“Rififi”

Du rififi chez les hommes (1955) / Director: Jules Dassin / Guión: Auguste Le Breton, Jules Dassin y René Wheeler / Intérpretes: Jean Servais, Carl Möhner, Robert Manuel, Jules Dassin, Marie Sabouret, Janine Darcey.

El tratamiento cinematográfico de los atracos (en sentido amplio, de todo tipo y color) ha originado resultados brillantísimos en películas como La jungla de asfalto (John Huston), Atraco perfecto (Stanley Kubrick), Le Cercle Rouge (Jean-Pierre Melville) o Heat (Michael Mann). En todas ellas, hemos disfrutado de secuencias modélicas donde un grupo de personajes, fieles a una planificación detallista, ejecutan de forma metódica, profesional, el atraco o robo correspondiente.

Pues bien, Rififi es conocida, fundamentalmente, por la plasmación meticulosa y pormenorizada del robo de unas joyas (en una secuencia dilatadísima, de casi 30 minutos, sin diálogos ni música) por parte de unos personajes que depositan sus ilusiones y esperanzas en el éxito del golpe. Naturalmente, y en la mejor tradición de este género (o subgénero), las complicaciones se multiplicarán una vez que el robo en sí se haya efectuado según lo previsto. La fatalidad del destino y la intromisión de policías perseguidores o maleantes sedientos por aprovechar el trabajo ajeno son dificultades con las que han de lidiar los propios protagonistas. El objeto del robo, ya sea dinero u objetos de valor, es una presa preciada y, en ocasiones, lo peliagudo no es la apropiación indebida, sino mantener oculto el botín y alejarlo de garras interesadas.

Rififi es una película decadente, pesimista y melancólica; partícipe del cine negro. Con una carga erótica y violenta muy considerable y sorprendente para la época, Jules Dassin demuestra no tener piedad con nada ni con nadie. Seco, contundente, crudo y sin baratas concesiones heroicas ni sentimentaloides, el director galo condena al infierno a sus criaturas corruptas, tanto a los criminales/gangsters pertenecientes a la pura villanía como a los ladronzuelos, losers y entrañables ellos. La ambición humana, ya se sabe, genera el crimen, la destrucción, la tragedia… y nadie está exento.

El personaje protagonista, Tony Le Stéphanois (Jean Servais, monumental), es una especie de Bogart afrancesado. Con su gabardina, sombrero y semblante duro y de vuelta de todo, es el líder experto y venido a menos que se embarca, tras salir de la cárcel, en un nuevo robo a importante escala. No obstante, su inteligencia, experiencia y profesionalidad se ven sometidas a prueba cuando un peligroso gangster se entromete en los planes con el fin de hacerse con las joyas robadas mediante el chantaje, lo que desata un rosario de muertes.

La angustiosa parte final, con un inquietante montaje como representación del desesperado estado de Le Stéphanois, es el clímax dramático perfecto, convenientemente amargo, que cierra una de esas películas que se merecen, sin duda, el calificativo de “imprescindibles”.

Y curiosamente, el guionista, Auguste Le Breton, también fue el autor del libreto de Bob Le Flambeur, de Jean-Pierre Meilville, que gira sobre la planificación de un atraco y se estrenó, precisamente, el mismo año.

Valoración (0 a 5): 5

Anuncios

11 pensamientos en ““Rififi”

  1. Una de esas películas que, como pocas, han creado escuela, ya que a raíz de su estreno empezaron a salirle parientas hasta de debajo de las piedras (por cierto: http://akas.imdb.com/title/tt0475871/), entre ellas esa otra joya en versión paródica que es “Rufufú”, y que a su vez ha dado lugar a numerosas hermanas, primas e hijas bastardas (una de ellas, la española y también muy recomendable “Atraco a las tres”, que sufrió un remake hace poco; y la otra, la relativamente reciente “Bienvenidos a Collinwood”, auspiciada por el tándem de amiguetes Clooney-Soderbergh, que no sólo no le llegaba ni a la altura del betún, sino que encima era un remake no reconocido en los créditos, o sea, un plagio de esos de a ver si cuela -por qué no dejarán las cosas quietas tal como están, aish-).

  2. Gran película, sin duda. Como ya comentaba cuando hablé de “Atraco a las tres”, las “heist-movies”, o pelis de atracos han sufrido un importante retroceso. Solo hay que ver que actualmente casi todas se basan en el acto mismo, desdeñando la planificación así como ese dibujo colectivo de un grupo, casi siempre variado en cuanto a personajes y motivaciones. Ahora solo se busca la espectacularidad, el brío visual del “más difícil todavía”, ejemplificada en la (entretenida) “Ocean’s eleven”, pero también en la (pésima) “Oceans Twelve”.

    Saludos

  3. Marnie, ese proyecto de remake viene a ser una prueba más de la escasez de ideas en el cine actual. ¿Quién coño necesita que rehagan lo que de por sí ya es casi imposible de mejorar?… Por otro lado, no he visto “Rufufu” ni “Atraco a las tres” ni “Bienvenidos a Collinwood”.

    Roberto, las dos pelis de Clooney no las he visto y, realmente, no me llaman en absoluto la atención. Serán prejuicios, pero sé lo que me encontraré… y no me motivan.

  4. Tiene razón, a mi siempre me ha jodido que se hagan remakes, sobre todo si es de grandes obras, incluso como el caso de Scorsese, que aunque no sea mala película hacer un remake de una obra maestra no venía al caso.

    “Bienvenidos a Collinwood” es una película simpática sin más, para pasar el rato, pero no creo que sea tanto un ramake como una revisión; al igual que “Atraca a las Tres”.

  5. Ey! ¿Qué copia de Rififi tienes?
    Desde ayer tengo un montón de nuevos canales, entre ellos TCM asi que Deseos humanos será vista, así como revisaré con calma el Macbeth de Polanski, el testigo de cargo de Wilder y algún que otro Browning

  6. “Rififi” la vi hace tiempo en uno de los canales de Digital +, no recuerdo cuál. Lo peor es que me la tragué doblada.

    Ya nos contarás, Libertino.

    PD: ¿Queréis ver a Libertino lanzándose a la piscina (literalmente)? ¡Pues visitad su blog y lo veréis! (en plan puñetero y eso… :P).

  7. Hmm, la tengo grabada desde hace unos meses y no lograba terminar de decidirme a verla, después de tu comentario habrá que remediarlo… pero antes toca una nueva oportunidad a los westerns de Ford (El hombre que mató a Liberty Valance) y “Fedora”… a ver qué tal… Eso sí, la pega es que me toca verla doblada como te pasó a ti, en fins..

  8. Pingback: "La noche y la ciudad" « « Videodrome · BLOG de cine & tv »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s