“Nacho Libre”

 

Nacho Libre (2006) / Director: Jared Hess / Guión: Jared Hess, Jerusha Hess y Mike White / Intérpretes: Jack Black, Ana de la Reguera, Héctor Jiménez, Darius Rose, Moisés Arias.

No me lo explico. No me puedo creer que el mismo tipo que dirigió la excelente Napoleon Dynamite y su guionista, Jerusha Hess, hayan sido capaces de perpetrar esta pueril y sosa comedia bizarra que bebe de la figura de El Santo y otros luchadores enmascarados mexicanos: una referencia harto prometedora que no logra ser explotada, ni de lejos, en toda su delirante expresión.

Con el protagonismo estelar de Jack Black en un reparto casi desconocido, no poca expectación de los fans concentrada en el proyecto y una mayor inclinación comercial, Jared Hess y los suyos naufragan lamentablemente al perder por el camino dos valores fundamentales que impulsaron a su opera prima a ser considerada como un fenómeno de culto: la definición de los personajes y el tratamiento del humor. En este sentido cabría señalar, por un lado, que los huecos caracteres están a eones de distancia del seductor carisma de la curiosísima galería de freaks y nerds de Napoleon Dynamite y que, por otro, el humor pierde su sutileza, ingenio y frescura para decantarse por la vía fácil de acumular, de manera forzada y sin mesura, pretendidos gags y cuantos más elementos rocambolescos sea posible. En otras palabras, se diría que allí donde una resultaba entrañable, desternillante y natural, la otra se antoja insulsa, vacía, falsa y desangelada; como si la primera fluyera sin esfuerzo y, en cambio, la segunda fuese presa de la necesidad de ser camp y graciosa cueste lo que cueste. 

Black, cuyo potencial cómico no es despreciable, hay que reconocerlo, interpreta su papel, concebido claramente para su lucimiento gesticulante, a través de una extensa gama de exageradas muecas y vistiendo atuendos a cada cual más pintoresco. La sobreactuación permanente de la que hace gala conlleva que acabe convirtiéndose en una caricatura cansina y cargante cuyo deambular importa muy poco, defecto achacable al dibujo tan superfluo y anodino de Nacho, ese monje con vocación oculta de luchador al que da vida. Y más grave, si cabe, se presenta el desdibujadísimo rol de la Hermana Encarnación, reducida a un mero florero que ejerce como imposible objeto del deseo del protagonista. 

A pesar del aspecto visual de la cinta, resultón y atractivo, Nacho Libre no deja de ser una película cercana al tedio, vulgar y sin gracia en función de un guión especialmente mediocre. Y aunque su ajustada duración no sobrepasa, por fortuna, la hora y media y quizá pueda verse con cierta simpatía si a uno le gusta Black y es (muy) condescendiente, la verdad es que me parece prescindible.

Lástima.

Valoración (0 a 5): 1

Anuncios

5 pensamientos en ““Nacho Libre”

  1. Pues vaya pena. Sí que se generó mucha expectación ante esta película, que parece cumplir la maldición de los segundos trabajos tras operas primas sorprendentes. Siempre nos quedará volver a disfrutar con la extravagante fauna de Napoleon Dynamite. La que sí que me apunto sin falta es Reconstruction 😉

  2. Qué manía con achacarle al señor Jess su “desliz”. ¿Se supone que las trayectorias tienen que ser absolutamente lineales y ascendentes? ¿Acaso un director de cine no puede tomarse la licencia de rodar un cómic bizarro, rindiendo homenaje al cine casposo y a la mygre, bajo la apariencia de una comedia de los Farrelli? A mi me hizo bastante gracia. Es más, la veo bastante más divertida y original que el soso cruce entre el infantilismo enfermizo de Terry Zwigoff y la ironía de Todd Solondz reducida a puro cliché que fue Napoleon Dynamite. Cuanto menos, considero que el señor Hess es bastante consecuente

  3. El señor Hess puede tomarse esa licencia, faltaría más. Lo que yo le achaco es que su película, desde mi punto de vista, no tiene ninguna gracia y sus personajes son de los más insulso, así como el desarrollo del argumento, carente de sorpresas e ingenio. Todo me parece muy plano. En cambio, para mí en “Napoleon Dynamite” supo extraer mucho partido del patetismo de los personajes para convertirlos en tipos muy entrañables y conseguir divertir y entretener.

    Mr. Toldo, no te arrepentirás. Palabrita del que viste y calza. 😉

  4. De acuerdo contigo, Nacho Libre es bastante decepcionante, aunque en mi opinión tampoco Napolean Dynamite es una cinta notable, aunque de hecho más original que esta.. Como dices las referencias al Santo no son explotadas lo suficientes y el resultado es mucho menos divertido de lo que hubiera podido ser. La sobreactuación pasa por todo el elenco y el personaje de Encarnación cada más que un bonito adorno… saludos

  5. Esta pelicula es para divertirse, no para rostizarce las neuronas criticandola como si fuera odisea 2001, yo no juzgo las peliculas de acuerdo a sus directores, si es una comedia y te hizo reir, pues es buena, tan simple como eso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s