“Equilibrium”

Equilibrium (2002) / Director: Kurt Wimmer / Guión: Kurt Wimmer / Intérpretes: Christian Bale, Emily Watson, Taye Diggs, Dominic Purcell, Christian Kahrmann, Sean Bean, William Fichtner, Sean Pertwee.

Muchas influencias acumula Equilibrium: así, Matrix, en el ámbito cinematográfico, Un mundo feliz, en el literario, o Fahrenheit 451 y 1984, en ambas vertientes, serían algunos exponentes a tener en cuenta. Unos ilustres referentes, por lo tanto, que dan forma a esta nueva distopía futurista que presenta a una sociedad del mañana dominada por un estado totalitario que, bajo el dictado de un líder tiránico y mediante el brazo ejecutor de la fuerza policial, niega la libertad del individuo, impone la represión de los sentimientos y convierte al ciudadano en un ser gris, robotizado y sin voluntad propia como método para acabar con las guerras y los conflictos que han asolado el planeta. La única forma de sobrevivir es la rendición, ya que los rebeldes y agitadores que frecuentan el marginal submundo son, por supuesto, exterminados sin juicio alguno.

Kurt Wimmer, director y guionista, se inspira en la estética cool y la espectacularidad de acción de Matrix, la persecución y aniquilación de las obras artísticas de Fahrenheit 451, la imposición de un estado de falsa felicidad potenciado por el soma (aquí, Prozium) de Un mundo feliz o la odisea de un hombre que toma conciencia y se dirige contra el sistema de 1984. Basándose, pues, en fuentes de probada solvencia, Wimmer no innova, desde luego, pero demuestra la suficiente habilidad para añadir tales elementos reconocibles a su coctelera y ofrecer un producto que asimila con una mínima decencia lo característico de propuestas anteriores.

Nos cuenta la historia del Clérigo John Preston (Christian Bale), un agente con cualidades sobrenaturales cuya misión es preservar el orden del sistema entrando en acción. Sin embargo, las tragedias que se suceden en relación a los que le rodean le conducen a prescindir del Prozium, replantearse su existencia y comenzar a ser consciente de que todo está equivocado, de que son meros esclavos al servicio de alguien que gobierna anulando las emociones humanas. Sus creencias se desmoronan…

En el camino hacia la liberación de sus ataduras, John Preston vive diferentes fases caracterizadas por las dudas, el arrepentimiento, el dolor, la rabia y hasta el amor a raíz de la explosión emocional que le permite volver a sentirse vivo, a ser humano. Es “El Elegido” (es un decir) de turno, el hombre destinado a redimirse actuando como martillo pilón de la revolución y liberando al pueblo. El mismo que se erige en un Mesías que confía en las virtudes y defectos del ser humano y provoca un estallido de violencia como modo de derrocar lo establecido. El uso de la fuerza lo es todo, al fin y al cabo, aunque se maneje por diferentes manos.

Es cierto que el guión de Equilibrium es un pastiche con pretensiones que fusila multitud de ideas ajenas y no alcanza el nivel de profundidad deseable. El libreto renuncia a retratar ese mundo futuro con el suficiente detenimiento y pasa de puntillas sobre numerosos aspectos de interés (como el origen desconocido del Clérigo o la discutible teoría de la ausencia de sentimientos), lo que demuestra que a Wimmer le interesa, por encima de todo, la planificación y ejecución de las escenas de acción (brillantes, poderosas e inventivas) y el seguimiento de su absoluto protagonista en su (predecible) evolución. De esta manera, la película sobresale más por su atractiva forma que por su fondo, aunque ese excepcional intérprete llamado Christian Bale salva gran parte de la papeleta y se encarga de reflejar los matices de su personaje en crisis y acercarlo al espectador, seduciéndonos y atrapando la atención hasta el desenlace.

No estrenada en cines españoles ni editada en DVD en este bendito país nuestro, hemos visto cómo Equilibrium ha gozado de un halo de producto de culto al alcance de aquellos que acceden a “otras vías”. En mi opinión, no estamos hablando de una de las cimas inolvidables del género, pero resulta una película francamente entretenida, llamativa en lo visual y cuya mejor baza reside, insisto, en Christian Bale, uno de los mejores actores del panorama actual.

Valoración (0 a 5): 3

15 pensamientos en ““Equilibrium”

  1. Eso es.
    La peli es un pastiche (muy) afortunado de la scifi de toda la vida, tanto literaria como cinematográfica, pero es un dignísimo film que está muy mucho por encima de la media de las pelis de género que se proyectan por akí.
    Por cierto, me cago en la puta, Superman no se verá en IMAX en Madrid.
    Ahora me voy pa allá, jornada de puertas abiertas y T-Rex “de gratis”.
    Luego os cuento.

  2. Hace años que leo comentarios del film en foros y demás y nunca me he animado a bajármela, pero tu lo has conseguido. Veremos que tal.

    Por cierto, como es que siendo un fan de Cronenberg y de los comics, todavía no has hablado de la obra magna de Charles Burns “Agujero negro”? Tiene todos los ingredientes para encantarte.

  3. Que tus expectativas no sean muy altas. Es cine palomitero bien rodado, con más sustancia de lo habitual y un Bale que le da empaque al asunto.

    No he hablado de “Agujero negro” porque todavía no me lo he comprado. Hubo un problema en la edición (una página repetida, creo) y retiraron los ejemplares defectuosos para sustituirlos por otros corregidos. Pero seguro que me lo compraré y ya comentaré algo sobre él (a largo plazo).

  4. A mí me parece eso, un pastiche mix de los clásicos distópicos con elementos reconocibles de todos ellos, y que si se eleva es por contar con la presencia y carisma de Christian Bale que, como siempre, está que se sale y busca insisténtemente mi bisexualidad.

  5. Tomada nota, Max. Y comparto vuestro entusiasmo por Christian Bale, ¡ése sí que es un actor con lado oscuro, desde que le vimos en “El imperio del sol”, y no ese soso de Christensen…!

    Lo de Poli Díaz… es para inyectarse una buena dosis de soma. Y lo de Urdaci…

    …eso no tiene nombre.

    Un saludo!

  6. A mí tampoco me pareció para tanto. En el foro se les fue un poco la cabeza con esta película. Creo que les encandiló la estética y las peleas coreografiadas. Realmente no tiene demasiada chicha.

  7. Estoy de acuerdo con la opinión de Max. Es una cinta interesante que, tras tomar prestadas varias ideas de otras obras de la Literatura y el Cine, entretiene y se deja ver. No entiendo que con sus mimbres no haya llegado a las salas. La escena que más me gustó: cuando el clérigo John Preston descubre la Novena Sinfonía de Beethoven y queda emocionado ante tante belleza musical.

    Un saludo.

  8. Esta película tiene cosas que ver más allá de lo evidente. Tiene una segunda lectura mucho más profunda, que, en el fondo, es lo que atrapa. Le falta fuerza en la ejecución, pero la trama es bastante consistente más no convincente. Esta obra en manos de otro director pudo llegar a a ser grande.
    En lo particular me gusta sobremanera. Me gusta el discurso político, la crítica aguda a algunas prácticas totalitarias en la supuesta utopía de sistemas convenientes. La “voz del padre”, remarcando insistentemente en el fondo la necesidad de sobrevivir por encima de nuestra naturaleza autodestructiva, que, al mismo tiempo se convierte en excusa para que el estado gorbernante se perpetue en el poder, incluso más allá de la muerte del padre mismo. Frases como: “No es el mensaje lo que importa. sino la obediencia al mismo”. son agudas críticas, entre otras. En fin… me gusta y la guardo de colección.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s