“Vampiros, de John Carpenter”

John Carpenter’s Vampires (1998) / Director: John Carpenter / Guión: Don Jakoby, sobre la novela “Vampire$”, de John Steakley / Intérpretes: James Woods, Daniel Baldwin, Sheryl Lee, Thomas Ian Griffith, Maximilian Schell, Tim Guinee.

John Carpenter: “Todo el mundo sabe que llevo la vida entera haciendo westerns, me chiflan los westerns. Dicen que siempre homenajeo a Howard Hawks, ¿y saben qué? Es absolutamente cierto: me encantan sus películas, son inteligentes, los personajes tienen entidad, puedes sentir lo que quieren transmitirte. Lo único que hago es trasladar la acción: busco nuevos paisajes para seguir haciendo lo mismo. Y seguiré haciendo westerns, simplemente porque creo que es lo que me sale mejor.”

El maestro Carpenter reincide, una vez más, en el western aunque el título indique otra cosa. Así, nos sirve elementos como: una historia ambientada en el polvoriento, caluroso y soleado Nuevo México, un antihéroe desafiante y duro que luce unos ajustados tejanos, unos chupasangres que se ocultan en una choza mexicana y que surgen de las entrañas de la tierra (en una de las imágenes más bellas del fantástico moderno), unos cazadores (de recompensas) armados hasta los dientes y unas presas (los criminales o los forajidos, es decir, los vampiros)…

El director afirmaba que “hice todo lo posible para quitarle todos los elementos góticos, porque no quería hacer un cine de terror CONVENCIONAL (…) digamos que la leyenda del vampiro ha sido contada y vuelta a contar y se ha adaptado a otro tipo de contextos. En nuestro caso queríamos hacer un western, una película de vaqueros.

Así pues, estamos de lleno en el género del western (o spaghetti western) más o menos encubierto, pues en esta ocasión, como factor añadido, aparecen los vampiros, esas criaturas recurrentes tratadas hasta la extenuación en multitud de aproximaciones. Pero aquí Carpenter aporta una visión diferente, poderosa, actualizada, del mito vampírico, pervirtiendo las constantes tradicionales para acercarlas a su terreno y romper la frontera de géneros. Sirva como definición de la figura vampírica el tremendo monólogo de Jack Crow (enorme James Woods) al respecto: “Olvídate de todo lo que has visto en las películas. Los vampiros no son nada románticos. No tienen modales ceremoniosos. No hablan con acentos exóticos. No se transforman en murciélagos. Las cruces y los ajos no les hacen ningún efecto. No necesitan dormir en ataúdes. No son homosexuales”. Estos vampiros son animales brutales, deshumanizados, conducidos por Valek, el sumo villano, que se asemeja a un malvado personaje leoniano con guardapolvos inclusive.

Por otra parte, tenemos a los caza-vampiros, ese comando de mercenarios exterminadores que se reflejan en el espejo del Grupo Salvaje de Sam Peckinpah, que actúan bajo la guía del tremendo Jack Crow, cuyos padres fueron mordidos, y resultan financiados, ¡ATENCIÓN!, por el Vaticano, por la misma Iglesia Católica, en lo que es un corrosivo puyazo de un guión atrevido.

Tras la magnífica secuencia inicial de la masacre del nido de vampiros (con toda esa imaginativa parafernalia armamentística formada por ballestas, lanzas, hachas, pistolas, rifles…), los poco presentables integrantes del grupo (sacerdote incluido), brutos y cachondos ellos, celebran el éxito en una orgía de sexo y alcohol. Un fiestón que no durará mucho merced al arrasador ataque del Maestro Vampírico, secuencia magistralmente rodada, con todo el gore requerido y un uso fantasmagórico de la elipsis.

Es el comienzo de una persecución y el anuncio de un duelo a vida o muerte, el que enfrentará a los personajes principales, Jack Crow y Valek, las dos caras de una misma moneda, los dos cazadores más feroces; dos seres antagónicos sólo hasta cierto punto. Y a su lado, uno de los temibles hermanos Baldwin interpretando con eficacia al slayer Montoya y la Laura de Twin Peaks prostituida y corrompida, Sheryl Lee.

El director de Atraco a la comisaría del distrito 13, por lo tanto, ofrece una película portentosa de principio a fin, vigorosa y supervitaminada. Su fuerza y elegancia visual (fotografía de Gary B. Kibbe) es innegable en todos los sentidos, como también su enérgica capacidad narrativa o esa definición de personajes oscuros, violentos, crueles y, desde luego, antiheroicos hasta decir basta.

El final abierto, abanderado por el sentido del honor, la amistad y un toque de amargura crepuscular, es la guinda de una historia barnizada por su director con buenos brochazos de gamberrismo, suciedad y subversión. La culminación de un fabuloso western vampírico que entra, desde mi punto de vista, en el apartado de las obras maestras del californiano.

Valoración (0 a 5): 5

PD: He encontrado las siguientes declaraciones de Carpenter, donde habla de dos clases de miedo. Precisamente, creo que con Cigarette Burns, su magistral episodio para la serie Masters of Horror, que comenté el otro día, se encuadraría en la exploración del miedo interior.

“Solo hay dos maneras de hacer terror, solo dos: la primera es la que te presenta a una persona, puede ser una o varias, eso da igual, enfrentadas a un peligro exterior del rollo tío, hay algo ahí fuera que nos está esperando, ya puede ser un bosque o una mansión. Pero es eso: te enfrentas contra un miedo que procede del exterior. El segundo es el hombre enfrentado al terror que surge de un lugar mucho más aterrador, de su propio interior, el miedo que surge del corazón. Yo siempre he hecho la primera clase de historias, y admiro a los que son capaces de hacer películas con la maldad que surge del propio ser humano, porque tengo la profunda convicción de que son mucho más difíciles.”

Anuncios

21 pensamientos en ““Vampiros, de John Carpenter”

  1. Una duda, ¿no la habías visto?
    Tengo absolutamente todo Carpenter, salvo su corto premiado con oscar “La resurrección de Bronco Billy”, y me considero un experto en el viejo John (tenía un gran estudio que tengo que recuperar vía mail, tiré mi viejo pc a la basura y el texto con él, Dita sea!!!), y si, creo que esta es una de las grandes.
    Woods es Dios soltando más tacos que Ford Fairlane y su “colegueo” con el cura (Se te pone dura y tal) me hace reír a carcajadas.
    La banda sonora también tiene su historia, te recomiendo los audiocomentarios del maestro.
    Me parece perfecta, violenta, divertida, gamberra…
    ¿Has visto la nota que tiene en IMDB?
    Estos yankis apestan!!!

  2. La vi hace tiempo, lo que pasa es que tenía el comentario de la peli guardado por ahí y he decidido recuperarlo para hoy.

    Tengo el DVD y sí, los audiocomentarios están muy bien, aunque donde Carpenter rinde más es cuando está acompañado. En este sentido, los audiocomentarios de Carpenter con Natasha Henstridge en “Fantasmas de Marte” y con su colega Kurt Russell en “Golpe en la Pequeña China” son geniales. Ambos audiocomentarios son amenos al máximo porque informan sobre la peli y, además, hacen bromas y cuentan chascarrillos la mar de divertidos. Por ejemplo, en “Fantasmas de Marte” Carpenter no se corta al decir que el tren que surca Marte al comienzo parece una maqueta aunque intentaron que no lo pareciese (jajaja).

    En general, yo creo que “Vampiros” ha sido bastante poco valorada por la crítica y el público. Quizá esperaban otra cosa o les descuadró el gamberrismo del tito John, mezclando géneros y pervirtiendo todo lo que le cayó en las manos.

    Sobre la banda sonora, que a mí me encanta, dice Carpenter en los audiocomentarios que le parece repetitiva y no le acaba de gustar (creo recordar). No sé, a mí me gusta…

    Me parece una película intachable por entretenida, por divertida, por mezclar western y vampiros y porque está perfectamente narrada y filmada, qué narices.

    De Carpenter me falta por ver “Starman”, “Elvis”, “Someone’s Watching Me”, “Dark Star” y sus cortos.

  3. Coincido con las alabanzas hacia Carpenter. Sobre el maltrato de la crítica, en EUA no se la reacción que tuvo pero en España me acuerdo que fue buena. Sobretodo por parte de la gente de Imágenes de actualidad que la pusieron por las nubes.
    De Vampiros me quedo con el ambiente malsano que rodea toda la película, quizás se trate de su película más enferma. Cachonda es, pero esta tan bien hecha que al final me da mal rollo ¡Si hasta me dio mal rollo el destino de Gordo Baldwin!

  4. Muy valiente por tu parte defender esta película, y acertado. El protagonista tiene un carisma de cojones, es lo mejor de la película. Por lo demás, un estupendo entretenimiento.

  5. Me vas a matar peeero… esta peli me pareció un coñazo, no me gustó.

    Y juro que no es por el estilo del Carpenter (me gustan algunas suyas) ni por ser de vampiros (diox, los ADORO, hasta me encanta “El vampiro adolescente”, con eso te digo todo xD)

  6. Un western de terror autocomplaciente e irónico, es decir, otra obra maestra del tio John.

    Por cierto, Starman no es precisamente de las más “flojeras” de Carpenter, ya lo verás.

  7. Off Topic: Libertino, las elecciones del Real Madrid están apasionantes. Pura intriga. Esta noche va a ser larga. Ojo a “El Rondo”, “El larguero” y “El tirachinas”. Noche de radio y tele. Parece que va a ganar Calderón según las encuestas (con Divac en la sección de basket supongo que lo potenciarán).

    Su, espero que no te oiga el cabronazo de Jack Crow y te clave una estaca. 😛

  8. Ah! Max!!!!
    Sisisisisi, Rondo y Larguero.
    A mi me mola Calderón por:
    1-Divac
    2-Pedja
    3-Robben
    4-Cesc
    5-Kaká

    Si gana y no cumple los 3, 4 y 5, a la puta calle mañana mismo.
    He dicho.

  9. Muy bien, Max. Después de lo de “Las colinas tienen ojos”, te has rehabilitado a mis ojos XD.

    “Vampiros” es lo mejor de James Woods y una de las grandísimas del anarca por excelencia de Hollywood.

    Pero “Rescate en L.A.” juega en otra liga. Esa la hizo para él y, de paso, para “nosotros”.

    ¡Ojalá engañe pronto a otro primo para financiarle la próxima!

  10. Vergonzoso lo de las elecciones del Madrid. Es para analizarlo detenidamente y escribir un tratado sobre las miserias humanas. La realidad supera a la ficción.

    Libertino, ya he visto “Incident at Loch Ness” y la he disfrutado como un loco. Me ha encantado. Es un mockumentary cruzado con la comedia marciana de “Life Aquatic”. Una delicia.

    Plissken, “2013: Rescate en L.A.” es, efectivamente, muy para freaks carpenterianos. Es un cachondeo total y absoluto. Hay que tener huevos para hacerla… y estrenarla. Y Kurt Russell también se las trae: vaya cómplice de gamberradas tenía el tito John.

  11. Ts…. Yo solo digo…

    Vampires es quizá el último western de la historia del cine. El último western, western. Westernaco. Tito Hawks estaría orgulloso de ti.

    Aunque cambiemos los forajidos por vampiros. Jack Crow es sin duda alguna un (anti)héroe. Tiene un aura carpenteriana que solo tienen los personajes carpenterianos (sic).

    ¡Un saludo!

  12. ¿Divac? ¿Pedja? ¿Robben? ¿Kaká? O_o

    Diosss, esto sí es legarle un nombre cachondo a tu hijo, y lo demás son tonterías.

    La peli no la he visto. Pasa en las mejores familias, así que en la mía no le cuento.

  13. Es un pélicula con bastante acción y emoción que se desemvuelve en un ambiente distinto al conocido en el genero de vampiros, los efectos son espectaculares y la recomendaría de todas maneras.

    Saludos

    René

  14. wamos carpenter , amigo eres un gran director las 2 pelis unicas tuyas q ví feron ”fantasmas de marte” y ”vampiros” esperos q estes pensando en rodar el segundo film de ”vampiros” amigo eres un gran productor y tu solo sigue adelante q, lo que tu ases esta muy bien echo un habrazo amigo GRANDE CARPENTER POR FAVOR EMPIEZA A RODAR LA SEGUNDA PARTE DE vampiros q esta buenisimaaaa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s