su posible identidad oculta.

El alocado argumento es una excusa, delirante si se quiere, para jugar sus principales bazas: cómicos e ingeniosos diálogos recitados con ligereza, histéricos comportamientos e inspiradas interpretaciones de unos actores que parecen haber entendido perfectamente el universo del geniecillo neoyorquino. De tal forma, Scarlett Johansson, realmente espléndida (y hermosa, sí), explota su vis cómica y soporta con buen resultado sus duelos verbales con un Woody Allen en su línea, al igual que logra desprender la suficiente química con el funcional personaje de Jackman.

La trama es lo de menos, y poco importa lo inverosímil que pueda ser, pues su evidente falta de pretensiones y el humor que invade cada instante suponen buenas virtudes para esta alegre y dicharachera comedia. Y todo ello, servido a buen ritmo, decorado mediante algún que otro chiste a retener y aderezado con varias andanadas de mala leche (el retrato de la alta sociedad londinense, la forma de conducir en Inglaterra o los límites del periodismo más audaz).

¡Pon una sonrisa en tu vida!.

Valoración: (0 a 5): 3,5

Anuncios

13 pensamientos en ““Scoop”

  1. A mí también me pareció muy simpática, con un par de momentos de partirse. Le saco dos pegas, principalmente, por las que dejo la nota en un 7: que el peso de la película lo lleva Allen (sin sus coñas hubiera sido mucho más pesada) y que a partir de cierto momento* la trama se paraliza y no avanza nada.

    Por cierto, supongo que alguna vez te lo habré preguntado, pero no me acuerdo: ¿estás registrado en Film Affinity?

    * SPOILER BRUTAL: me refiero a cuando Scarlett encuentra la baraja. A partír de ahí la historia da unas cuantas vueltas para llegar al inevitable y previsible final de que él es el asesino.

  2. Es que la gente tiende a confundir “película menor” con “película de mierda”. A mí “Scoop” me pareció divertidísima, me lo pasé pipa en el cine: no está ni mucho menos entre lo mejor de Woody Allen pero ¿por qué tiene que estarlo? ¿Qué necesidad tiene Allen de seguir demostrando nada, si puede divertirse filmando una comedia así?

  3. Yo me rei una barbaridad y agradeci por fin que una comedia americana me sacase una sonrisa constante y unas risas de vez en cuando. Creo que el acierto de Scoop se debe al desenfado y el animo de entretenerse con un papel a su medida que ha tenido Allen en esta ocasion.
    Le están dando palos, porque muchos esperaban otro Match Point. No son para nada comparables y es un error hacerlo.
    Allen nos ha hecho disfrutar y reirnos con unos chistes muy entonados y con un final para su personaje para quitarse un sombrero.

  4. KesheR, es que a mí la trama sólo me importa relativamente. En este caso creo que casi es secundaria, que sólo es una excusa para divertir y para que uno sonría con lo encantador de las peripecias de los personajes. La Johansson me ha parecido casi deslumbrante y quizá debería decantarse un poco más por la comedia, género en el que creo que puede desenvolverse bien.
    Sí, estoy registrado en filmaffinity, pero hace siglos que no puntúo nada. Me acabé cansando y llegó un momento en que ya no me motivé para seguir haciéndolo. Estoy registrado como “Agente Cooper”: http://www.filmaffinity.com/es/userreviews/1/193328.html
    Tonio, de acuerdo contigo. “Scoop” ha sido comparada en exceso con “Match Point”. Es injusto, puesto que son diferentes en cuanto a género y pretensiones aunque presenten puntos en común (el arribismo, la alta sociedad británica…). “Scoop” podrá ser ligera, pero no se merece que muchos la hayan puesto a caldo esperando una nueva “Match Point”. En sí misma es una película encantadora.
    Robgordon, así es. Me da la impresión de que la comedia no pasa por un gran momento, y precisamente “Scoop” nos devuelve la esperanza. No es de las mejores películas de Allen, lo que no significa que sea despreciable. Ojalá todas las comedias fueran así. El final del personaje de Allen es glorioso, jajaja…

  5. Lo que yo pienso es que hay gente que ve esta película como “otra de Woody Allen”. Salimos todos tan deslumbrados del cine con Match Point que comprendo que pueda chocar este “Misterioso asesinato en Londres”.

    Pero, joder, después de treinta películas (o yo que sé las que lleva este monstruo), se puede permitir hacer lo que le salga de las pelotas, como si quiere hacer un remake de “Bananas”, es que me la trae floja 😀

    ¡Viva Allen!

  6. Hombre, divertida y entretenida es, pero eso de pasar por encima por sus debilidades como hacen bastantes no me convence. Ni película de mierda ni película a la que excusarle sus problemas… Vaya, que la faceta cómica está lograda, pero lo del suspense es tan inexistente, previsible y mal resuelto…

  7. Pues a mí en cambio Scarlett me ha parecido muy perdida y forzadísima en la comedia. Muy (mal) sobreactuada, buscando esa mezcla entre Mia Farrow y la Diane Keaton de Misterioso asesinato en Manhattan. Esto, unido al guión que no pasa de anécdota ligera, lastra mucho la película –nada que ver con contar con toda una Téa Leoni como en Hollywood Ending, por ejemplo–. Pero bueno, que sí, que se deja ver bastante bien y tiene unos cuatro puntazos magníficos (todos en boca de Allen, of course).

    Si, por lo que veo, huyen ustedes de esta nueva edad dorada de comedia estadounidense de one-man shows liderada por los monstruos Stiller, Wilson, Ferrell, Carell, etc. y buscan productos allenianos, les recomiendo The squid and the whale de Noah Baumbach, que como en los mejores allens mezcla drama y comedia istupendamente.

  8. El problema es cuando tienes que chuparte una trama estúpida y sonrojante para que Woody Allen lance sus típicos chascarillos (ahora basados en sus desventuras londinenses) que buscan epatar al espectador, que parece que debe asentir sin espíritu crítico a las cuatro coñas que lanza (unas buenas, otras malas). Para eso, casi que prefiero que se marque un especial “El club de la comedia” en Dvd y solo me cuente los chistes. Y encima, que a diferencia de “Match Point” el uso del elemento fantástico sea tan impostado que da vergüenza. Pues eso, que no me gustó mucho la película…jejeje.

    Saludos

  9. Pues a mí, Sr. Toldo, me parece que la señorita Johansson da la talla perfectamente en ese papel. La veo lo suficientemente alocada y pizpireta. O puede que sea porque, tras el mal sabor de boca que me dejó en “La Dalia Negra”, ahora he sido benévolo …
    Esa nueva ola de la comedia USA que citas no es muy santo de mi devoción. Prefiero otras cosas. Yo también recomiendo “The Squid and the Whale”, que es una grata sorpresa.
    Roberto, lo que ocurre es que a Allen yo le acepto esta trama porque me parece una coña marinera graciosa. Por la razón que sea, no me molesta para nada. Todo es muy improbable en esta historia, que no resiste un mínimo análisis, pero forma parte del encanto. Lo rocambolesco de la investigación y de las apariciones del muerto pertenecen al cachondeo puro y duro que se plantea. Yo he picado.

  10. Estoy más bien con Roberto: le agradezco los chistes, pero si no se va a tomar en serio la trama, ¿para qué hacer un largo pretendiendo suspense? Al final le quedan cosas tan sueltas que en vez de dejar el gemelo del hijo del Lord como un buen McGuffin, lo hace ‘resolver’ con el periodista del Observer y la fastidia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s