“El Topo”, de Tomas Alfredson

El Topo (Tinker, Tailor, Soldier, Spy, 2011), de Tomas Alfredson.

Magnífica película sobre los entresijos del espionaje en forma de traiciones, engaños, ocultaciones, silencios, secretos, relaciones personales tormentosas y soledad a raudales. Tomas Alfredson, aplicando la que ya podríamos considerar como su propia marca de estilo gélida, realiza una puesta en imágenes que se caracteriza por la sobriedad, la elegancia, la precisión o la sugerencia. Digamos que recurre a las explicaciones de soslayo, a sugerir sin mostrar, a prescindir en muchas ocasiones del desarrollo de la acción para sólo mostrar el inicio y el final… Y otras veces, hasta prescinde del final de la acción para sólo mostrar la consecuencia derivada. Creo que ese estilo narrativo casa muy bien con el material que maneja, pues fusiona las características del género de espionaje con las formas empleadas. Enrevesa un tanto la trama de manera coherente a la misma naturaleza le carriana de los personajes y del mundo en el que se mueven: en donde la verdad quizá no sea absoluta, donde la certeza queda en lugares nebulosos, donde los actores de la vida son tipejos grises, ambiguos y poco confiables…

Además, con el final de Control y la inicial salida de Smiley (un Gary Oldman de perfil bajo del todo intrigante) del juego, la película se adentra en un territorio crepuscular (incluso nostálgico) que se diría casi de postespionaje (o algo): ahí, digamos que lo que más le interesa a Alfredson es el retrato (desde fuera) de esos personajes que vagan como figuras algo deshumanizadas; como entes moldeados por las prácticas del entorno que habitan; como meras piezas de un tablero de ajedrez. Por ello, creo que es, sobre todo, una sutil película de personajes y de atmósfera.

Por cierto, el uso del sonido en la escena en la que se encuentran Prideaux y el húngaro en el café me ha parecido de antología. Una lección de cómo crear tensión mediante un sonido creciente, perspectivas de personajes y espacios abiertos y entrevistos.

About these ads

Un pensamiento en ““El Topo”, de Tomas Alfredson

  1. Pingback: El cine refleja las tendencias religiosas actuales | hojeandonoticias

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s