“A pleno sol”

Plein Soleil (1960) / Director: René Clément / Guión: René Clément y Paul Gégauff, sobre la novela de Patricia Highsmith / Intérpretes: Alain Delon, Maurice Ronet, Marie Lafôret, Erno Crisa, Frank Latimore, Billy Kearns.

Decía Miguel Ángel Palomo, en la sección de críticas de las películas emitidas en TV del diario EL PAÍS, que “la mítica novela de Patricia Highsmith sirve de base a este maravilloso thriller, en el que Alain Delon regala una legendaria encarnación del amoral Ripley, embarcado en un intento de crimen perfecto con el que saciar su arribismo y sus ambiciones. Un filme repleto de codicias turbias y pasiones oscuras, de embriagadora cadencia y asfixiante intensidad”.

Efectivamente, este thriller francoitaliano, A pleno sol, dirigido por René Clément en 1960, adapta la novela “The Talented Mr. Ripley”, de Highsmith, y diseña un estremecedor y frío retrato de su protagonista, Tom Ripley (Alain Delon), que viaja a Europa con el fin de intentar convencer a Philippe Greenleaf (Maurice Ronet), un joven millonario, de que vuelva a EEUU. El personaje de Delon es enviado por el padre de Greenleaf para que regrese con su hijo y, si lo consigue, recibirá una sustanciosa recompensa de 5.000 dólares.

La película de Clément simplemente informa sobre esos antecedentes, de manera que, en realidad, la acción comienza con Greenleaf y Ripley ya convertidos en colegas inseparables de correrías (¿con insinuaciones homosexuales incluidas?) y que disfrutan de una vida entregada a los placeres en Roma gracias al dinero del primero. Todo marcha a las mil maravillas, pero Greenleaf se niega a volver a EEUU. Entonces, Ripley se da cuenta de que no podrá llevarse el dinero prometido y comienza a trazar un perverso plan: asesinar al playboy, suplantar su identidad y hacerse con su fortuna. Un viaje de placer en un velero será la oportunidad de ejecutar su arriesgado objetivo…

Como bien dice Palomo, A pleno sol se desarrolla con una cadencia arrebatadora, sin prisas, sin precipitaciones, en un ambiente luminoso e idílico (fotografía de Henry Decae –El silencio de un hombre, Los 400 golpes-) que contrasta con lo retorcido de las intenciones del misterioso amigo americano. No en vano, se masca la tragedia; la tensión progresa en aumento. Sabemos que Ripley es un tipo de buen ver, educado y encantador a primera vista, pero algo oscuro reside en su interior: pretende saciar su desmedida ambición y posee una mente maquiavélica decidida, con tal fin, a cometer el crimen sin pestañear. Es inteligente, calculador, capaz de mantener en el engaño a la mismísima novia (Marie Lafôret) del asesinado sin que le tiemble el pulso. Y su plan se muestra altamente eficaz hasta la llegada de un desenlace memorable e irónico, que, en la tradición de los crímenes (im)perfectos, cierra de forma inmejorable la película.

Una de las virtudes de esta versión de la novela de Highsmith es que da la sensación de realismo, de autenticidad. Los personajes son creíbles y consistentes gracias al trabajo de los actores, especialmente de un Delon que venía a demostrar, una vez más, que era mucho más que una cara bonita. Y así pues, sufrimos por Ripley a pesar de su carencia de escrúpulos, a pesar de su condición de personaje negativo que, no obstante, resulta atractivo. Con todo, logra arrancar la preocupación del espectador en su camino por la cuerda floja y uno asiste, sin despegar la atención de la pantalla, a la escapada hacia ninguna parte de ese buscavidas amoral y terrible, distante y falso, dotado de un autocontrol inhumano, que persigue apropiarse no sólo de dinero sino también de una identidad ajena y, por lo tanto, de una vida que no le corresponde.

Y si establecemos una comparación (sangrante) con El talento de Mr. Ripley (1999), de Anthony Minghella, me queda claro quién resultaría ganador en el envite. Porque A pleno sol no tiene nada que ver, menos mal, con el artificial conjunto de preciosistas postales en movimiento, alargado metraje y personajes desprovistos de sustancia de la ampulosa y vacía producción norteamericana.

Valoración (0 a 5): 4

17 pensamientos en ““A pleno sol”

  1. Vaya, ya ni recordaba que a ti tb te era antipática la de Minguella (a mi directamente me es antipático su cine). A pleno sol la tengo grabada hará 5 años (y no exagero), pero nunca me ha dado por verla, ya veré si lo soluciono. Por aprtar algo, el interés de la de Minguella dura lo que el personaje de Jude Law, el único que rescata por momentos del vacío comentado a la película…

  2. Tengo pendiente esta, pero la moderna me parece más que correcta, aunque sea la única peli de su director que puedo aguantar.
    ¿Qué opinión te merece Frank Darabont?
    ¿Sabías que es el tipo al que James Woods roba el coche en Vampiros?

  3. Pues de Frank Darabont he visto “Cadena perpetua” y “La milla verde”. Ambas me gustan (más la primera que la segunda) porque creo que son emocionantes y con personajes de peso. Y el tío tiene bizarradas como guionista (echando un vistazo a la imdb): El terror no tiene forma, Pesadilla en Elm Street 3, La mosca 2, Historias de la Cripta, Las aventuras del joven Indiana Jones, el Frankenstein de Brannagh…

    Sí, sabía lo de “Vampiros”. Me cae más simpático después de ese cameo.

    Jude Law es lo único que yo salvaría también, sí.

  4. Pues a mi la de A pleno Sol no me gusta; tiene algunas virtudes pero creo que es incapaz de coger el auténtico valor de la novela bien sea porque su ambiguedad o su amoralidad no se podían mostrar en pantalla. El personaje de Ripley comete los crímenes por ambición económica; un mal maquillaje de los motivos reales… y además el fascinante Dickie te guste o no la versión de Minghellla está mil veces mejor explotado con Jude Law que cómo poco es lo mejor de la película

  5. PequeñoIban, no he leído la novela de Highsmith, pero el Ripley de “A pleno sol” me encanta por su falta de escrúpulos, su ambición enfermiza y su gélido carácter de farsante. Delon está inmenso, para mí.

    Libertino, ya veo que te ha encandilado a más no poder. Vale, tío, acepto el reto. Voy a bajarme unos cuantos capítulos a ver si logra, por lo menos, engancharme. 8)

  6. ‘A pleno sol’ es una de las pocas películas francesas que mi padre cataloga como “muy buenas” (su antigabachismo es crónico, y sospecho que algo contagioso). Cada vez que la ponen en TV, el ritual es el mismo:

    PAPÁ PLISSKEN: Mira, Francis, ponen ‘A pleno sol’
    FRANCIS: ya…
    PAPÁ PLISSKEN: esta es muy buena. Mira, Mamá Plissken: ¿Quién es ese?
    MAMÁ PLISSKEN: Alain Delon (pronúnciese así, en castellano)…
    PAPÁ PLISSKEN: esta es muy buena…

    Y al final la ve sólo mi padre. Algún día tendré que hacerle justicia. Por cierto, ‘El secreto de Anthony Zimmer’ es un fallido intento de recrear la sofisticación de ‘A pleno sol’, entre otras, con una intriga de las que escribía Hitchcock cuando tenía dos años. Y encima falsa como ella sola, la peli. Lo mejor, la Marceau, ¡chapeau!

    Siento el ladrillo para aportar tan poco al final…

  7. ¿Qué tipo de ignorante no ha leído la novela de Patricia Highsmith y se cree que Chucky Palahniuky es lo más requetechupi de la literatura universal?

    Si a alguien le molesta este comentario que no se preocupe, que guardo algunos mucho más ofensivos en la recámara, y habrá para tod@s y a su debido tiempo; no os peleéis.

    El libro es inadaptable porque es una puta obra maestra. Bueno, hay más motivos, y están en ése, pero es por abreviar. La adaptación francesa se queda muy corta y la de Minghella da pena (claro que, ¿cuándo ha hecho algo bueno este hombre?), y encima con el retarded de Damon y la toya de la Paltrow por medio. A esta tía se la encontraron en una caballeriza y la confundieron con una actriz. Cualquier día de éstos se darán cuenta de que pega coces y relincha, pero, claro, la belleza anglosajona es tan equina que es fácil tomar a una mula por una estrella de cine.

  8. Marnie, veo que sigues tan destroyer como siempre. Ya echaba de menos que me fustigaras. 8)

    Cuando has calificado a Damon de “retarded”, me ha venido a la cabeza el muñeco que lo interpreta en la genial “Team America”. Mat Daaaaaaaamon… jajaja.😀

  9. Oh, sí. El otro día dieron “Salvar al soldado Ryan” por la tele y, como todavía no puedo salir de casa, volvimos a verla. Cada vez que aparecía Damon me ponía a imitar al muñeco de “Team America”😄

    Por cierto, supongo que te llegaría el regalo del concurso. Como eres tan maleducado, no esperaba ni que me lo confirmaras, ni mucho menos que me dieras las gracias. Al final no te lo pude enviar yo misma antes de irme de viaje, pero dejé el paquete preparado para que te lo mandara un amigo. Ah, aclaro que la dirección del remite es totalmente inventada, porque la real no se la doy a nadie y mucho menos a un tarado que conozco de internet😄 El “detalle personal” de la libreta es por tu defensa de “Batman begins”. Si hubieras sido un poco más agradable, me hubiera currado otra cosa más personal, pero, la verdad, con el poco interés que le pusiste al tema del regalo, pues eso, la libretita y arreando😄

  10. Tengo que informarle, Miss Marnie, que el regalo del concurso no me ha llegado a mi casa, pero sí una nota de correos indicándome que pase a recoger un paquete. Aún no lo he hecho. Supongo que será el regalo, así que ya le contaré. El lunes pasaré a por él.

    No le he contestado porque siempre se me olvida entrar a mi correo electrónico y ver qué nuevos e-mails me han llegado. Lo achaco a la pereza o a qué sé yo. Créame.

    Mis disculpas por mi dejadez crónica. Espero que las acepte.

    Tenga paciencia conmigo, se lo ruego. Y no se me enfade mucho, ande.

  11. Coño… pero si hace siglos que te lo envió, concretamente el 18 de agosto, que tengo aquí el resguardo de Correos. El aviso te lo dejan cuando han pasado por tu casa a hacer la entrega y no te han encontrado. Y, por cierto, caduca al cabo de un tiempo.

  12. ¿Te puedes creer que ando liadísimo (es época de presentaciones de clubes y ruedas de prensa a go-go) y que me ha sido imposible pasar a recogerlo (correos no me queda de camino)?… Ya, ya sé que caduca al cabo de un tiempo. Mañana iré a por él, y cruzo los dedos. En el caso de que hayan devuelto el paquete al domicilio de remite (supongo que será así), me merezco que no me lo reenvies. Disculpas otra vez.

  13. ¿Qué parte de “aclaro que la dirección del remite es totalmente inventada, porque la real no se la doy a nadie y mucho menos a un tarado que conozco de internet” no has entendido?

  14. Verdaderamente lo de Matt Damon ha sido todo una falta de respeto, no sólo por pretender reversionar una interpretación que fue en su original por demás brillante, además nunca entendí el personaje, nunca existió en él ningún dejo de Tom Riplay. Jude Law, excelente, maravilloso, como así también Paltrow que le dió al personaje una calidez y credibilidad que la lánguida e insulta Laforet jamás logró. Si tuviese la máquina del tiempo, le daría a ALAIN DELON el dúo Paltrow-Law como compañeros y “PLEIN SOLEIL” habría sido la 8ª maravilla en sí misma.
    Saludos para todos desde Argentina.
    MARCELA CASABLANCA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s