La crítica de cine

 

Marnie, esa ladrona hitchcockiana de la blogosfera que ya conocéis, me proponía en los comments que estaría bien hablar un poco sobre la crítica de cine, que sería un tema idóneo para que ella pudiese airear los trapos sucios de sus colegas ( 😛 ). En fin, fingiré que el tema me interesa tremendamente y usaré este post como detonante o pistoletazo de salida para que, si os parece, vayamos comentando nuestras impresiones sobre la crítica en los comments.

En primer lugar, ni soy un experto en críticos ni conozco a ningún crítico en persona, así que mi aportación va a ser limitada y modesta. Ni siquiera he leído muchos libros de cine. Lo que sí os diré es que compro habitualmente la revista "Fotogramas" desde hace años (a pesar de los pesares) y esporádicamente "Imágenes de actualidad". Dejando de lado que me parecen revistas que dejan bastante que desear debido a sus intereses comerciales y que no puedo comprar otras porque por aquí no hay distribución, centrémonos en las críticas publicadas en las mismas.

Vamos a ver, amigos. Sergi Sánchez (mi crítico de referencia por la sencilla razón de que coincidimos en gustos y me gusta cómo se expresa) reconocía, en una entrevista, que en "Fotogramas" jamás le han presionado a la hora de calificar con estrellitas, pero la revista sigue una línea según la cual los críticos sólo escriben sobre las películas que a priori les van gustan y que, por ello, el 90% no bajan de las tres estrellas. Conclusión: uno no se puede fiar porque, de alguna manera, todo está dirigido a que las críticas jamás sean excesivamente negativas. Y con todo, sigo leyéndola, llamadme imbécil o masoca.

En el caso de "Imágenes de actualidad", la crítica no mejora… sino que va a peor. Si en "Fotogramas" da la impresión de que, al menos, las críticas están redactadas con cuidado (y hasta con un estilo ingenioso), en la otra ni siquiera se cumple tal requisito. La revista muestra un buen número de faltas de ortografía y discutibles construcciones gramaticales que, ya de por sí, restan. Y mirad, el caso más sangrante corresponde, con todos mis respetos, a cierto crítico (que también dirige un festival) para el que el 99% del cine fantástico es, como mínimo, aceptable y edifica buena parte de sus opiniones con el método de visitar lugares muy comunes, acumular frases hechas y echar por tierra otras opiniones y otro cine para defender lo que a él le gusta.

De "Cinemanía" he comprado algún número, pero es más de lo mismo… y peor aún. Sobran los comentarios.

Así pues, ¿qué nos queda?… ¡Internet, claro!. Y en esta red de redes, amigos, por lo menos sí podemos encontrar a personas (algunas, no digo que todas) que escriben con independencia, con la mente abierta y receptiva, sin trabas ni ataduras. Yo lo que trato es de "fiarme" de aquellos que coinciden en criterio o gustos conmigo y, gracias a ello, he descubierto últimamente varias películas que no habría visto de no leer las correspondientes opiniones favorables.

¿Y los críticos de los periódicos?… Tema peliagudo. No sólo nos encontramos con que siempre están los mismos (sin opción de relevo, parece), sino que, además, los propios periódicos les otorgan un espacio cada vez menor.

¿Y los críticos que se quejan amargamente de los festivales, como si ir a ellos fuese una tortura indescriptible?…

¿Y el caso de los críticos rancios para los que todo tiempo pasado fue mejor y que se mantienen en una postura inamovible, sin aceptar las nuevas propuestas o las innovaciones?…

De todas maneras, he de decir que ciertas críticas me aburren poderosamente. Cuando el autor se dedica a escribir de forma exhibicionista, es decir, cuando su estilo resulta ampuloso y recargado, cuando abusa de tecnicismos y de un léxico rebuscado, cuando trata de epatar al lector con frases rimbombantes o de retorcida construcción… entonces, decía, ya no lo soporto. Tampoco me sirven de muchos aquellos críticos que aprovechan para hacerse los graciosos y escribir ingeniosos (eso creen ellos) chascarrillos y ocurrencias socarronas con el fin de destrozar la película desde una posición de burla… Que sí, que podrá dar risa, que todos lo hemos hecho alguna vez, que es muy tentador y tal, pero convendremos en que no ofrece al lector una visión con un mínimo de análisis y seriedad sobre la película de turno.

Yo creo en el crítico que escribe con argumentos y de manera apasionada (hasta cierto punto), no como alguien que se sitúa por encima del bien y del mal y, desde luego, no como alguien que se limita, simplemente, a decir que le ha gustado o no. Yo creo en el crítico que hace uso de un estilo directo, entretenido, rítmico y con un toque de cierta literatura, que no se anda por las ramas, que no trata de demostrar lo sesudo que es. Creo en el que piensa no en sí mismo, sino en ofrecer razones e instrumentos al lector.

Es lo que creo. ¿Y vosotros?

P/D: La web Miradas de cine ha dedicado un estudio a "La crítica de cine": AQUÍ.

Anuncios

27 pensamientos en “La crítica de cine

  1. La situación es muy díficil juzgar desde un punto de vista global pero la sensación generalizada es que España es un país que no se guía por la recepción crítica y el “boca-a-boca” es el que tiene más éxito.

    La blogosfera ha aumentado por ello la capacidad de análisis de nombres no tan conocidos pero hasta mucho mejores y de eso me alegro pero la prensa especializada a excepción de Fotogramas (que mantiene a críticos muy imprescindibles como Sergi Sánchez, Mirito Torreiro o Jordi Costa) y Dirigido Por…

    Miradas de Cine propone el estudio desde un punto de vista interesante e inteligente, y enfatiza en que el nuevo público cinéfilo (por llamarlo de alguna manera) no conoce demasiado el cine anterior (es decir, los clásicos) y eso es lógico porqué se crean demasiadas tendencias que asocian al cine en blanco y negro a cinefilia “de qualite y aburrida”, todo (quizá) por uno de los factores clave que es el rechazo crítico a productos alejados de esos clásicos pero igualmente disfrutables (tal y como dicen en el estudio algunso de los ejemplos más representativos son Sin City o Kiss Kiss Bang Bang)

    La crítica tiene una función muy poco clara en este país y creo que tenemos un poco la oportunidad de empezar a reformurarla y convertirla en simplemente una forma de descodificar la película de alguien. Borrar los tópicos y empezar. Aunque eso siempre es díficil.

    ¡Un saludo!

  2. Me temo, Alvy, que reformular la crítica en los medios va a ser complicado. Lo veo todo muy anquilosado.

    Sinceramente, creo que internet ha venido a salvarnos al conformar un espectro enorme de críticos para todos los gustos y otorgar voz a cualquier aficionado con acceso a la red.

    Y es una pena lo de Fotogramas. Aún tengo algún ejemplar por aquí de mediados de los 90 y la verdad es que la revista ha reducido el espacio a las críticas y a los artículos de interés, mientras que ha ampliado la publicidad, las entrevistas banales, las fotos de tías, las secciones “chorras”, las frivolidades y, en definitiva, todo aquello que atrae al lector no especialmente aficionado. Y veo difícil (por no decir imposible) un regreso a los inicios.

  3. Bueno, yo básicamente te propuse el tema porque, a raíz de un comentario que surgió en otro post, me apetecía explicar por qué no entiendo ni nunca de los jamases entenderé cómo un tío como Roger Ebert puede ser considerado una vaca sagrada de la crítica norteamericana y, por extensión, un referente internacional.

    Para empezar, Roger Ebert no es crítico, ni siquiera escribe críticas, de hecho dudo mucho que supiera hacerlo en caso de proponérselo algún día. Sólo es un tío que se dedica a la práctica del nomemojoísmo, una práctica tan nefasta como extendida que una buena parte de la gente confunde con la crítica, pero que consiste en todo lo contrario, porque se basa en la no-opinión.

    Para empezar, a lo único a lo que se dedica con sus textos es a desarrollar con todo tipo de detalles la trama de la película desde que empieza hasta que casi termina, diálogos, estornudos y jadeos incluidos, que ya de entrada es algo que me resulta incomprensiblemente absurdo tanto para aquellos que ya la han visto como para los que no. O sea, o el tío piensa que sus lectores son imbéciles, o el tío piensa que sus lectores son cretinos, porque no le encuentro más explicación.

    El análisis cinematográfico brilla por su ausencia. Yo creo que si le hablaras de conceptos como “narración” lo confundiría con una enfermedad venérea o algo así. A lo sumo, muy de vez en cuando, le he visto referirse a los aspectos técnicos de una película con dos palabras contadas, pero eso sí, hay que reconocerlo, el tío usa unos términos que denotan un alto nivel de conocimiento del medio, tipo “la fotografía está oscura”, “los colores son brillantes”, o cualquier otra expresión parecida que podría salir de un niño de cinco años que no conociera más universo que el de Pin y Pon. De todas formas, eso sigue siendo descripción, no opinión, así que tampoco me sirve.

    Cualquier otro tipo de valoración, argumentación o juicio es, no prácticamente inexistente, no, es nulo. Luego, al final de la larga parrafada, en la que se ha regodeado destripándote con pelos y señales todo el argumento, el tío va y, a modo de pretendido resumen, suelta alguna frase, y digo frase en singular, supuestamente profunda y trascendente, para que el lector incauto piense “joer, qué capacidad de abstracción y síntesis tiene este tío”. Pero os aseguro que esas frases se las saca de las galletitas de la suerte que le compra al chino de su barrio, y que son perfectamente intercambiables por las de cualquier otra película, y si no, haced la prueba y veréis.

    Al final, o al principio de todo, porque en su caso lo mismo da, le pone las estrellitas que le salen de los cojones, estrellitas que en ningún momento están justificadas por la no-opinión de su no-crítica, y se queda tan ancho. De hecho, si lees una de sus reseñas, por llamarles algo, y tratas de adivinar qué puntuación le ha dado a la película basándote en el texto, es imposible acertar. El mismo texto le habría servido para dar dos estrellas que para dar tres, que para dar cuatro, que para no dar ninguna.

    Eso cuando hay suerte, porque cuando no, se entretiene en explicarte sus batallitas del abuelo cebolleta, como cuando se encontró a Harvey Pekar y a su mujer en el festival de no-sé-qué y comieron sushi juntos. Yo no sé si es que el tío chochea y a veces se piensa que las estrellitas que reparte son para la Guía Michelin.

    Ah, pero lo más lamentable del todo es cuando intenta excusarse diciendo que no ha leído tal libro ni visto tal película (que, casualmente, siempre son libros o películas que alguien como él debería conocer), pero que afortunadamente tiene un amigo que sí lo ha hecho. Y te lo dice así, la mar de convencido: “Yo no la he visto, pero un amigo de un amigo de mi cuñado estuvo a punto de alquilarla en el videoclub y dice que la carátula tenía buena pinta.” Que yo no sé si lo dice porque se piensa que se trata de una gran aportación para su análisis o, peor aún, porque está convencido de que la transferencia de conocimientos por telepatía ha dejado de ser cosa de la ciencia-ficción.

    Claro, de esta forma el tío siempre queda bien con todo el mundo, que ya viene a ser el objetivo principal del nomemojoísmo. Los responsables de la película, especialmente si son amiguetes suyos, nunca se enfadan. Da igual que le haya dado sólo tres estrellas, porque en realidad no ha llegado a hablar mal de ella en ningún momento. Tampoco ha llegado a hablar bien. Pero por lo menos ha hablado de la película, que a fin de cuentas es lo que les interesa a todos. Si son las típicas películas polémicas que enfrentan a fans y detractores, lo mismo, difícilmente alguien se sentirá ofendido más allá de la puntuación que le haya podido otorgar.

    En serio, si este tío, que es el máximo exponente de la anti-crítica, goza de semejante reputación, esto no hay quien lo arregle.

  4. Ok, ok, interesante reflexión sobre el gurú Ebert. Queda claro, aunque no siempre hace uso del “nomemojoísmo”. Como decíamos en el post de “Wolf Creek”, puso a caer de un burro a la citada película australiana SIN ARGUMENTOS más allá de decir que era “una celebración del dolor y la crueldad” (o algo así).

    Pero, amiga Marnie, este post, aunque no lo parezca, tiene un único pretexto: ¡Que nos descubras las miserias más ocultas de los críticos a los que conoces!

    ¡No te escapes y cuéntanos alguna perlita, anda!

    Y ya de paso… dinos un poquito cómo ves, a grandes rasgos, la crítica en España. Jo.

  5. Roger Ebert se cebó con Rob Schneider con motivo de “Deuce Bigalow: Gigoló europeo”, “El padrino II” de las películas de prostitutos. Y, por ese motivo, irá al Infierno.

    La crítica (cinematográfica o de lo que sea) no es mala por sí sola: el problema es el crítico. Hay críticos excelentes y críticos pésimos. Como en todo.

  6. Le recomiendo una revista de nuestro país que pese a costar tres euros (un precio de vértigo, al menos para mí) merece la pena (o eso me parece: dinero bien invertido). Es la revista “Dirigido Por”, en ella colabora gente de “Miradas de Cine” (de ahí que en los artículos de esta revista virtual se cita en muchas ocasiones a “Dirigido Por” como fuente), y del mismo modo es una propuesta inteligente e interesante, su ideal es todo lo contrario al de los pordioseros de “Fotogramas” (que me parece, últimamente, una revista lamentable): Se basan en la crítica, el análisis fílmico (sin ser tan sumamente subjetivo como en estas revistas en que te dicen que todo es de puta madre), con un montón de páginas (dado que es un número cada mes) repletas de texto y no de anuncios, en el estudio de carreras de directores, buenas reseñas de festivales… en fin, de en lo que se basa la revista: DE CINE, COÑO (y como mucho encontrarás tan solo tres o cuatro caras con publicidad).

    En mi opinión, la burrosfera ha sido la salvadora de este medio, pues aunque e España tengamos revistas como la que cito, por lo general no las conoce ni el tato y además están caras… Así que sí creo que internet haya ayudaddo faborablemente en la difunción de películas que muchas veces pueden erderse en el olvido y no lo merecen.

  7. “Ok, ok, interesante reflexión sobre el gurú Ebert.”

    Ja, como que te la has leído entera… Que no me chupo el dedo como el Thumbsucker aquel XD

    “Queda claro, aunque no siempre hace uso del “nomemojoísmo”. Como decíamos en el post de “Wolf Creek”, puso a caer de un burro a la citada película australiana SIN ARGUMENTOS más allá de decir que era “una celebración del dolor y la crueldad” (o algo así).”

    Pero si no sabe argumentar, ¿cómo va a hacerlo? Eso es lo más triste de este individuo, que cuando por fin le da por mojarse en una de cada cien críticas, se suelta a la grande pero tampoco ofrece la más mínima justificación.

    Hablar de la crítica en España es un tema demasiado amplio, pero si te refieres a las típicas revistas que habéis mencionado, más de lo mismo trasladado aquí. Yo es que desde que en internet puedo encontrar prácticamente lo mismo, gratis y mucho más confiable en cuanto a opiniones se refiere, ya no compro ninguna, y de eso hace mil.

    Fotogramas son nomemojoístas literatos. Sus micro-reseñitas, porque eso no son críticas ni de coña, son como volutas de humo, mucha poesía, mucha frase contundente y profunda, de esas que luego salen en las carátulas del dvd, pero, si las destripas, te das cuenta de que no te están diciendo nada que no sea meramente descriptivo o razonablemente ambivalente. Las estrellas, por la misma razón, también están pésimamente justificadas. Y sobre el criterio objetivo de los críticos, no me fío ni un pelo.

    Las críticas de Cinemanía ya no es que sean un engañabobos, es que son directamente un chiste. Al menos los anteriores le echan literatura al asunto para rellenar, pero es que éstos redactan como parvulitos para acabar copiándote la sinopsis en otras palabras y atreverse a llamarlo “crítica”. Otros que lo mismo da si han visto o no han visto la película, que el resultado va a ser el mismo.

    Imágenes de Actualidad ni idea, porque sólo me compré algún que otro número suelto hace años. Sólo te puedo decir que dos de sus colaboradores me parecen tan profesionales como un cencerro oxidado, así que, por asimilación, tengo una pésima imagen de la revista.

    Los únicos que me parece que demuestran respeto por la crítica son los del Digerido Por, pero no sé cómo se lo hacen para ser tan tremendamente soporíferos escribiendo. En serio, ¿para demostrar que entiendes hace falta aburrir a las ovejas? En cualquier caso, sólo les seguía la pista de manera intermitente, y de eso también hace años.

    De todas formas, lo mejor para entender cómo escriben las críticas y califican las películas esta gente (afortunadamente, no todos, pero, por norma general, cuanta más trascendencia mediática, más capullos son) es asistir a los pases de prensa y verlos “trabajar”. Si hasta entonces tenías dudas sobre su forma de hacer, a partir de ese momento su credibilidad cae en picado.

    Otro tema que daría para hablar largo y tendido es el de la edad de los críticos y el relevo generacional, porque muchos de éstos tienen una mentalidad tan anquilosada en un tipo de cine clásico y conservador que, a la que los sacas de esos parámetros, ya no les gusta nada, ni se muestran mínimamente receptivos. Cualquier cosa que huela a moderno o a renovación les hace arrugar la nariz, y el problema es que se dedican a cubrir los estrenos de la cartelera, pero del año en curso, no los de hace cinco décadas…

  8. Yo llevo años que solo compro el Dirigido,
    Abandone el fotogramas y el imagenes hace muuucho tiempo…..
    para mi son publicidad.
    Saludos!

  9. De acuerdo en todo, especialmente en que una crítica se hace para ayudar a los demás. Siempre que pongo un comentario sobre una película (o cualquier otra cosa) intento hacerlo resumidamente y resaltando las razones por las que debería verse. Intento, en definitiva, escribir el tipo de crítica que me gustaría leer en otro blog.

    ¿Has leído alguna vez Letras de Cine? Qué cosa más rancia y absurda.

  10. Yo creo que no he leído en mi buena ni una sola crítica realmente buena, hay algunas muy interesantes (tanto por escrito, donde las únicas de revistas que recuerdo logradas son en “Dirigido por..”, pero a los de esta revista les falla una cosa VITAL: Tienen la alegre tendencia de contar finales y detalles muy relevantes de la trama cada 2 por 3, con lo que mi cabrero puede ser bestial en esos casos), otras curiosas y otras que directamente son una puñetera mierda que le hace a uno pensar que lo mejoraría lo escrito estando uno borracho perdido.

    No obstante, en lo relacionado con las críticas creo que es imposible dar con una fórmula que pueda ser aceptada por todos, porque por ejemplo leo a Kesher que él intenta hacerlo de forma resumida… pero es que a mí me gusta todo lo contrario. Detalles, comentarios de detalles no suficiente relevantes, pero que por acumulación pueden joder completamente una película y claro, hacerlo sin fastidiar la película a las personas que no la hayan visto. En definitiva, un ideal casi imposible, porque uno siempre echa en falta que se comente esta o aquella cosa que a uno le ha llamado la atención por este o aquel motivo.

    Ahora sólo me falta ver en que vicios caigo yo, que en principio voy a colaborar en la sección de cine de una revista (pero lleva ya tantos aplazamientos que ya empiezo a dudarlo XD) impresa, aunque por ahora sólo en la web. ¡Se admiten apuestas!

  11. Al final lo que hay es que encuentras alguien que da su opinión sobre películas y te vas dando cuenta que coincides con él. O que sus comentarios hacen que te fijes en cosas de alguna película que de otro modo te habían pasado por alto, y te identificas con los gustos de esa persona. En la prensa escrita en papel, tienen que dar una o dos opiniones de una película y que esta llegue al máximo de público posible, así que muchas veces se quedan a medias tintas de dar su verdadera opinión y rellenan con absura, o de justificarla extensamente por falta de espacio, que también los habrá. En definitiva, que gracias a Internet podemos acceder a la totalidad de los críticos (tanto los que cobran como los que lo hacen por amor al arte) yahora tenemos la opción de rebuscar y encontrar ese espíritu afín que nos pueda aconsejar sinceramente y que sabremos adaptar a nuestros patrones de calificación.

  12. Has sido muy crítica con Ebert Marnie. Y lo digo en el mejor sentido, lo que falta es eso, más crítica de la crítica. Y sobre lo de Renn (a mi me pillan lejanos esos números) lo dicho: el público y la crítica figuran independientes. En Fotogramas se habla de un genio, José Luis Guarner que logró conciliar ambas cosas, y que me parece uno de los mejores críticos, sin que ello signifique que comulgue religiosamente con todo lo que diga o haga.

    ¡Un saludo!

  13. Después está la cuestión cultural… ¿influye a la hora de valorar las películas? Yo creo que muchísimo y me pasó (“again”) de forma muy representativa con la muy terrorífica Dark Water de Hideo Nakata. SPOILER En la escena de la despedida suena una música que en Japón resultara muy emotiva pero aquí me produjo unas inesperadas carcajadas que rompieron la inquietud que me produjo las aventuras de la chavala del chubasquero SPOILER Claro, luego vemos el remake y la música de Badalamenti y me parece aclimatadamente rematadora.

    ¡Un saludo!

  14. Horrorscope, no compro “Dirigido por” porque la distribución no llega aquí. Me pasa lo mismo con “Letras de cine” o “Nosferatu”. No las puedo catar.

    Marnie, las críticas de “Fotogramas” serán microcríticas con frases demasiado grandilocuentes y a veces huecas, pero por lo menos tienen cierto estilo (y a veces hasta están razonadas), algo de lo que carecen totalmente tanto “Cinemanía” como “Imágenes de actualidad”.

    Alvy, está claro que la cuestión cultural influye muchísimo a la hora de la apreciación.

  15. Ah, y me parece muy lamentable que en las cadenas de radio generalistas no exista un programa de cine digno que ofrezca un mínimo de análisis.

    Y tampoco tenemos un programa de cine de auténtico debate. Los reportajes de “Días de cine” son lo único que nos queda…

  16. A ver muchachos:
    Religiosamente me compro todos los meses el Fotogramas, el Imágenes y el Cinemanía. Este año dejé de hacerlo con Dirigido, me cargan demasiado. (Aunque cuando hay un buen monográfico me lo compro) y ahí no estoy de acuerdo con Max.
    Imágenes de actualidad me parece la más entretenida y la que mejores reportajes de pelis hace.
    Cada revista tiene lo suyo: las críticas del Fotogramas son las más amenas, pero la sección news de imágenes, la zona sin límites (quizás a Sala le gustan tantas pelis porque es su sección y habla de las que le gustan, como los del las críticas de Fotogramas) y los reportajes de las pelis son los mejores.
    En dirigido desconocen le término spoiler, y estás leyendo y ZAS!!! a tomar por culo la peli.
    ¿Hacemos un programa de tv o vamos a dejar que cartelera siga en la parrilla para no contar un carajo?

  17. Primero, creo que es un error bastante frecuente, por no decir que es la norma general, confundir “crítico bueno” con “crítico que coincide con mis gustos / opiniones”. Me parece infantil XD Precisamente cuando un crítico no coincide con lo que piensas es cuando puedes valorar mejor si hace bien su trabajo, si sirve para eso. Los pocos críticos que me gustan, o sea, a los poco que leo por gusto, y son contados, normalmente no coinciden en la mayoría de casos con mi opinión.

    En un sentido similar, ocurre lo mismo cuando se escribe sobre películas que han gustado o no. Hacer críticas sobre películas que te han gustado es sencillísimo, prácticamente no recurres a argumentaciones sino que te dedicas a alabar todos sus aspectos, no tienes necesidad de razonar tus objeciones. En cambio, cuando una película no te ha gustado es cuando necesitas buscar argumentos sólidos para justificar tu opinión / puntuación. Mucha gente es capaz de escribir críticas decentes sobre películas que le han gustado; muy poca es capaz de escribir buenas críticas sobre películas que no le han gustado y justificar por qué.

    A mí las críticas resumidas no me gustan tampoco. Quiero decir, para mí eso son reseñas, y como reseñas pueden no estar mal. Pero las reseñas acaban siendo cuatro lugares comunes para ir al grano y poco más, apenas hay una argumentación sólida ni ningún análisis posible. Te pueden servir como orientación sólo si te fías del criterio de ese crítico, pero no aprendes nada ni enriquecen tu visión. Hay gente que escribe ese tipo de reseñas más o menos directas y rutinarias, y se les da bien, pero habitualmente sucede que serían incapaces de desarrollar un análisis más profundo y exhaustivo.

    Para mí la crítica tiene que ser lo suficientemente subjetiva como para ofrecer una visión personal, pero también brindar los suficientes elementos objetivos como para que tú te puedas formar una idea independiente de lo que vas a ver. Y creo que una crítica, aparte de para sacar una idea clara de si te puede gustar esa película o no, o de informarte poniéndote en determinado contexto, tiene que servir para aprender algo, y no me refiero a que el crítico se luzca soltándote un tostón pretencioso, sino para enriquecer tu forma de apreciarla, para descubrirte cosas que a ti se te pueden haber escapado, o para valorarla incluso desde un punto de vista opuesto. Eso sin caer nunca en spoilers, claro, porque los amigos del spoiler son para echarlos de comer aparte. Cuando un crítico sólo se dedica a “analizar” una película a través de spoilers es que no sabe hacerlo de otro modo.

    Y, muy importante también, por favor, más sentido del humor, que hay gente que piensa que si se ríe o hace reír, parecerá que entiende menos. Ufff. Últimamente sólo leo a gente que me hace reír, aunque como críticas sus textos sean inadmisibles o no coincida con su opinión, pero es que estoy súper saturada de onanistas mentales XD

  18. La cuestión subjetiva influye mucho: yo ya he dejado de intentar formular “críticas serias” de las películas de mis directores predilectos así como de mis propios anticristos cinematográficos.

    Coincido con EKI, Cinema 3 es un programa muy accesible y divertido, el mejor junto con “Días de Cine”.

    Y en cuanto a las críticas del Fotogramas, para el poco espacio que tienen las encuentra muy meritorias y bien razonadas, ahora bien serían “reseñas” y se echa muchísimo de menos espacio.

    Supongo que la única revista clara de análisis cinematográfico es Dirigido Por. Y en internet la que suelo seguir es la misma Miradas.

    ¡Un saludo!

  19. Marnie, lo sé.
    Se me ha vuelto loco el pc de mi casa casa (patent´s home) y me volví loco, no era pa ti eso de lee mi blog, era pa alguien, pero no sé exactamente pa kien.
    Ha sido una cosa muy rara.
    Saludis cordiales!!!!

  20. hace poco en mi blog puse a parir a los… iba a decir “críticos” de laguiatv.com. Pero es evidente que eso sería una falta de respeto al resto de la profesión de crítico.

    La lástima es que por culpa de gente como esa, se nos infla la cabeza hasta que despotricamos contra todo bicho viviente que hace críticas de películas. Pagan justos por pecadores (que si los críticos son directores frustrados, etc etc).

    Tras verlo con atención, parece que es un sector muy parecido a los tarotistas: por cada uno que va en serio, hay 100 que van de listos.

    Saludossssssssss!

  21. Estoy hasta los cojones.
    El Pais de Hoy, el amigo Ocaña habla sobre Las Colinas:
    OPortunidad fallida, vista hoy, la cinta de Craven tiene frescura (¿la has visto HOY, gilipollas?), el francés Aja el de Alta tensión, que era tan salvaje como gratuita y tan aparente como tramposa…
    Termina con un glorioso: repugna más que asusta.

    POR FAVOR, QUE TODA LA PRENSA CEDA ANTE LAS NUEVAS GENERACIONES BIENPENSANTES AMANTES DEL CINE Y DE ESCRIBIR SOBRE ÉL, PORQUE ES MUY INJUSTO QUE SIEMPRE SEAN LOS MISMOS CAFRES SOSOS, CARROZAS Y QUE DAN GRIMA LOS QUE ESCRIBEN, SE FORRAN Y LUEGO ESCRIBEN LIBRUCHOS SOBRE EL PORNO EN ESPAÑA, FÚTBOL O DEMÁS ESTUPIDECES.

  22. Jo, jo, jo… Es normal viniendo de Javier Ocaña. Que la cinta de Craven tiene frescura es de chiste y que “Alta tensión” es tramposa me parece cierto (por el final), pero sus innegables virtudes impiden que uno deba despacharla de esa manera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s