“Wolf Creek”

Wolf Creek (2005) / Director: Greg McLean / Guión: Greg McLean / Intérpretes: John Jarratt, Cassandra Magrath, Kestie Morassi, Natha Phillips, Gordon Poole, Guy O’Donnell.

Wolf Creek es, de alguna manera, la enésima revisitación de La matanza de Texas. Desde que Tobe Hooper diera lo mejor de sí mismo con una película modesta que nos hacía encarar los horrores de la América profunda de manera directa y brutal, han sido muchos los que han tratado de seguir explotando el filón, si bien, casi siempre, con muy escasa fortuna. A día de hoy, resulta más que sobado encontrarse, otra vez, con el grupito de jovencitos inadvertidos que se adentra en territorios hostiles, descarnados y preferiblemente áridos para ser la presa de turno de los monstruosos psicópatas que se esconden en las entrañas inexploradas del continente.

Wolf Creek, en consecuencia, parte de la desventaja de no ofrecer nada nuevo al buen connoisseur del género. Sin embargo, siempre es posible sacar partido de conceptos manidos y clichés si se tiene suficiente talento. Y el australiano Greg McLean, que ejerce como director, guionista y productor, demuestra ternerlo… a raudales. No en vano, la película contiene muchos aciertos que permiten distanciarla de fallidos y banales acercamientos a la fórmula que emergió gracias a la citada e imprescindible cinta de Hooper.

Para comenzar, McLean sabe que la atmósfera y el tratamiento de los personajes es esencial para generar la emoción (o conmoción) del espectador. Por ello, hace uso de tan sólo de tres personajes (un chico y dos chicas) y los caracteriza con rápidos y eficaces trazos. Desde el primer momento, se presentan como chicos jóvenes perfectamente creíbles y cercanos, no como modelos de diseño con dos dedos de frente y las hormonas en fase de ebullición. Liz, Kristy y Ben son amigos y, tras disfrutar del idilio de las fiestas y el disfrute del mar abierto, emprenden un viaje con destino al parque nacional de Wolf Creek. Para ello, se adentran en las tierras australianas, aunque de regreso su coche no arranca…

El director, por lo tanto, consigue que el público se identifique con los personajes y sufra por ellos. Al tiempo, logra transmitir la insondable extensión de la superficie australiana para causar la sensación de que ahí, en ese escenario, puede ocurrir cualquier cosa dado lo abrupto del terreno y la escasa presencia de ayuda humana. La atmósfera, así, resulta básica con el fin de otorgar una ambientación idónea que progresivamente se transformará en más y más asfixiante y desoladora. Además, la textura de la imagen digital dota a la película de un carácter realista y próximo a lo que sucede, como si fuéramos testigos privilegiados de la aventura.

Asimismo, McLean vuelve a dar en la diana al manejar la tensión en un crescendo continuo. No tiene prisa. La historia se desarrolla sin precipitaciones que valgan, lo que supone el incremento de la expectación del espectador, quien, lógicamente, sabe que algo va a pasar pero no cuándo. Sin artificios y con los justos y medidos golpes de efecto, la narración fluye con naturalidad y credibilidad, con la precisión del que sabe cómo se han de pulsar los resortes del desasosiego.

Cuando la situación de tensión explota definitivamente y la película entra en el terror propiamente dicho, la crudeza y el desgarro de la violencia explícita surgen con una fuerza abrumadora para sumergirnos en una sádica pesadilla. El Mal, aquí personalizado en un sucio e inquietante personaje, es el motor que mueve a los despiadados monstruos de tantos y tantos slashers. Las histéricas y torturadas víctimas se enfrentan al Mal y lo torean. Huyen, escapan, corren, se libran de ataduras, luchan denodadamente e incluso parecen vencer al causante de su dolor, pero nada puede salvarles de una persecución eterna.

SPOILER (no leer quienes no la hayan visto)

McLean, en todo caso, intenta colarnos algo muy poco creíble. Tras disparar al psicópata, una de las chicas trata de rematarlo cuando el tipo ya se encuentra en el suelo y sin conocimiento. Como no dispone de más balas, simplemente asesta golpes con el rifle en la espalda del verdugo en lugar de ventilárselo golpeándole en la cabeza o partiéndole el cuello. Y claro, luego escapan y…

FIN DEL SPOILER

Wolf Creek nos mantiene con el corazón en un puño. Fruto de la desoladora ubicación de los personajes en tierra de nadie, la esperanza es cada vez menor y el malestar aumenta. Incluso sorprende poderosamente su habilidad para jugar con el público con el objetivo de obtener el máximo impacto. Las imágenes grabadas por las videocámaras (que impulsan a imaginar lo inimaginable) o el destino del personaje aparentemente salvador son golpes secos que uno, como amante del género, ha de aplaudir por su capacidad de sacudirnos a estas alturas.

Una película angustiosa y con algunos puntos en común con otros recientes y estupendos descubrimientos como Alta tensión (esa puesta en escena…) y Calvaire (esa atmósfera…).

El género de terror sigue vivo y, curiosamente, dos franceses y un australiano han llegado para abrir las ventanas y despejar el aire viciado.

Valoración (0 a 5): 4

No parece pensar igual Roger Ebert (AQUÍ), el gurú de la crítica americana, que la califica con 0 estrellas y comenta que: “I had a hard time watching Wolf Creek. It is a film with one clear purpose: To establish the commercial credentials of its director by showing his skill at depicting the brutal tracking, torture and mutilation of screaming young women. When the killer severs the spine of one of his victims and calls her “a head on a stick,” I wanted to walk out of the theater and keep on walking.”

“There is a line and this movie crosses it. I don’t know where the line is, but it’s way north of Wolf Creek. There is a role for violence in film, but what the hell is the purpose of this sadistic celebration of pain and cruelty? The theaters are crowded right now with wonderful, thrilling, funny, warm-hearted, dramatic, artistic, inspiring, entertaining movies. If anyone you know says this is the one they want to see, my advice is: Don’t know that person no more.” (!!!)

Matthew Leyland, de la BBC (AQUÍ), por su parte, la emparenta con el cine extremo de Gaspar Noé y Michael Haneke y alude a la misoginia (???): “The realism is impressive -in a dubious sort of way- yet the film’s preference for female suffering gives it a misogynist undertow that’s even more unsettling than the gore. For all its vaunted freshness, Wolf Creek is ultimately just another exercise in woman-in-peril sadism that’s good for a few screams but has little to say.”

En cambio, el Sr. Toldo (AQUÍ) y James Berardinelli (AQUÍ) elaboran críticas mucho más justas y equilibradas.

Anuncios

24 pensamientos en ““Wolf Creek”

  1. Terrible, con uno de esos personajes que se convierten en clásicos instantáneos del género.

    Rodada (sobre todo los primeros 45 minutos) con estilo documental, luego se convierte en una mezcla perfecta de “El diablo sobre ruedas”, “El proyecto de la bruja de Blair” y “Carretera al infierno”que asusta y entretiene mogollón.

    Una frase: “Eso no es un cuchillo, esto es un cuchillo” (si, es un homenaje a “Cocodrilo Dundee”)

    Un 8.

  2. Sí, estoy de acuerdo en que algo tiene de las películas que citas, pero creo que básicamente bebe de la cinta de Hooper (como tantas y tantas…). Afortunadamente, McLean sabe lo que hace y lo hace bien.

    A mí me parecen flipantes las acusaciones de celebración del dolor y la crueldad y de misoginia que han vertido los “críticos” que he citado. Decir eso es no entender, no querer entender o estar cegado por los prejuicios. Lo de la misoginia me ha hecho especial gracia…

  3. Hombre, respeto a Ebert, que me parece si no el mejor, si uno de los más grandes, pero reconozco que de vez en cuando se le va la pinza.
    No suelo coincidir con él en las comedias, por ejemplo.
    Pero no me pierdo su web de la que semanalmente me manda el boletín.
    No me parece misógena, como no me lo parece ninguna peli de género. Seamos serios, este es el género de las screamqueens, ¿será el género el misógino?

  4. No la he visto, pero me llaman mucho la atención los títulos que suscitan críticas tan divergentes.
    Por lo de misógino, pues bueno, también suelen tildar así a muchos dioses del séptimo arte como Sam Peckinpah, o Akira Kurosawa.
    A Ebert se le perdona, que al fin y al cabo trabajó con Russ “the godnest” Meyer y coincidimos en muchas de nuestras películas favoritas.

  5. Ahí le has dado, Libertino. Si hacemos caso a Mr. Ebert, entonces casi todos los slashers y todos los giallos son misóginos por definición.
    Hace un tiempo, incluso un compañero del foro que antes frecuentaba me decía que en “Alta tensión” había misoginia y hasta homofobia (???). Y yo flipaba, claro.

    Hablando de Peckinpah, Horrorscope, creo que “Perros de paja” también fue acusada de misógina por aquello de que la mujer provoca contoneándose a los brutos aquellos.

    Por cierto, creo que ya ha sido publicado (o está a punto) el segundo libro de Roger Ebert donde habla de sus películas favoritas. Yo tengo el primero y no está mal aunque tampoco me parezca nada del otro mundo.

  6. Es un título ciertamente suculento..y sobre todo ameno, si bien no tiene la maestría de un Aja o un Zombie para reformular el género. Resulta interesante el que se plantee en Australia, a pesar de que el desierto nos suene a conocido..jejeje. El director saca buen partido al uso del formato digital consiguiendo una mayor sensación de verismo así como una estampa muy naturalista del terreno inhóspito. Por lo demás, personajes que cumplen y psicópata tremebundo, sin llegar al nivel de los grandes. Eso sí, (y como comenta otro compañero más arriba), ese “gag” a costa de “Cocodrilo Dundee” es divertidísimo….

    Y esperando desde ya al “remake” de “Las colinas tienen ojos”…joder, joder…

    Saludos

  7. Vamos a cargar un poco más la mula, que si Max Renn y Mr. Toldo lo dicen…. esto se pone interesante.

    A decir verdad el trailer me gustó, tenía una estética muy interesante para ser una cinta de terror (y ser australiana, se sobreentiende) reinterpretando con agradabilidad los canones de los mejores clásicos sucios de los seventies pero acto seguido leí la review que cita de Ebert. Era tan apocalíptica que la olvidé (la película, claro)

    ¡Un saludo!

  8. No te arrepentirás, Alvy.
    Es que Roger Ebert, desde mi modesto punto de vista, no es dios y a veces tiene cosas de bombero-torero. Sus argumentos para echar abajo la película no tienen base alguna y se la carga sin motivos más allá de decir que es una celebración del dolor y la crueldad (!!!).

  9. 1) Te he enviado un mail a la dirección de msn. Es una chorrada, pero para que te conste XD

    2) ¿Desde cuándo Roger Ebert da argumentos? Es más, ¿desde cuándo Ebert va más allá de desarrollar la sinopsis de la película? XD Anda, dedícale un post, que me explayaré a gusto XD

  10. No no ; si es que para mi Ebert se aleja mucho de ser Dios. Leí su librito sobre las películas y muy entretenido la verdad pero entra en un terreno similar al que después haría (con clara vocación honesta) Nick Hornby y sus canciones) . El ejemplo: para hablar de “El año pasado en Marienbad” nos contaba sus aventuras universitarias.

    O sea que no lo tengo como a una referencia. Lo que ocurre es que cuando “dice que la película es mala” suelta tal cantidad de adjetivos apocalípticos que hace que me sature. “It’s…”

    Sigo más a los muchachos del NYT.

    ¡Un saludo!

  11. Me alegro un montón de que te haya gustado, Max 😉
    Estoy de acuerdo con tu crítica. Lo del Ebert….. pffff, a mí lo siento pero me parece uno de los críticos más ridiculeros de internet, Marnie tiene toda la razón. El caso es que está bastante encumbrado no sé bien por qué. Para mí tiene tanta credibilidad como el Boyero o Torreiro de turno. En cuanto a lo de la misoginia…

    :
    :
    :
    :

    SPOILERS!

    :
    :
    :

    La innovación mínima a la que me refería en mi post iba por ese camino de que en esta ocasión el único que se salve sea el chico… y sin hacer prácticamente ningún esfuerzo, mientras que las típicas chicas del género que luchan por su supervivencia salen mal paradas. Es buscar misoginia por buscar algo que echar contra la película, tiene toda la razón Libertino sobre que precisamente este es el género de las screamqueens… en fin, a Hitchcock también se le ha tachado muchas veces de misógino, aunque eso puede que sí parezca tener más base con su trato a las actrices fuera de la pantalla.

  12. A mí también me complace que pongas tu pluma y tu verbo a nuestro servicio, Max. Si además pusieras el culo, sería perfecto.

    Por cierto, ¡no me puedo creer que me des la razón en algo! XD

    Lo de que le dedicaras un post a Mongo Ebert era una sugerencia en serio, eh? Como cuando tú me propusiste algo para el blog y yo hice ver que te hacía caso, no sé si lo pillas XD Es que quiero dejar constancia para la ciberposteridad de lo que pienso de él, y si lo hago en mi blog queda feo (como si eso no me trajera sin cuidado). De paso, también le puedes dedicar otro post a la prensa cinematográfica española en general y a los críticos más en particular, y también me explayo contanto anécdotas en los comentarios, que tengo para todos. O eso, o me dejas postear directamente en tu blog XD

  13. “a Hitchcock también se le ha tachado muchas veces de misógino, aunque eso puede que sí parezca tener más base con su trato a las actrices fuera de la pantalla.”

    Sr. Toldo, si yo le contara… 😛

  14. Marnie, lo de la pluma y el verbo es de lo más ampuloso y petulante (bonitas palabrejas) que he leído. Me descojoné cuando leí esa expresión escrita en cierto lugar. Esto promete. Propongo un seguimiento.

    Bueno, podría abrir un post sobre la crítica de cine, pero sería así como muy superficial. No leo a muchos críticos y, desde luego, no conozco a ninguno. Lo que sí podría hacer es abrir un post para hacer una especie de debate abierto, para que cada uno exponga en los comments qué le parecen los críticos y hasta qué punto le damos importancia a la crítica o no. Pero no le pidas peras al olmo, coñe, que soy un simple bloguer de tres al cuarto…

    En cuanto a la posibilidad de escribir en MI blog, tendrías que pagar para hacerlo, chica… 😛

  15. SPOILER DE LA PELI (¡NO LEER!)

    Respondiendo al Sr. Toldo… pues sí, es verdad lo de la “innovación” que citas al final. No esperas que cierto personaje femenino, que parece tener el papel heroico y salvador, sea cazado. Tampoco esperas que acabe como acaba y, desde luego, supone una novedad. Ahora, soportar la misoginia sobre ese argumento me parece más que ridículo.

    FIN

  16. la pelicuka es cruel y con escenas de mucha sangre lo peor de todo es que esta muy mal hecha ya que el psicopata al a ver matado tantas personas comete errores estupidos coon los personajes, ademas que la rubia al que intentaba violar el psico lo deveria de haber matado, 0 estrellas , me sali ala mitad de la pelicula cuando le meten un cuchillo en la columna a la chica guapa.

    muy mala.

  17. La peli llego aca este mes d marzo ami m perece q esta sencilla y bien lograda los actores las emociones d éstos y los diálogos son creíbles porq a diferencia d otras pelis ninguno intenta hacer d héroe solo no m gusto el final el asesino queda libre

  18. Pingback: Balance 2007: Favoritas, decepciones, bodrios… « « Videodrome · BLOG de cine & tv »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s