“Buffy Cazavampiros”: The Best (I)

 

Buffy Cazavampiros es una serie que en absoluto es lo que parece. Si vosotros sois de los que creen que se trata de un banal, pueril e intrascendente producto televisivo para púberes y adolescentes descerebrados y superficiales, os recomiendo que dejéis de lado los (comprensibles) prejuicios e intentéis disfrutar de horas y horas de televisión inteligente. Y que conste que no sirve con coger al vuelo un capítulo o dos; tenéis que esforzaros y encadenar el visionado de unos cuantos para apreciar ligeramente la riqueza de un producto más complejo y profundo de lo que aparenta a simple vista.

Aunque no todo el monte es orégano y la serie sufre altibajos, el nivel medio es muy estimable y permite que en ocasiones nos encontremos con varios episodios extraordinarios entre otros mediocres o de relleno, siendo joyitas desperdigadas que se benefician del empaque de sus personajes y del juego que les ofrece los recursos de la serie, cultivados con el cariño de sus creadores.

Y es que si algo cabe reconocer a Buffy Cazavampiros es que cuenta con un muy buen equipo de guionistas que han sido capaces de desarrollar a sus criaturas temporada tras temporada con coherencia y cuidado, sabiendo que la base de todo se encontraba en las historias, la conducta de los caracteres, los ingeniosísimos diálogos, los giros de guión, los golpes de efecto o el crecimiento de unos chavales que han de atravesar diversas fases de su vida hacia la edad adulta y enfrentarse a los problemas cotidianos. Porque la serie habla de la vida bajo el manto protector del género fantástico al que pertenece, como si esta lucha entre cazadores y vampiros y demonios fuese un vehículo para contar aspectos mucho más mundanos.

Que los efectos especiales y de maquillaje, los decorados o el aspecto de los malos malosos se acerquen a lo cutre se debe a los limitados medios y, sobre todo, al deseo de sus responsables de que su creación sea un amalgama de comedia, drama, romance, terror (poco) y tragedia desde un enfoque algo paródico, irónico y sin excesivas pretensiones.

Debo confesar, antes que nada, que he visto las temporadas 3 a 7 y sólo algunos capítulos sueltos de la 2ª, de manera que mis opiniones están circunscritas y limitadas al no haber visto las dos primeras temporadas (si bien todos coinciden en que la inicial es muy prescindible). A continuación (y en próximos posts) citaré una selección personal de los que son, a mi juicio, los grandes momentos de la serie, las cumbres que nadie habría de perderse. Para los que habéis visto poco o nada, puede que os sirva como guía u orientación, mientras que los demás, los que tengáis un bagaje en la serie, podéis participar y dar vuestra impresión.

Comenzaremos por la magnífica 3ª temporada, compuesta por 22 episodios que no tienen desperdicio. Toda ella es brillantísima por entretenida, por vibrante, por emotiva. Es difícil elegir algún capítulo en concreto, pero probablemente me decantaría por la frenética diversión del sensacional The Zeppo, una especie de Jo, qué noche scorsesiana a ritmo de vértigo donde Xander (Nicholas Brendon) vive una noche salvaje e inolvidable afrontando mil y una aventuras tan cómicas como peligrosas.

Pero la grandeza, para mí, reside en las intervenciones de uno de los mejores personajes: Faith (Eliza Dushku), la letal e inmoral cazadora del lado oscuro. Sus choques con Buffy producen chispas y transmiten una intensidad irresistible que llegará a las últimas consecuencias con cierto intercambio corporal en la 4ª temporada.

Asimismo, el villano de turno, que no es otro que el alcalde (Harry Groener), es, posiblemente, el mejor malvado de todos cuantos se enfrentan a Buffy y compañía por lo inquietante que resulta su locura escondida bajo su carácter chistoso e histriónico. Y por si fuera poco, los espabilados guionistas construyen una relación paternofilial entre Faith y el alcalde, aumentando, de ese modo, el alcance del personaje de esta feroz chica, descreída y solitaria, torturada y abocada al camino del desenfreno.

El fin de fiesta en los dos últimos episodios, Graduation Day, es la guinda de la temporada. Un final desatado que saca a flote los límites presupuestarios de la serie y resulta exagerado, aunque, eso sí, contiene una buena dosis de mala leche, es decir, el sueño destructivo de cualquier gamberrete harto del colegio y sus circunstancias.

(Continuará…)

11 pensamientos en ““Buffy Cazavampiros”: The Best (I)

  1. Umm, veo que el Buffyverso está calando hondo últimamente en la blogosfera… Bien, bien.

    Hombre, tienes que ver las dos primeras temporadas. La primera contiene algunos de los misterios más divertidos y candorosos de los Scoobies (que en aquella época eran el Núcleo, nada menos y en todo su esplendor), mientras que el episodio doble “Surprise”/”Inocence” (de la 2ª) supone el punto exacto en el que la serie pasó de sobresaliente a insuperable. Por no hablar de “Becoming”, una de las experiencias más emocionantes que uno puede tener frente a una pantalla de TV.

    Y no estoy muy de acuerdo en lo de que el alcalde es el mejor Big Bad: nadie puede hacer frente a Willow Oscura. Excepto, por supuesto, Xander Harris.

  2. Off topic:

    Ya me he leído POR FIN algo de Palahniuk: DIARIO. Me lo compré porque en casa de Juanlu me leí las 30 primeras páginas y me pareció un misterio lynchiano muy interesante. Pero la segunda mitad del libro es un truño, descaradamente exagerada, efectista y obvia.

    Lo siento xD

  3. Noel: Cierto lo de Willow Oscura, aunque no la había tenido en cuenta al ser un personaje bueno que se ve impulsado al lado oscuro por determinadas circunstancias. En todo caso, la socarronería del alcalde me encanta!
    Veré de seguir repasando la serie con más posts.

    Kesher: Precisamente “Diario: Una novela” es el libro más flojo que he leído del gran Palahniuk. No me convenció, aunque a lo largo del libro el amigo Chuck vaya dejando algún que otro pasaje de genialidad. Yo te recomiendo que pruebes con “Superviviente”, “Asfixia”, “Nana” o “El club de la lucha” (mi preferido es el primero). Dale más oportunidades, coño!

    (Por cierto, a tu amigo Mr. Toldo también le encanta Chuck😛 ).

  4. A mí Diario me gusta por su punto de vista sobre la creación artística, el espíritu borgiano de su final y ciertos pasajes que, como dice Max, son estupendos.
    KesheR, el que realmente DEBES leer es Asfixia. Es mi preferido y creo que la perfecta síntesis de muchas de las obsesiones de Palahniuk. Asfixia.
    Superviviente es el que me falta por leer sin contar el último.
    ¡Asfixia!

  5. me encanta la serie soy Venezolana lo mas q me gustas es willow y tara lastima q en la penultima temporada la sacaran por q lo hacen muy bien lastima q no siguen otras temporadas y tambien me gusta kimberly no mucho pero lo mhace bien y xander es lo maximo y buffy ni se digas es unica no creo q vuelva a existir una serie asi .toda la vida recordare a buffy.

  6. Estoy de acuerdo con todo lo que dices en el artículo, excepto en lo referente al alcalde, es el personaje que más odio, no me casa con el “espíritu” general de la serie. Es una opinión estrictamente personal que no entra en otras consideraciones, limitado que es uno.

    Los monstruos (vampiros, demonios, etc.) sólo son los que desencadenan los conflictos y situaciones que capítulo a capítulo dan su verdadera personalidad a la serie. Y en algunos de los episodios ni siquiera son necesarios. (Los monstruos interiores y otras invenciones de los guionistas dan más juego).

    Uno de los episodios que más me gusta es el mencionado “Zeppo”, en el que el patoso Xander es dejado al margen por sus compañeros para no arriesgar su vida, pero casi la pierde igualmente. La aventura en la que se ve involucrado corre paralela a la de sus compañeros, muy ocupados ellos en su respectiva lucha contra el monstruo de turno, para ayudarle… pero obtiene una recompensa inesperada.

    Pero sobre todo yo tengo debilidad por determinadas escenas, como la de los abrazos, en “Doble personalidad”, en la cual un conjuro de Willow sale mal y… bueno, en este momento no me apetece descubrir la sorpresa a los que no la vieron o no la recuerdan, merece la pena.

    …O “El Baile” y el enfrentamiento entre Buffy y Cordelia: “¡Perra chalada!”, “¡Zorra insulsa!”

    ¿Y qué no se puede decir de la inefable Willow?

  7. asido la mejor serie de mi vida,no se deberia acabar,deberiais seguir con la historia de buffy, sander y WILLOW….
    espero que no se quite esta chulada de serie
    BS …. LORENA ”WILLOW”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s