“Hard Candy”

Hard Candy (2005) / Director: David Slade / Guión: Brian Nelson / Intérpretes: Patrick Wilson, Ellen Page, Sandra Oh, Jennifer Holmes.

Hayley: “Well, 4 out of 5 doctors agree that I am actually insane.”

Hayley, una enérgica adolescente de 14 años, y Jeff, un sofisticado fotógrafo profesional que supera la treintena, se citan tras conocerse en un chat de internet. Después de un encuentro cordial en una cafetería, donde vemos de pasada un cartel que advierte de la desaparición de la joven Donna Mauer, se dirigen al apartamento de Jeff, espacio reducido en el que se iniciará una insospechada relación de dominación y sumisión…

En Hard Candy, dos personajes soportan sobre sus espaldas, casi en solitario, una historia rebosante de tensión e inquietud que, inteligentemente, quiebra su aparente mensaje reaccionario para vivir en la ambigüedad, provocar un posicionamiento moral controvertido por parte del espectador y permitir que cada uno extraiga la lectura que considere oportuna.

En el único escenario de una vivienda, ella, Ellen Page (actriz a seguir muy de cerca), y él, Patrick Wilson, son esenciales para que sus roles funcionen, y lo cierto es que brindan sendas interpretaciones sobresalientes. De hecho, el duelo de calado psicológico entre uno y otro, el tira y afloja, resulta intenso a más no poder, y las motivaciones que ocultan producen la intriga y el interés por saber quiénes son los protagonistas y qué se proponen. Y es que el guión toma el camino de sugerir sin afirmar, no ofreciendo al espectador certezas, acumulando eficaces golpes de efecto y desgranando con cuentagotas las piezas que conforman un puzzle posiblemente engañoso, quién sabe. Ni siquiera el final, cerrado pero abierto (entendedme), aporta todas las respuestas.

Algo que resulta arriesgado es el cambio de papeles, lo que subvierte las convenciones y descoloca hasta incomodar. Si en Los renegados del diablo (2005) Rob Zombie doblegaba nuestra moralidad para que tomásemos partido por los despiadados villanos, en Hard Candy se produce una perversión parecida y uno no puede evitar sufrir por la integridad de ese personaje acusado y sometido a un tormento físico y psicológico tras haber caído en la tentación prohibida. Llegado cierto momento particularmente perturbador y doloroso, su presunta culpabilidad queda relegada a un segundo plano ante el calvario que sufre a manos de la teórica “víctima”, quien, sin embargo, se convierte en una suerte de abstracta figura justiciera con cierto componente psicótico merced a un giro que intercambia las posiciones de estos émulos de la Caperucita Roja y el Lobo Feroz (vía por la que optó, también, la interesante Freeway -1996, Matthew Bright-).

No parece que aquí sea posible, por lo tanto, localizar a un personaje investido de heroísmo, sino a dos seres cuya identidad queda, al fin, en manos del espectador, a quien corresponde decidir la naturaleza de lo visto interpretando las pistas que se reparten.

El director, David Slade, cuyo pasado en los videoclips parece ser un estigma maldito para algunos críticos, dirige con profusión de primeros planos y planos medios que contagian la asfixia y claustrofobia de la pesadilla y hace uso de un montaje que justifica su aceleración momentánea bajo el fin de transmitir un estado de caos o de catarsis. Asimismo, el juego cromático de la fotografía resulta muy atractivo al potenciar, de tal modo, el elemento emocional e incluso generar turbación y un toque de irrealidad propio del género fantástico.

Valoración (0 a 5): 4

Anuncios

13 pensamientos en ““Hard Candy”

  1. Pues yo siento discrepar, señor Renn… Esta peli la vi en el cine y ya casi no la recuerdo, jeje. Sólo sé que mi irritó su estilo, no me creí los continuos giros en la historia, algunas secuencias me parecieron gratuitas (de una de ellas sí me acuerdo, y creo que todo el que haya visto la peli) y todo me pareció demasiado tramposo… Será que no me gusta que me manipulen con esa ligereza… 😛 Orgusollo que es uno…
    Saludos!!

  2. Bueno, lo que pasa es que yo he entrado en el juego que propone la película. Yo creo que se disfruta siempre y cuando aceptes lo que te ofrecen y no cuestiones excesivamente lo que acontece. En ese caso, el ejercicio de tensión y el duelo de caracteres logrará absorberte.

    El estilo de Slade me parece justificado porque, para mí, tiene motivos.

  3. Mmm, antes de contarte lo que opiné en su momento del film, decirte que me sorprende que hayas visto Freeway, estupenda peli incomprendida (Filmax) y que a la niña la vimos en X3 y al dire le veremos dirigiendo la adaptación de 30 días de oscuridad producida por Raimi.

    De lobos, corderos y falsas pieles:

    Hard Candy”, el debut en el largo de David Slade iba para obra maestra pero se queda a medio camino por culpa de una última media hora en la que se dan demasiados rodeos sin una dirección concreta, desperdiciando uno de los mejores arranques de los últimos años.
    SPOILERS
    Jeff Kohlver es un fotógrafo de treinta y dos años que lleva un tiempo tonteando por la red con una niña de catorce, Hayley Stark.
    El día de su cita comienza una pesadilla de torturas físicas y psicológicas que acabarán en tragedia.
    FIN DE SPOILERS
    Aguantar con solo dos actores durante algo más de noventa minutos es una tarea muy complicada que Slade resuelve de manera magistral con dos recitales inolvidables a cargo de Patrick Wilson y Ellen Page.
    La cámara, casi siempre en primeros planos, deja ver lo justo y la fotografía de Jo Willems es espesa y peca a ratos de videoclipera, aunque consigue de sobras el mal ambiente.
    Apoyados en una breve aparición de Sandra Oh, vista en “Entre copas”, y de la desconocida Odessa Rae (sin contar a un camarero que sale al principio), los dos actores llevan de manera memorable su duelo hasta que al director se le va de las manos el último tercio, en el que no está a la altura de las circunstancias, precipitándose en todos los giros finales y dejando un sabor agridulce al espectador más exigente.
    De todas formas, “Hard Candy” es una experiencia que se disfruta de principio a fin, un descenso a los infiernos del interior que azota la moral y entretiene una tarde gris.
    Un 7.
    LO MEJOR: el duelo Wilson/Page, intenso e inolvidable, y los primeros cuarenta y cinco minutos. Impecables.
    LO PEOR: un tramo final acelerado y sin dirección concreta.

  4. ¿Ya has vuelto? Este fin de semena, supongo que ya lo sabrás, lo he pasado con algunmos amigos/conocidos tuyos

    Hard Candy funciona bien por los actores y casi siempre por el guión, pero no creo que esté aprovechada al máximo en la realización y creo que se la nota demasiado que queire justificarse en todo momento. Como conjunto se resiente

  5. Libertino, “Freeway” está muy bien. Si te digo la verdad, la vi a raíz de que Mr. Belvedere la recomendara en alguna ocasión en el consultorio de Fotogramas. Fue hace mucho, y me pareció una película muy perversa y corrosiva.

    A Ellen Page hay que hacerle un seguimiento. Aquí está fantástica.

    PequeñoIbán, ya lo sabía, sí. KesheR me mandó un mensaje desde su retiro vacacional cuando yo aún andaba por Dinamarca. Supongo que os lo pasaríais bien. Me imagino las conversaciones frikis, jejeje.

  6. Yo si pienso que como cuento perverso, es una obra maestra…Un duelo interpretativo, buen ritmo, buen guión, y una dirección nerviosa y titubeante, pero, bueno, eso le pasa hasta a los veteranos(Tony Scott y su domino)…

  7. Excelentes actores y espectacular primera mitad, en la que no es difícil identificarse con un personaje tan oscuro como el de Patrick Wilson. A partir de su primer “clima”, me cuesta mucho entender las acciones de los dos personajes, y el colmo de lo rocambolesco es la aparición estelar de la vecina, que ni aporta tensión ni nada de nada.

    Aún así me pareció bastante competente, dado el berenjenal ético en que se mete.

    ¡Ah! Bienvenido de nuevo, Sr. Renn

  8. Ey, Plissken, pues por aquí andamos de nuevo tras el periplo escandinavo, jejeje.

    Hombre, yo tengo que reconocer una debilidad: Ellen Page. Entiendo al fotógrafo llevándosela a casa, qué quieren que les diga. 😛

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s