“Forajidos”

The Killers (1946) / Director: Robert Siodmak / Guión: Anthony Veiller y John Huston (no acreditado) / Intérpretes: Burt Lancaster, Ava Gardner, Edmond O’Brien, Albert Dekker, Jeff Corey, Sam Levene.

Kitty: “I’m poison, Swede, to myself and everybody around me”.

Aunque suene pretencioso, no es nada descabellado decir que Forajidos es, salvando todas las distancias, el Ciudadano Kane del cine negro. Como apuntaban unos compañeros de foro hace tiempo, la película de Robert Siodmak no sólo ha envejecido de forma envidiable, sino que, además, comparte muchos puntos en común con la legendaria obra maestra de Orson Welles, tanto por lo que se refiere a su estructura narrativa a base de flashbacks como a su tenebroso juego de luces y sombras y amplio abanico de recursos formales.

Para abrir boca, encontramos una de las mejores y más intensas secuencias de arranque de la historia del cine, cuando dos inquietantes matones visitan un pueblo y entran en una cafetería para matar al sueco, un cliente habitual. Sin embargo, el personaje buscado no acude y, aunque enseguida es puesto sobre aviso, permanece encerrado en su vivienda, resignado a su suerte, cansado de escapar, sin nada por qué luchar y a la espera de ser descubierto y acribillado por sus perseguidores.

Forajidos reconstruye la historia del protagonista, Ole Anderson (Burt Lancaster), un ex-boxeador que acabó trabajando en una gasolinera, a través de las indagaciones de Jim Reardon (Edmond O’Brien), un investigador de seguros que inicia una incansable labor para conocer cómo fue su vida y cómo llegó a ser asesinado a tiros.

Al mismo tiempo que Jim Reardon, los espectadores vamos conociendo, poco a poco, la trágica historia del sueco. El investigador recaba diversos testimonios de varios personajes relacionados con el pasado de Anderson y, mediante flashbacks dentro de flashbacks, sabremos que el personaje de Lancaster fue un boxeador caído en desgracia que se enamoró perdida y obsesivamente de quien no debía, es decir, de la bellísima Kitty Collins (Ava Gardner), una magnética femme fatale de muchísimo cuidado e involucrada en el mundo del crimen.

El guión, escrito por Anthony Veiller y un no acreditado John Huston a partir de un relato de Ernest Hemingway, posee una estructura compleja pero perfectamente urdida y plasmada en pantalla, así que no resulta confuso a la hora de encajar las piezas y despejar, con cuentagotas, el misterio de la vida, abocada a la fatalidad, de un perdedor.

Formalmente, como decía, la película está a la vanguardia de la época gracias a la precisión de su puesta en escena, virtuosismo en el movimiento de la cámara y montaje a base de escasos cortes y muchos planos dilatados. En este sentido, toda la secuencia inicial y la reconstrucción del robo son dos ejemplos de maestría y elegancia en el uso del lenguaje cinematográfico.

Y en cuanto al reparto, qué decir sobre unos actores impecables y creíbles en toda su dimensión. Lancaster y Gardner presentan el carisma suficiente para encarnar, respectivamente, al rudo pero vulnerable boxeador y a la deseada pero letal fémina. Ambos, que por entonces aún no eran estrellas, se lanzaron a la fama gracias al impacto de una cinta emblemática en el género y que fue nominada en las categorías de mejor película, guión, montaje y música (Miklos Rozsa) en los Oscar de 1947.

Valoración (0 a 5): 5

Anuncios

9 pensamientos en ““Forajidos”

  1. Me ha gustado mucho esa comparación con Ciudadano Kane, pues esta joya comparte mucho con la otra tanto formalmente como en importancia capital. Algunas cositas, con ligeros spoilers:

    – Siodmak está en estado de absoluta gracia. Tiene composiciones (el prólogo en el bar), encuadres, travellings y planos-secuencia (el del atraco es jojonudo) verdaderamente geniales, pero es que la escena del climax final es una de las secuencias mejor filmadas de la Historia y tal y todo eso. Pero es que es verdad.
    – Eso sí, el final-final tiene una de esas frases-gag que dejan del todo descolocado ante los créditos. Vaya tipo simpaticote el Reardon. Un broche absurdo del que no seré yo quien se queje.
    – Ava Gardner en esta película simplemente me enloquece.
    – La versión que hizo Don Siegel, aunque inferior, se deja ver muy bien. Muy recomendable para analizar la evolución del noir de los cuarenta hasta el thriller/policiaco de los sesenta-setenta.
    – Tarkovsky escogio el prólogo del restaurante del libro para hacer un corto mientras era estudiante, puede que fuera el de graduación. Está bastante interesante de ver, la verdad.
    – Hay una edición en dvd de Criterion que contiene estas tres cosas que no me importaría en absoluto recibir fruto de un anónimo regalo cibernético.

  2. La edición esa de Criterion es para matar por ella. Impresionante. ¿Algún día llegará a infrazona? ¡IMPOSIBLE!.

    La verdad es que la escena del final-final sí es cierto que descoloca un poco y no sé yo si se podría haber prescindido de ella. Tras ese final que no desvelaremos y que resulta tan fatal como esperábamos, llega un “epílogo” que despoja un poco de trascendencia a lo que hemos visto justo antes.

    La secuencia de arranque es para enmarcar, en efecto. Se respira una tensión brutal.

    Y luego, decir que me encanta ese halo de tragedia, de perdedores, que abarca todo el metraje.

    Como también es de destacar que la película se mantiene rabiosamente joven. Estuvo adelantada a su tiempo y, a día de hoy, no ha envejecido. Es lo que distingue a las obras maestras.

    La versión de Don Siegel, ay, no la he visto…

  3. Genial pelicula, clásico del género y del cine!!!!
    Muy interesante tu comparación con “Ciudadano Kane”, aunque las separan seis años tienen puntos en común. A mi, además de Ava Gardner (¿ha estado alguna vez mejor?), me impresiona la fotografía de la peli, maravillosa.
    La versión de Siegel tambien me encanta, sobretodo el inicio. Aunque como dice el Sr Toldo es inferior, peca de formato televisivo, pero es seca y cortante como pocas, de lo que más me gusta de Siegel (otro grande), y Lee Marvin asusta de veras.
    Lo del corto de Tarkovsky lo desconozcia, sí que pinta muy interesante…

  4. Pues ésta no la he visto, al menos en edad consciente, si es que alguna vez he tenido de eso, así que tendré que apuntarla a la lista de pendientes.

    P/D – Le traigo una sorpresa en exclusiva. Si quiere ver mi nueva página web, haga clic en el enlace de mi nombre.

  5. Bien, ya he hecho click. Me alegro de que al final hayas decidido mostrarnos tu auténtica identidad. Eres tal y como te imaginaba: una musculada mujerona. Lo mejor: la musiquita.

  6. Dioxxx, me encantó esa peli. Tuve la potra de verla por primera vez en cine (en la filmoteca, jeje, que no soy tan viejaaa!) y se me cayeron las bragas. A ver si la re-veo en breve 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s