“Misión Imposible III”

 

Mission: Impossible III (2006) / Director: J.J. Abrams / Guión: Alex Kurtzman, Roberto Orci y J.J. Abrams / Intérpretes: Tom Cruise, Philip Seymour Hoffman, Ving Rhames, Billy Crudup, Michelle Monaghan, Jonathan Rhys Meyers, Keri Russell, Maggie Q, Laurence Fishburne, Simon Pegg.

Las riendas de la dirección de la tercera parte de la saga de las misiones imposibles recayeron en manos  del televisivo J.J. Abrams, bien conocido por ser uno de los responsables de dos series de éxito: Alias y Perdidos. No se puede negar, pues, la intención de Tom Cruise de dotar de una personalidad diferente a cada una de las entregas, lo que en principio resulta interesante para evitar el hastío.

Pero el problema surge cuando el director elegido se muestra incapaz de imprimir vigor, marcar los tiempos de la narración y, por comparación, acaba palideciendo respecto a sus antecesores. Es el caso, sin ir más lejos, del propio Abrams, quien parece tomarse la película como un capítulo de Alias (cuenta con los mismos guionistas) más grande, más largo, más lujoso, más ambicioso. Porque aquí, de hecho, uno percibe con claridad las señas de identidad de tal serie (la dificultad de conciliar la vida privada con la profesión secreta, las misiones en diferentes países, el centro de operaciones, el pintoresco experto en tecnología, la estructura, etc…), con sus pros (ritmo alto y acción vertiginosa, por decir algo) y sus contras (banalización de sus vacíos personajes, precipitación en su desarrollo y una cansina y estomagante acumulación de sucesos, giros y peripecias).

Ethan Hunt (¿o es Sidney Bristow?) es un hombre de doble identidad que guarda en secreto su condición de agente a su prometida, Julia (Michelle Monaghan). Retirado de las misiones extremas, un día recibe el encargo de rescatar a una agente raptada (Keri Russell). Por supuesto, en principio se muestra reticente, aunque como era de esperar acaba accediendo. El sentido del deber, no en vano, doblega sus deseos de sentar la cabeza y se lanza a una nueva y peligrosa aventura.

A pesar de la máxima consistente en que la franquicia ha de ser un vehículo para el lucimiento personal del amo y señor del cotarro (es decir: Cruise), Brian de Palma abrió el fuego mediante un alambicado y virtuoso artefacto que funcionaba como un reloj y John Woo cogió el relevo elevando al protagonista al estado de superhéroe mitológico a partir de un delirante y pirotécnico festival de excesos y esteticismo. Sin embargo, Abrams no traspasa el corsé del concepto televisivo que ha repetido infinidad de veces, de manera que convierte la película en una aburrida, monótona e intrascendente sucesión de operaciones, correcalles, piruetas, explosiones y dimes y diretes que no conducen a ninguna parte en virtud de un guión caprichoso, atropellado y sin orden ni concierto.

Como guinda del despropósito, cabe señalar que no existe química alguna entre Cruise y Monaghan y que su historia de amor no funciona jamás, revelándose absolutamente falsa y superficial. El simulacro de romanticismo, además, comete el pecado de transitar por demasiados lugares comunes hasta verse como algo rancio. Resultado: nunca brota la emoción; me importa un bledo lo que les suceda.

Lo mejor de Misión Imposible III radica en el (desaprovechado) personaje del villano encarnado por Philip Seymour Hoffman y la tensa escena de su atractivo arranque, lo que supone un balance muy pobre para una película tan decepcionante como desafiante para el aguante de este servidor.

Valoración (0 a 5): 1

Anuncios

14 pensamientos en ““Misión Imposible III”

  1. Es precisamente lo que dices: un capítulo de Alias alargado y amplificado, pero no de los buenos, sino de los discretos. Yo me he aburrido como una ostra. Y creo que Abrams aún no domina el lenguaje cinematográfico… Es como un telefilm con presupuesto y un guión nada interesante que cansa y satura.

  2. Buf, muy duro ha sido usted con Abrams: a mí me parece que su peli es la peor de la serie, pero aún así es todo lo divertida y espectacular que se le supone.

    Sin embargo, suscribo totalmente lo de la nula química entre Cruisa y la chica de “Kiss Kiss, Bang Bang”, que desemboca (de manera bastante dolorsa) en el peor. Epílogo. De la historia.

  3. sois la polla.
    ¿Me estais diciendo que ese zurullo de John Woo, que era como Encadenados vía Van Damme era mejor que esta?
    Considero la primera parte como una obra maestra y una de las tres mejores de De Palma (junto a El fantasma del paraiso o cualquiera de las que tiene con Pacino), pero la segunda misión es insoportable.
    Esta al menos tiene ritmo y no para en ningún momento.
    Deberiais ver un poco más de cine de acción para daros cuenta de lo feo que está y así a lo mejor veis las vistudes de esta peli entretenida.
    Y no soy fan ni de alias ni de Perdidos.

  4. por cierto se supone que Abrams va a convertir Star Trek 11 en un mega episodio de perdidos.. o eso he oído; con flashbacks y demás. Ahora la mitad de esta información puede ser absolutamente fraudulenta, sino toda

  5. Pues seré raro, pero la peli de John Woo me parece bastante disfrutable siempre y cuando uno se la tome como una coña marinera. Woo sublima desvergonzadamente y lleva hasta el infinito y más allá sus excesos estilísticos. A mí me divirtió y en ciertas escenas me pareció una delicia estética, aunque entiendo que a muchos les pareciese una payasada sin pies ni cabeza. Tenía su gracia la cosa.

    La tercera parte de Abrams, en cambio, me parece de todo menos entretenida. Que sucedan muchas cosas a toda pastilla no conlleva que la peli sea interesante.

  6. A mi la peli de Woo me parece infecta a secas, así que ésta fui a verla con escasas pretensiones y, vaya, la comparación con Alias es cierta (aunque yo diría que sin conservar ni una sola de las virtudes de la teleserie, todo empeora), pero prefiero un poco de humo que me entretenga a pirotecnia barata que me aberre como fue el caso de la segunda. la de De Palma excelente.

  7. Debemos de reconocer el gran fallo de todas: el “comeplacentas” Tom Cruise.
    La primera es una película de espías al uso, con suspense, intriga y acción acorde con la trama. Sí bien es ciertamente lentilla, es de lo mejorcito de De Palma.
    La segunda es acción pura y dura, con el particular estilo de John Woo y sus palomas blancas. No hay que tomársela muy en serio, pero se puede disfrutar de ella como una simple peli palomitera.
    La tercera….esta no la he visto. Alias me parece un coñazo de serie. Disfruten de 24, una de las mejores serie drámaticas -con intriga y acción- de los últimos tiempos (todas y cada una de sus temporadas)

    Ahí queda 🙂

    Saludos

  8. Las palomas blancas de Woo, las piruetas imposibles o el delirante duelo final, con bueno y malo cara a cara, son marcas de fábrica de la filmografía del director. Yo me la tomo como un exceso sobre exceso que casi satiriza el propio estilo de Woo. Me divierte en ese sentido.

    “Alias” es pesadita, sí. La dejé en la 3ª temporada, ya harto de lo de siempre. De todas maneras, en las 2 primeras temporadas tiene momentos y giros de interés.

    “24” me da pereza. Ahora estoy con “Carnivàle” y me parece sencillamente magistral (aunque no resuelvan los muchos enigmas que se van planteando o sugiriendo).

  9. Libertino… caaaaaalma. ¡No se me pierda, por dios!

    Que cada uno tiene su opinión y hay que respetaaaaarla. Tómese una tila y vuelva luego. 🙂

    A mí la peli de De Palma no me parece lenta, por si sirve para algo. Por lo que recuerdo, el ritmo me pareció bastante alto.

  10. Pues tengo vaga memoria sobre esta trilogia, recuerdo la primera como un buen ‘thriller’ y algunos giros de guión que me gustaron, aunke acabo de visualizar los detalles…
    Sin embargo de la segunda (John Woo) recuerdo algunos pasajes divertidos como el hipódromo o la entrada al edificio por el amorizonte o como se llamara el virus xD. Al final es bochornoso el duelo con las motos o las palomas… creo q eso hizo bajar muxo la diversión y lo cambió por un exceso americano de un hombre no-americano.
    La tercera parte está bien como film de acción, la primera escena es tensionante. Pero la verdad es q no me ha dejado ninguna imagen visual, no recuerdo nada, sólo algo de resurrección de Cruise. Se nota q el director no tiene el estilo muy definido.

  11. Cada uno tiene su punto de vista, pero yo no hablaré sobre tales, sino sobre la película en cuestión, por respeto a todos los compañeros cinéfilos que pululan por aquí.
    La primera parte de esta saga, en comparacion con el ritmo que De Palma impregna en películas como “Ojos de serpiente” por poner un ejemplo, pues es mucho más lento, lo que no quiere decir que sea aburrida, ni mucho menos!.
    Mi:2 no es lenta, ya que no te deja respirar entre escena de acción y escena de acción (a cada una más demencial), aunque si que abusa de la cámara lenta a más no poder (y de las malditas máscaras). Insisto, se trata de verla para pasar el rato sin demasiadas pretensiones. Los que ya conocemos el cine de John Woo sabemos lo que nos depara, así que toy curao de espanto.
    ¿Por qué eligió Tom Cruise a Woo con tantos nombres que se barajaron? Ni idea, darle un giro al personaje supongo (tanto que se mareó).

    Saludos 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s