“13 (Tzameti)”

13 (Tzameti) (2005) / Dirección: Géla Babluani / Guión: Géla Babluani / Intérpretes: George Babluani, Pascal Bongard, Aurélien Recoing, Fred Ulysse, Nicolas Pignon.

13 (Tzameti) es una película que no debería caer en saco roto. Coproducida entre Francia y Georgia, avalada por algunos premios internacionales en los festivales de Sundance o Venecia, rodada en un impecable blanco y negro y desarrollada sobre un guión perfectamente urdido, nos cuenta el temerario viaje a los infiernos de un inmigrante humilde y distante, Sébastien (George Babluani), que se dedica a reparar tejados. Será a raíz de su trabajo en la casa de una extraña pareja, a la que espía tímidamente, cuando halle un misterioso sobre con instrucciones que podría llevarle a obtener una cantidad de dinero que necesita para que su familia salga adelante. Y aunque no conoce de qué se trata, decide aventurarse e introducirse en un territorio absolutamente desconocido.

Uno de los atractivos de 13 (Tzameti) es, como decía, su guión, que aguarda sorpresas, tensión a raudales, emociones fuertes y un cambio de tono radical. Si en un principio la película desconcierta un tanto y el espectador se encuentra incómodo ante una situación críptica, hermética y cercana al surrealismo, poco a poco la historia toma cuerpo para transitar por caminos más que inquietantes y críticos y mostrar un crescendo continuo e imparable que causa auténtico malestar, siendo la intriga por resolver el horror que se está cociendo su principal estímulo. Y es por ello que recomiendo a cualquier interesado que evite leer demasiado sobre su sinopsis, ya que el inesperado rumbo que toma causa un impacto brutal, algo que vale la pena sentir por uno mismo.

Sin querer desvelar más de lo debido, el director georgiano Géla Babluani, que debuta en el largometraje, se apoya sobre una atmósfera de casi permanente desasosiego, una galería perturbadora y desquiciada de personajes secundarios, un tempo narrativo que fluctúa entre la calma tensa y la adecuada aceleración, una fotografía espléndida y un tratamiento desgarrador y sin concesiones de los recovecos más oscuros de la naturaleza humana, así como una reflexión sombría acerca del valor de la vida, la supervivencia y el sacrificio.

Poseedora de un buen puñado de escenas caracterizadas por un desolador nihilismo encaminado a la fatalidad, ni siquiera la sensación de cierto déjà vu que resta tras su visionado es motivo para rebajar ni un ápice las innegables virtudes de este absorbente thriller, dirigido, escrito y narrado con mano firme.

Muy interesante. Pero mucho, mucho.

Valoración (0 a 5): 4

Anuncios

11 pensamientos en ““13 (Tzameti)”

  1. Yo tampoco había oído hablar de ella hasta que buscando por asia-team la encontré por casualidad. Puse en marcha al animalico y voilà. Vale la pena descubrirla.

    WordPress mola, ya lo verás.

  2. Ya sabes que nunca leo el argumento 🙂

    Cuando recomiendas alguna que no conozco, leo por encima tu comentario, y si la puntuación es de 4 o 5 la pongo a bajar automáticamente xD

  3. Maldito seas y maldito sea tu espíritu, que lo sepas. Cógete una noche, apágate las luces y asegúrate de que nada ni nadie te molesta. Ponte a verla y olvídate de si es típica o no. Me lo agradecerás, mamonaso. 8)

    Y apúntate en la agenda (por si no las tenías): Alta tensión, Las colinas tienen ojos, Wolf Creek, El hombre del tiempo, Cigarette Burns, Napoleon Dynamite, Following, Sympathy for Lady Vengeance… y la madre que las parió. 😀

  4. VIRGEN DEL PILAR!!!

    Tras ver el 2×02, ya sé definitivamente qué es lo que hace del Jefe un personaje tan especial. Es un cabronazo cargante, pero inspira una ternura… Yo por lo menos me pongo de su lado, rezando a Dios, Alá y Buda para que alguien le ría las gracias. Es tan patético que conmueve. El episodio que he visto es ése en el que al final se queda él con la recepcionista, de noche, tomando unas cervezas y gastándole bromas. Me ha deslumbrado esa escena, una auténtica obra maestra en sí misma.

  5. Ah, y aquí es donde más se distancia de la americana. En la americana el jefe tiene pinta de ganador, desenvuelto, competente (aunque sea igual de cabronazo cargante). En la inglesa, el jefe es un perdedor nato.

  6. Sí, recuerdo esa escena. El jefe de “The Office” es un cabroncete patético que inspira risas y lástima. Es un tipo desgraciado en su soledad e incomprensión. Es grandioso, en suma.

    Pero los restantes personajes no tienen desperdicio alguno. Es una obra maestra absoluta y, fácilmente, una de las mejores series de la historia.

    No te pierdas, tampoco, los dos especiales de Navidad de la serie, donde se juega con el metalenguaje y nos ofrece el desenlace de esos personajes. Ya verás, ya. Tienes que verlos al terminar la segunda y última temporada.

    Rick Gervais es el protagonista, ahora, de la serie “Extras”, de la HBO. Habrá que echarle un ojo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s