“El hombre del tiempo”

The Weather Man (2005) / Director: Gore Verbinski / Guión: Steve Conrad / Intérpretes: Nicolas Cage, Michael Caine, Hope Davis, Gemmenne De la Peña, Nicholas Hoult, Michael Rispoli, Gil Bellows.

La figura del perdedor ostenta un indiscutible atractivo. Mucho más que los héroes impolutos y aburridos en su artificial perfección, el loser (o personaje que se acerca a tal condición) es un ser terrenal, verdadero, en el que nos podemos ver reflejados en mayor o menor medida. Hasta en su desgracia podríamos encontrar un miserable consuelo o un guiño de complicidad.

Y si, además, el personaje de marras siente la frustración de los sueños rotos, el vacío de la soledad, la angustia existencial, la presión de un progenitor de exitosa trayectoria, el desencanto de un trabajo poco gratificante o el peso de una familia disfuncional, entonces no podremos hacer otra cosa que declararlo como el estandarte de un mundo cruel que nos obliga a ser competitivos y a ganar para alcanzar el ideal de felicidad, aunque no podamos o, sencillamente, no nos apetezca.

El polivalente Gore Verbinski, para sorpresa de todos, visita el universo de Alexander Payne, Wes Anderson, Todd Solondz o Sam Mendes y realiza una lúcida, amarga y divertida tragicomedia sobre el urbanita de hoy mediante la historia de David Spritz (Nicolas Cage), el hombre del tiempo de la TV, un tipo que se replantea una vida que no le reporta satisfacciones.

Con un permanente rostro circunspecto y un ánimo de total descontento, trata de reflotar y recomponer su presente para conservar alguna esperanza respecto a un futuro que se augura nada estimulante. Separado de su mujer (Hope Davis) por un absurdo olvido a la hora de ir a comprar salsa tártara (!!!), padre de una niña inadaptada y con problemas de peso y un adolescente que flirteó con la marihuana y mantiene una relación peliaguda con su orientador, hijo de un escritor de éxito (Michael Caine) con problemas de salud que ejerce como puntilloso observador y trabajando como hombre del tiempo que genera odios en la audiencia, nuestro protagonista, a lo largo de la película, trata de luchar contra molinos de viento y mejorar como persona con el fin de cambiar el curso del devenir.

Verbinski dota a su historia de mucho humor negro, lo que atenúa el drama y lo convierte, en ocasiones, en un desternillante gran guiñol: por ejemplo, Spritz es objeto del lanzamiento constante de productos de comida rápida por parte de gamberros anónimos, a su hija la conocen, en el colegio, con el mote “pezuña de camello” por curiosos motivos que no desvelaré, etc… Y aunque uno percibe que, quizá, el guión se atasca y no va hacia ninguna parte, en realidad yo creo que la película sólo pretende contar pequeñas historias encadenadas, tan conmovedoras o tristes como humorísticas, que hacen referencia a Spritz y su tirante relación con su familia y las molestas consecuencias de su fama. Es, en suma, el retrato de unos personajes que son como son y no pueden evitarlo a pesar de los intentos denodados del protagonista.

Como es habitual en el cine del director de ese cartoon en imagen real que es Un ratoncito duro de roer, la factura visual es impecable. La excepcional fotografía de Phedon Papamichael (Entre copas), la elección de los escenarios en la ciudad de Chicago y el buen manejo de la cámara y el montaje hacen que estemos ante una cinta absorbente por su aspecto y perfectamente punteada por la banda sonora de un irreconocible Hans Zimmer.

En cuanto a su reparto, inspiradísimo, las interpretaciones son excelentes: desde un Cage con adecuado semblante de pasmado hasta un gran Sir Michael Caine, pasando por Hope Davis (A propósito de Schmidt) y terminando con los jóvenes y muy creíbles actores que encarnan a los hijos del protagonista.

El hombre del tiempo es un golpe, disfrazado de comedia excéntrica, al Sueño Americano. El mensaje parece aludir a la necesidad de tomar conciencia de nuestra condición, aceptarnos como somos y asumir la realidad ante la imposibilidad de cambiar las cosas. Olvídate de sueños inalcanzables y happy ends postizos.

Valoración (0 a 5): 4

Anuncios

16 pensamientos en ““El hombre del tiempo”

  1. las risas son por los videos del serpiente?
    Respecto a la peli del Cage está todo dicho.
    Por cierto, hace unos meses, en el fotogramas, Mr. Belvedere sacaba a la luz una cuestión que le mandé (creo que en el número de febrero)
    Le pregunté que si tal vez, en lugar de Verbinski, el film llevase la firma de Jonze o Mendes hubiese llevado a más gente a las salas y todo eso de la publicidad.
    Respondió que probablemente si, pero que a él le hubiese restado interés por la peli.

    Pues si, que yo pensaba que la había visto el año pasado y no, así que entre las grandes del año.
    Me alegro de que te haya gustado.

  2. Sí, está claro que el nombre del director no invita demasiado. Si no hubiera sido por el comentario que escribiste en tu blog, no la habría visto porque ya digo que Verbinski no es un autor que me merezca demasiado crédito.
    Verbinski se revela como alguien mucho más capaz de lo que creía cuando se ha empleado lejos de piratas y remakes de terror insulsos.

  3. Si, además, Un ratoncito duro de roer me parece un estimable intento bastante logrado de realidad cartoon.
    Creo que es una peli estupenda.
    Piratas… molaría más con media hora menos, The Mexican me parece una patata y The Ring un remake para los yankis, es decir, una sandez como un piano. (ese caballo en el barco… ay por favor!!!)
    Hoy he repescado Harold & Maude.
    Aún me seco las lágrimas.
    Esta peli me puede.

  4. Yo también repito lo dicho en otros blogs. Una magnífica trasposición de la subjetiva visión pesimista de la vida que siempre termina por acompañarnos en algún momento. Resulta de lo más agradablemente amargo dejarse llevar por su desencanto. Muy notable sorpresa. (En esta ocasión no repito mis puyas hacia el pobre de Payne, porque sigo teniendo en muy alta estima sus tres primeras películas).

  5. “las risas son por los videos del serpiente?”

    Sí, señor Libertine, y por los dos vídeos que me dejó Max en los comentarios, y por un vídeo que también me pasaron ayer. Estábamos sembrados XD

  6. Ah, y por cierto, yo también creo que el director no invita demasiado, y que si no te la recomiendan, pasas. Es que Verbinski es un director más bien por encargo, que cumple pero sin señas de identidad. Esta película parece más bien todo lo contrario, algo más personal y de autor.

  7. Toma comentario! Te felicito por la crítica Max. Me parece que me vas a tener más por aquí. Esto de los blogs es un no parar.
    Lo de la pezuña de camello…buff es brutal.

    Un abrazo!

  8. Gracias, Noa. Espero que te sigas pasando por este pequeño antro de perversiones. Lo de la pezuña de camello es inenarrable, jeje. 😀

    SmallIbán, la película está muy bien, aunque sospecho que no conecta con todos los espectadores por igual. Pruébala.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s