“La Dalia Negra”

 

The Black Dahlia (2006) / Director: Brian De Palma / Guión: Josh Friedman, sobre la novela de James Ellroy / Intérpretes: Josh Hartnett, Scarlett Johansson, Aaron Eckhart, Hilary Swank, Mia Kirshner, Mike Starr, Fiona Shaw.

Sin haber leído la aclamada novela de James Ellroy y, por lo tanto, no estar condicionado por una posible comparación ni un conocimiento previo de por qué derroteros podía transcurrir la película, lo cierto es que La Dalia Negra no ha colmado, en absoluto, mis expectativas y comparto, desde luego, la decepción general.

La última aportación de Brian De Palma es cine negro que elude los aspavientos para apostar por un estilo sobrio y contenido que, por sí mismo, no es criticable. El problema surge cuando el guión y los actores (lastrados por sus endebles papeles, me temo) no logran soportar el tinglado y uno acaba por desconectar de la historia definitivamente, sin que importe el destino de los personajes ni la resolución del escabroso caso del asesinato de una desgraciada aspirante a actriz. Es entonces cuando uno desearía agarrarse al envoltorio, ceder al virtuosismo formal tan característico del director y situar en segundo plano todo lo demás, pero en esta ocasión, para más inri, estamos a mucha distancia de ese malabarista ejercicio de manierismo que fue su anterior (y discutible) trabajo, Femme Fatale (2002).

En cualquier caso, que nadie se lleve a engaño: el estilo es elegante, la reproducción del entorno angelino de los años 40 se antoja brillante gracias al cuidado diseño de producción de Dante Ferreti, Mia Kirshner encarna a la Dalia Negra de forma convincente y hasta podemos identificar algunas set pièces genuinas del realizador (el plano-secuencia del descubrimiento del cadáver y el excelente episodio de la escalera). Son virtudes a tener muy presentes. Sin embargo, da la sensación de que el aroma del mejor noir es un mero simulacro, una impostura, y que falta pasión y energía tanto en la narración como en los intérpretes: el guión aglomera un exceso de información que pedía a gritos mayor síntesis y Josh Hartnett y Scarlett Johansson, sobre todo ellos, naufragan al ser incapaces de dotar de densidad a unos caracteres que resultan vacíos, escasos de credibilidad y jamás atrapan el interés.

Como apunta el Señor Toldo en su blog, es sorprendente el modo en que en los últimos 20 minutos todo se precipita y se condensan las explicaciones por acumulación pura y dura, forzando un contraste grotesco con el resto del metraje. Tal y como si el guionista se hubiese cerciorado de que la película llegaba a su fin, a última hora solventa la trama decidiendo contar mil cosas que causan un desbarajuste argumental de mucho cuidado y terminan en el terreno de lo rocambolesco.

El material de base, perturbador y fascinante, demandaba un buen esfuerzo para extraer todo su potencial en pantalla, pero al final la adaptación queda en un intento fallido donde sus aciertos, que los tiene, son eclipsados por la vulgaridad.

Una película menor y que denota a un De Palma lejos de su mejor forma.

Valoración (0 a 5): 2

Anuncios

7 pensamientos en ““La Dalia Negra”

  1. Hombre, la verdad es que si vas buscando una trasposición 100% fiel del libro –un planteamiento equivocado, en mi opinión– el descalabro va a ser fuerte –igual que si se ve L. A. Confidential con la misma idea–, por muy bueno que considero el proceso de adaptación mostrado durante la primera hora de película.

    ¡Qué pena que las set-pieces depalmianas estén tan a medio gas! No ya sólo por la de la escalera o el plano-secuencia de discusión entre Johansson y Hartnett –abortado con un absurdo flash-back de esos para espectadores “lentos”–, sino por ese travelling con grúa cuando descubren el cadáver, que recuerda a Sed de mal y Forajidos cosa fina y podría haber sido algo grandioso. En fin.

  2. Comparto vuestra decepción. Un film farragoso, con actuaciones muy flojas (no se salva nadie), que avanza a tropicones, pero no dando la impresión de ser algo premeditado, sino más bien por torpeza de guión y dirección, con un argumento principal (el asesinato de la “dalia”) en el que, sinceramente, al final, nos da bastante igual que lo resuelvan o no (o sea, lo mismo a a los responsables del film), pero ya puestos, que no hubieran hecho una chapuza como la escena final de la mansión con esa familia tan curiosa, que no se sabe si es una astracanada o una tomadura de pelo.

    ¡Con las ganas que tenía de verla cuando entré en la sala! Ay, que chasco.

    Saludos,

    Ferre

  3. Fíjate que a mí la dirección no me chirría, sino el guión, que poco a poco se va convirtiendo en un desastre para acabar por los suelos. Ese final es para morirse del esperpento. Y los actores, claro, no me los creo o me dejan frío (salvo Mia Kershner, que me parece convincente hasta donde le llega el papel).
    Pero claro… por ahí está Dante Ferreti y algún destello “depalmiano” que salvan la función de ser un pestiño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s