El auténtico monolito: Kubrick

 

(…) El crítico David Denby, comentando secamente el extraordinario sentido de zeitgeist (espíritu del momento) de Kubrick, lo compararía más tarde a él con la piedra negra de la película [refiriéndose a 2001]: “Una fuerza de inteligencia sobrenatural, que aparece a grandes intervalos entre chillidos agudos, que da al mundo una violenta patada hacia arriba, hacia el siguiente peldaño de la escalera de la evolución”.

Stanley Kubrick. Biografía, de John Baxter.

5 pensamientos en “El auténtico monolito: Kubrick

  1. La grandeza de 2001 es que es en cierto sentido una película de ciencia ficción, un hito, tal como lo fue en su día “encuentros en la tercera fase” (por no mencionar el cuentos de hadas galáctico de Lucas) pero a la inversa.: si el de Spielberg abrió caminos por los que transitar, Stanley Kubrick realizó una película que tenía “su propio camino”.

    The Fountain de Darren Aronfosky parece seguir la línea conceptual de Kubrick, no en un sentido exacto en términos estílisticos-narrativos (aún no he visto el film y todo es conjeturar) pero si en aspectos de querer desarrollar otro nuevo film-concepto (en el caso de Kubrick filmconceptos, no abusa de una sola idea sino que crea en cada momento muchas). Veremos, aunque Aronfosky es un cineasta discutible.

    PD.: El guión de “Black Hawk Down” no es de Ridley Scott (puesto que nunca ha escrito ni escribirá guiones) y en todo caso el material de origen (la citada obra de Mark Bowden) si que entra en una clara línea de periodismo-épica-bestseller, un género muy norteamericano.

    En cuanto a “Hard Candy”, a mi me pareció despreciable por todos los motivos argumentados (su moralina infumable y demás) pero tampoco me pareció entretenida, de hecho, en cuanto sus trampas se evidencian (y es tempranamente para un film de corta duración y con esta narrativa climática, que busca el in-crescendo) caí en la cuenta de su torpeza y de una historia que fingía avanzar, cayendo en la más profunda de las apatías con los personajes, y con el propio tema central que, en otra de sus múltiples falacias, finge tener una posición ambiguo-reflexiva y nada de hay de eso.

  2. PD2.: Ah lo de David Slade no me he explicado bien. Denunciaba que muchos críticos aprovechan la mínima para criticar a Tony Scott por la canibalización de recursos de otros medios (primero fue en la televisión y ahora es la publicidad, los videoclips, etcétera) no comparaba a Slade. Sólo en el hecho de que Slade, quizá no tan frenético (sus propuesto no exigen todo el efectismo que Scott aporta andrenalíticamente) si ha sido valorado y es de justicia sinecdotica señalar este claro prejuicio a la artesanía visual basándose sólo en la impresión que produce la película y sobretodo su “seriedad “. Era esa la idea.

  3. “2001” es, como casi toda la filmografía de Kubrick, una obra adelantada a su tiempo y que perdurará. De todos modos, he de decir que no es mi película favorita del genio.

    PD: Alvy, creo que no me he expresado bien. En tu blog no he dicho que Ridley Scott escribiera el guión de “Black Hawk derribado”, sino que “simplemente le salió así”, refiriéndome a que no veo yo motivos para deducir que existe una voluntad consciente de autoparodia. Si la película está vacía y en ocasiones bordea lo grotesco es porque sencillamente le salió así. Quiero decir que en la película no encuentro razones para pensar que el director se la tomara a broma. Y en el guión tampoco, aunque haya algún detalle puntual que pueda hacer pensar lo contrario.

    PD2: Es que yo creo que Slade ha sido valorado en su propuesta estética porque sabe que no debe sobrepasar unos límites, al contrario que el Tony Scott más desatado. Por otro lado, no nos vamos a poner de acuerdo respecto a “Hard Candy”. No comparto vuestras apreciaciones tan negativas, la verdad.

  4. Si le quitásemos ciertos segmentos a 2001 sería la leche, pero esos viajes lisérgicos de colorines (por ejemplo) me los salto cada vez que revisiono la película. Y esto es algo que JAMÁS hago, pero no hay quien aguante ¿diez? minutos de LSD.

    Yo también me he comprado un par de libros de cine: “David Lynch por David Lynch” y “Woody Allen por sí mismo”. Muy original yo😛

  5. ¡Dichosos los ojos! ¿Has visto ya “Reconstruction”, piltrafilla? Si sigues así no serás digno de participar en mi blog.😛

    Bueno, pues os lanzo mi teoría: el monolito no representa a Dios ni a una inteligencia extraterrestre, sino al propio Kubrick. El amigo Stanley era tan vanidoso y egocéntrico que el monolito es una consciente metáfora de sí mismo. He dicho. 8)

    (es broma, que nadie se escandalice).😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s