“Superman Returns”

“An essential characteristic of the superhero mythology is: there’s the superhero, and there’s the alter ego. Batman is actually Bruce Wayne, Spider-Man is actually Peter Parker. When he wakes up in the morning, he’s Peter Parker. He has to put on a costume to become Spider-Man. And it is in that characteristic that Superman stands alone. Superman did not become Superman, Superman was born Superman. When Superman wakes up in the morning, he’s Superman. His alter ego is Clark Kent. His outfit with the big red “S”, that’s the blanket he was wrapped in as a baby when the Kents found him. Those are his clothes. What Kent wears, the glasses, the business suit, that’s the costume. That’s the costume Superman wears to blend in with us. Clark Kent is how Superman views us. And what are the characteristics of Clark Kent? He’s weak, he’s unsure of himself… he’s a coward. Clark Kent is Superman’s critique on the whole human race.”Bill (Kill Bill Vol. 2)

Superman Returns (2006) / Director: Bryan Singer / Guión: Michael Dougherty y Dan Harris / Intérpretes: Brandon Routh, Kevin Spacey, Kate Bosworth, James Marsden, Frank Langella, Parker Posey, Eva Marie Saint.

Bryan Singer se enfrentaba a un reto muy peliagudo al renacer la franquicia: la recuperación de uno de los mayores iconos de la cultura popular, protagonista de un clásico perenne que, aún hoy, permanece muy presente y arraigado en la memoria colectiva.

Y es que, no cabe duda, Superman (1978, Richard Donner) es una referencia imposible de ignorar y cuya sombra es muy alargada, que pertenece a la nostalgia de los sueños inocentes y vitalistas, a la mitomanía del superhéroe modélico, y que resulta admirada por el propio Singer (y los espectadores) con auténtica devoción. Quizá por ello, sabiendo que partir de cero y afrontar un nuevo comienzo no era lo más idóneo dadas las circunstancias, el director se plantea su versión del personaje como una continuación, siguiendo fielmente la estela de la película de Donner y, atención, potenciando sus virtudes, aminorando sus defectos y ampliando las fronteras en la idiosincrasia del kryptoniano.

Si algo parece evidente es que el autor de Sospechosos habituales ama profundamente al superhéroe; casi lo venera. Su tratamiento es especialmente respetuoso dado que, a partir del referente inexcusable de la primera entrega de la saga, le otorga un aura de épica y de mito apasionante, con instantes visuales de puro lirismo y sobrecogedor hiperrealismo: algunos planos de emocionante grandilocuencia podrían ser ilustraciones de Alex Ross.

Singer ha logrado un meritorio equilibrio entre intimismo, reflexión e introspección, por un lado, y acción, humor y diversión, por otro. En una combinación hábil e inteligente de tonos y sensaciones, la balanza se encuentra debidamente compensada ya que disemina las justas y necesarias escenas de acción de enorme espectacularidad (mucho ojo al deslumbrante rescate del avión) y no pocos detalles cómicos (¿desmitificadores?) que sirven para rebajar la carga gélida, de distanciamiento, de desencanto, que se percibe en un Superman melancólico y reflexivo. Así es: incide en la naturaleza alienígena de un ser que no pertenece al mundo en el que vive, que se siente extraño y desubicado cuando asume el incordio que “disfrazarse” de ciudadano. Obligado a encajar, es decir, a criarse y vivir como un mero humano, él no es uno de nosotros aunque se esfuerce en integrarse en una sociedad ajena. No tiene más remedio que ser nuestro impoluto Salvador, el Ángel de la Guarda, un Semidios venido del espacio: es su caprichoso destino (auto)impuesto. Es la Luz que nos guía por puro accidente y que un día decidió dejarnos desprotegidos durante cinco años para regresar a su planeta y volver a sentirse como en casa.

 

Es cierto que el director y sus guionistas arriesgan poco en el sentido de que no profundizan en la extraordinaria responsabilidad que recae en las anchas espaldas del superhéroe, si bien probablemente sería demasiado pedir que lo hicieran si tenemos en cuenta el carácter mainstream del producto. Esas tormentosas dudas se pueden sugerir (ese retiro voluntario para visitar su origen, su imagen divina contemplando el mundo desde lo más alto…), pero la audiencia exige catástrofes, rescates, heroicidades increíbles… y planes maestros de un villano megalómano al que derrotar. Y tampoco se explican, aunque podamos imaginarlo, los motivos por los que se fue, lo que encontró entre los restos de su hogar en el espacio ni los desastres y conflictos que han ocurrido durante su larga ausencia. Todo ello se obvia, se elude, sin el menor rubor.

También, es curioso el hecho de que la película carezca de conexiones con la problemática de los tiempos que corren: Superman no es el símbolo de las barras y estrellas, sino una fuerza de pacificación universal; no combate contra ninguna amenaza terrorista, sino al hiperbólico malvado de toda la vida; no vive en una ciudad enferma, sucia y corrupta, sino en una Metrópolis aséptica, sin rasgos llamativos y de estética anclada en lo retro. Como si se conservase en formol, el personaje regresa y se maneja en el hábitat de siempre aunque Lois y él hayan cambiado. Sobre un terreno reconocible y estático, un Superman más descreído, su amada de antaño (despechada y que ha rehecho su vida con un buen chico) y el niño (el futuro) son los únicos factores alterados, desarrollados, que sobresalen.

Singer se toma con cuidado y seriedad su aproximación: personajes bien definidos, interpretaciones competentes, un guión sólidamente funcional (y que exige suspensión de la incredulidad, claro), un aspecto formal elegantísimo, un diseño artístico sobrio que nos retrotrae a otros tiempos, unos efectos especiales de excelente nivel, una historia de amor madura que evade cursilerías y tópicos facilones para penetrar en la amargura de un amor pasado y ya imposible, un niño que no resulta cargante… La corrección y el acabado denotan un esmerado trabajo que nos conduce a la solemnidad, pero tampoco nos llevemos a engaño: un Lex Luthor algo histrión y sus peculiares secuaces, la macabra primera escena, la presencia de Jimmy Olsen, el affaire del perrito, el desmayo de Lois o el final del villano son piezas que participan de un humor que oxigena cualquier pretensión de ser más serio de lo debido.

De ritmo narrativo idóneamente reposado que se acelera cuando debe (dos horas y media que transcurren como un suspiro), Singer ha conseguido la mejor película de la saga con diferencia y cuya mayor virtud reside, desde mi punto de vista, en el nuevo y fascinante enfoque adulto del Hombre de Acero, yendo más allá de lo hasta ahora conocido (en cine) para convertirlo en un Mesías alejado, en realidad, de los mortales.

El realizador de X-Men y X-Men 2 convirtió a los mutantes en seres de carne y hueso y los situó como apestados en una sociedad que teme la diferencia y, por ende, los arrincona a la marginación. Ahora, ha provocado el regreso de ese alienígena de Krypton que abandonó a su suerte a los terrestres para rememorar sus orígenes (¿El mundo le necesitaba? Parece que sí: alguien tiene que velar por el bien, solventar nuestros problemas y protegernos de nosotros mismos). Está más cerca, por fortuna, del Batman maduro de Christopher Nolan que del Spider-Man pizpireto de Sam Raimi en su concepción de un superhéroe que, con dos narices, se muestra como un personaje trascendente, emocionalmente vulnerable, con consciencia, auténtico, complejo. ¿Por qué ha de ser divertido? ¿Por qué cercano? ¿Por qué jovial, alegre y dicharachero?… Brandon Routh, que carece del carisma del insustituible Christopher Reeve, luce majestuoso con el traje cuando aparece como un símbolo extraterrenal que nos observa con una sonrisa de medio lado condescendiente, sabiendo que ha de cuidar de sus ovejas descarriadas.

A cierto nivel de lectura, Superman Returns, cuyas referencias católicas no pasan desapercibidas, aboga por la presencia de un ente divino (el hijo se convertirá en padre y el padre se convertirá en hijo) que, desde las alturas siendo él mismo o mezclado entre el populacho bajo una identidad falsa, tras haber caído de los cielos y estar dispuesto a sacrificarse por nosotros, impida nuestra autodestrucción. Porque llegamos a la conclusión, sí, de que el mundo sólo sobrevivirá con el milagro del superhombre que llegó para salvar nuestras almas pecadoras.

El que vino de las estrellas no es uno de los nuestros.

¿Lo es su semilla?

Valoración (0 a 5): 4

“Live as one of them, Kal-El, to discover where your strength and your power are needed. Always hold in your heart the pride of your special heritage. They can be a great people, Kal-El, they wish to be. They only lack the light to show the way. For this reason above all, their capacity for good, I have sent them you… my only son.”Jor-El (Superman Returns) 

23 pensamientos en ““Superman Returns”

  1. Max, se te ha ido.
    La peli tiene dos escenas: Lex provoca la de dios en la maqueta, y luego Lex provoca la de dios en Metropolis.
    Más payasadas: SPOILERS: Superman en urgencias?!!!!!!
    Y los doctores desfibrilando, pero triplicando la potencia porque es extraterrestre?!!!!
    La semilla??????
    Te recuerdo el debate de Brodie y TS en Mallrats…
    No hay sentido del humor, está forzadísimo.
    ¿Fiel a Donner?
    Dick NO ABURRÍA A LAS PIEDRAS y si que te hacía sonreir.
    Y ese Olsen perdidamente enamorado de Kent…
    Que no Max, que no!!!!!!!!

  2. En este momento hay que separar dos cosas: 1) Felicitaciones por la crítica, bien redactada y ahondando en detalles para llegar a conclusiones generales; y 2) Que, obviamente, no estoy de acuerdo en la visión de la película. Pero bueno, yo creo que lo ha hecho para “molestarme”…jejeje, no podíamos estar de acuerdo en todo.

    Por cierto, la visión crística de “Superman” siempre ha estado a lo largo de la saga, quizás no potenciada en las anteriores entregas. Lo mismo que el sentido del humor, que en “Superman III” y “IV” alcanzaba los límites de la vergüenza ajena.

    ¿Comparable al “Batman” de Nolan? Ni de lejos. Con todos sus defectos, el “Batman” de Nolan no es solo la reedificación de un personaje, sino también la constatación de que un director puede tomar a un icono y llevarlo al terreno de sus protagonistas torturados.

    Saludos

    Saludos

  3. Buena crítica. Superman Returns es una gran película que el paso del tiempo revalorizará. Yo he ido a verla 3 veces y estaba pensando ahora en la escena en que Superman emerge de las aguas… y de repente vemos todo lo que lleva tras él. Genial.

  4. Sí, ha sido más por picaros que por otra cosa, lo admito.😛

    Libertino, a mí “Superman Returns” no me aburre. Me interesa en todo momento, me entretiene, me fascina a ratos, incluso me hace vibrar. Creo que luce equilibrio y compensación. Está muy bien rodada y narrada, con un buen desarrollo de personajes. Ahonda en lo que Donner sugirió y va mucho más allá en su retrato del superhéroe.

    No alcanza el nivel humorístico de la de Donner, ¿y? ¿Qué problema hay? ¿Por qué Superman tiene que ser gracioso y cercano?

    Lo del hospital es una nota de humor (yo creo).

    Los únicos aspectos en los que la película del 78 supera a la del 2006 son: Christopher Reeve y la música de Williams.

    Singer tiene las narices de usar el anticlímax: su enfrentamiento con Luthor y el final.

    Roberto, no comparo “Batman Begins” con “Superman Returns”. Sólo digo que la película del superhombre está más próxima de la sobriedad, la madurez o la seriedad del film de Nolan que del divertimento simpaticón de los films de Raimi.

  5. a ver. hay anticlímax y anticlímax, pero es que Superman y Luthor no se ven el pelo más que una vez en toda la escena.
    Veo que has pasado del tema simiente, normal.
    Y dudo mucho que lo del hospital sea humor, no lo hay en toda la cinta, que es más bien gris.
    Para eso que ruede una peli en plan The squid & the whale, que esto es Superman, no La casa del lago.
    me estoy poniendo de mal humor. tanto, que Superman IV, con el asco que daba, tenía más chicha superheróica (ridícula de cojones, pero la tenía) que este soso, sosísimo retonno.
    Si Batman renace, y la última peli del hombre murciélago está fresca (como la primera), es decir, toda la saga se mantiene fresca, ¿por qué coño tengo que recordar yo cómo había acabado Superman 1978 para seguir el hilo de esta última entrega?
    Supongo que el señor productor (vean el monólogo de Kevin Smith respecto al tema Superman, ahora me lo creo todo) argumentará que el fracaso del film se debe al aspecto adulto del film, pero no confundamos “adulto” con “No sin mi hija”.
    Y los Spidermans cada vez mejor!

  6. Que Superman y Luthor no se vean casi el pelo forma parte del anticlimax. Todos esperaban un gran enfrentamiento y tal. Y mola que Singer pase de puntillas, dejando con un palmo de narices a más de uno.

    ¿Cómo que no hay humor en la cinta? Para mí sí lo hay. Muy poco en comparación con las películas anteriores de la saga, pero lo hay. Luthor, sus esbirros, Olsen, los perritos, los intentos de reanimación en el hospital, el desmayo de Lois tras el rescate del avión…

    Libertino, el Batman de Nolan es un nuevo comienzo y, claro, no hace falta haber visto las anteriores pelis. El Superman de Singer es un regreso, y por ello existe una continuidad.

    Un Superman dirigido por Kevin Smith, por muy de culto que sea este hombre, sí que hubiera sido para echarse a temblar.

    No paso del tema “simiente”. A mí me parece bien llevado. Y abre vías de futuro bastante interesantes. Y luego se dice que Singer copia a Donner y no aporta nada…

    Yo lo que no entiendo es por qué muchos consideran que una adaptación de un cómic de superhéroes tiene que ser divertida. ¿Acaso todos los cómics son divertidos? ¿Queremos ver al supertipo luchando a lo grande contra un supervillano y haciendo guiños de cara a la galería? Yo no.

  7. jarl!
    no me refiero a un Superman dirigido por KS (que tiene una serie de ocho núnmeros para Daredevil ACOJONANTE), me refiero a la charla barra conferencia barra monólogo en el que cuenta los pormenores de aquel proyecyo escrito por él y dirigido por Tim Burton.
    Perdona las faltas, pero es que estoy borracho!!!!

  8. Justo acabo de utilizar el monólogo de Bill para hablar de los superhéroes, pero prometo que no lo copié

    Espero que a diferencia de Marnie tu no te pires ahora que he vuelto, eso espero. ¿Cómo va todo por aqui? Me tendré que poner a leer todos los posts atrasados que tengo

    Hablando de Superman no me convenció tanto; más que nada porque si que lgora ese “equilibrio” del que comentas pero ahora no podía dejar de preguntarme ¿era necesaria?….

  9. A mi tambien me gusto.

    Lo unico q habria cambiado de la pelicula es a Spacey, y un poco los motivos y el rol de Lex a lo largo de toda la pelicula. Me dio un poco la sensacion de q no eran muy profundas las aspiraciones de Luthor.. no se, peca de poco villano en mi opinion. No tengo nada en contra de ese “anticlimax” (:D), pero me parece q se podria haber generado un poco mas de interes en ese aspecto.

    Por lo demas, tampoco me aburrio en ningun momento, y mientras a algunos de los q andaban por ahi se les hizo eterna, a mi me paso volando y me quede realmente con ganas de mas.

  10. que no que no que no.
    una peli de superhéroes tiene que tener
    1-acción
    2-humor
    3-personajes

    En Superman Returns no hay ninguna de las 3
    En cambio, en Spiderman, recuerdo al trepamuros en un ascensor.
    A ver si va a resultar que Singer es un plasta.
    Le estoy cogiendo manía por vuestra culpa.
    Superman falla por todos lados y punto.
    A lo mejor a la segunda…

  11. Ysi, como he dicho antes me voy a Dinamarca el próximo lunes y estaré toda la semana “missing”. 8)

    Libertino, recuerda que “Batman Begins” prácticamente carece de humor y funciona muy bien. O “Hulk”. O “El protegido”. Insisto: ¿Por qué es necesario el humor en los superhéroes? ¿Por qué no podemos tomarnos el género en serio?

    Yo habré visto otra película diferente, porque en “Superman Returns” sí hay acción (y no poca), sí hay humor (ya he citado algunos ejemplos… ¡Luthor y los suyos, por favor!) y sí hay personajes (te caigan bien o te caigan mal).

    Y ahora voy a ver “Poseidon”, hala.

  12. Fredi, a mí también me hubiera gustado ver un Luthor verdaderamente cabronazo, un villano oscuro con un plan estremecedor. Sin embargo, no es así, posiblemente (me imagino) porque Singer y sus guionistas no pretenden ser excesivamente serios y utilizan a Luthor y sus esbirros como elementos cómicos. Casi todo en ellos es humorístico (¡Libertino, por dios!). De hecho, el plan de Luthor nos recuerda a los planes megalómanos de tantos y tantos villanos. Todo forma parte del tremendo equilibrio de una película muy compensada.

  13. Y otra cosa: una película de dos horas y media que consigue atraparme de principio a fin tiene mucho valor para mí. Desde lo subjetivo.

    Y todo teniendo en cuenta que “Superman” no es uno de mis superhéroes favoritos, que Brandon Routh no me convencía, que a Singer le reproché que abandonase a los “X-Men” y que fui al cine con las mayores reticencias tras haber leído críticas bastante negativas. ¡Sorpresa!

  14. En serio, ¿Realmente se necesitaba otra version de Superman? ¿Singer necesitaba hacer otra de comics? Ya viene de hacer dos, se va a quemar, en los comics, espero que su siguiente trabajo sea otro thriller u otra cosa, tiene talento. Esta Lois no expresa casi nada con su carita, ¿Teme que se le arruge aunque sea un poco? y ni hablar del tal Brandon, El unico que puede hacer algo Spacey no tiene mucho con que trabajar, luego de tanto tiempo viviendo entre humanos: ¿A Superman no se le ha pegado nada de la raza humana? ni siquiera se nos presenta alguna duda existencial o de fe en el, a diferencia del Hombre Araña donde Se nos habla de esto creando empatia y haciendo mas interesante la trama. Espero que en algun futuro ya se nos muestren otro tipo de peliculas, porque ¿quien les dijo a estos que la gente solo quiere ver comics al cine? terminaran por destruir su industria y ni superman los podra ayudar.

  15. Alfred Caine se gasta un par de chistes memorables en Batman.
    La secuencia del niño y las pesas del Protegido si que eran humor.
    En Superman no hay ná.
    Hulk no vale, porque esa si que es una versión adulta y espléndida de adaptar un comic.
    Ahí queda eso.

  16. Tranqui, que no me voy de turismo sexual, jeje.

    Yo sigo diciendo que “Superman Returns” tiene más humor que “Batman Begins” y “El protegido” de aquí a Lima… pero bueno, jamás nos pondremos de acuerdo.

  17. mmm, a mi me gusto mucho superman returns , creo que la adaptacion esta completa auqneu no me gusta mucho la actuacion de louis lane(pero de que es linda,,,lo es!)

    , no creo que aya que hacer mucha comparacion entre superman y batman, ya que los dos son heroes pero de temperamentos diferentes y en contextos distantes,creo que cada uno aporta con algo que los lleva a ser los grandes super heroes que son…

    gracias byebye

  18. Batman Begins tiene sus pequeños chistes y su ritmo de acción: pero no pasa nada creo que el personaje se presta a su nolaniada y sabe agarrar el alma del Batman milleriano. A mi me encantó por eso mismo. Sin más trabas.

    Pero Superman Returns y su rollo mesiánico cansa: primero exceso de nostalgia ; después baratejas new age de salvadores de la Tierra.

    Y varias grandes cosas que se quedan ahí: apuntes de un Superman melancólico pos 11S ; ¡Kevin Spacey-Parker Posey! ; la secuencia del avión ; bonitas imágenes.

    ¡Un saludo!

  19. Totalmente deacuerdo Yo… por cierto el hulk otra mierda. Si un buen director patina pues patina y punto no hay que ver dobles sentidos ni nada parecido. Si el batman begins es una caña el Superman es una paja mental que no sirve para nada. Y lo del niño…. y cómo trata Lois a Clark… Lois, madura o vacia.
    Bueno es una opinion que se resume con una palabra:
    Decepcionante!!!

  20. Yo anyone see superman returns? I loved that movie and i cant wait to pick up the dvd and game for xbox 360….i heard theres a code in the dvd that lets you play as bizzaro in the game, that should be pretty tight. Im lookin forward to gettin it at the end of the month.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s