Habla Edward R. Murrow

“De vez en cuando, recalquemos la importancia de la información. Soñemos hasta decir que un domingo por la noche, en la franja ocupada por Ed Sullivan, se dedica al análisis del estado de la educación americana, y que una semana o dos después, en la franja de Steve Allen, se dedica a un estudio minucioso de la política de Oriente Medio.

¿Se vería dañada la imagen de sus patrocinadores? ¿Se alzarían los accionistas enojados y quejándose? ¿Pasaría alguna otra cosa aparte de que unos millones de personas habrían recibido un poco de educación sobre temas que podrían determinar el futuro de este país y, por tanto, el futuro de las corporaciones?

A los que dicen que la gente no lo vería, que son demasiado indulgentes, indiferentes e insensibles, les respondería que, en opinión de este reportero, hay pruebas suficientes contra esa afirmación.

(…) 

Este aparato puede enseñar. Puede iluminar y, sí, puede incluso inspirar. Pero sólo podrá hacerlo si los humanos están dispuestos a usarlo con ese fin. De lo contrario, sólo son cables y luces en una caja.

Buenas noches, y buena suerte.”

Edward R. Murrow (David Strathairn) – Good Night, and Good Luck (2005)

About these ads

16 pensamientos en “Habla Edward R. Murrow

  1. Toda una lección de periodismo, de criterio y uso de la libertad… la verdad es que es triste oensar en lo que ha derivado la información televisiva, al menos en nuestro país. Hoy en día quién sería el Murrow ¿Urdaci? ¿Mercedes Milá?.
    Dejando este tema aparte, y metiéndonos en el aspecto cinematográfico, que en esta ocasión creo que es lo que de verdad importa, la película de Clooney me parece sin duda una de las mejores películas del año. Si le interesa aquí le dejo con el post que escribí a cerca de ella, en el que dejo constancia de porque me parece tan cojonuda: http://bighorrortuna.blogspot.com/2006/03/buenas-noches-y-buena-suerte-de-george_26.html

  2. He leído el post que escribiste, Horrorscope, y estoy de acuerdo.

    Coincido en que se trata de una película necesaria en los tiempos que corren; un alegato en favor de la libertad y la honestidad de los medios de comunicación en su labor informativa. Obligatoria para cualquier periodista con conciencia.

    En estos tiempos de corrección política y manipulación informativa donde los medios dicen exactamente lo que uno espera que digan, que son predecibles y que se deben a intereses políticos y empresariales, no viene nada mal que Clooney nos ofrezca esta lección tan valiosa de rebeldía y compromiso con la verdad.

    Pero más allá de este tema, creo que se trata de una película inteligente y arriesgada. Rodada en blanco y negro (maravillosa fotografía), sin llegar siquiera a la hora y media de metraje (¡por fin!) y manteniéndose en un discreto segundo plano, hay que aplaudir a Clooney porque nos ofrece algo diferente a lo que estamos acostumbrados. Porque uno siente el espíritu, el aroma de esa época. Y porque nos permite disfrutar de la enorme interpretación de David Strathairn, que brilla como nunca y pasará a la historia por la inolvidable frase de despedida: Buenas noches, y buena suerte. Qué grandísimo actor.

  3. O sea, que te gustan los maduritos, Marnie… jijiji…

    Libertino, cambia de fiables. ¿Una bazofia? Me parece muy fuerte que alguien opine así.

    Lo que pasa es que es una película anti-espectáculo que a algunos no ha gustado porque parece un documental de la época, porque es analítica y fría, porque es corta, porque Clooney suelta su mensaje y no lo embellece ni lo alarga… Sí, amigos, Clooney tiene pelotas.

  4. No, no es el actor en sí, sino esa caracterización, cómo habla, mira, se mueve, fuma… Cuando se dirige a la cámara te pone las escarpias como pelos. Eso es “poner”. Ya sé que usted, Max, es más basto que unas bragas de esparto, y todo lo interpreta de forma torpe y grosera.

  5. Una película casi perfecta… a la que sólo le pongo un “pero”: que no llega a transmitir toda la tensión; a lo largo de la película, no noto en ningún momento el verdadero peligro que estaba corriendo Murrow y su equipo. Supongo que porque, en el fondo, da por supuesto que todos los espectadores conocen quién fue el ínclito señor McCarthy.

    Y una maravilla de sobriedad, sí señor; más sorprendente si la comparamos con el estilo a ratos casi alucinógeno de la anterior película de Clooney, “Confesiones de una mente peligrosa”.

    Y en cuanto al parlamento, ¿cómo no estar de acuerdo? Incluso en que no sé si yo si alguno de nosotros vivirá para ver a la TV (o lo que la suceda) convertirse en lo que él preconiza.

    (vaya, pues sí que estoy hoy optimista)

  6. La anterior de Clooney no la he visto, pero me pica la curiosidad. Creo que este hombre tiene cosas que decir y sabe cómo decirlas.

    Yo sí percibí ese peligro, quizá porque tenía muy presente las circunstancias de la época y me metí muy de lleno. Es un tema que me atrae mucho. Pero claro, es que yo creo que la película es tan sutil y sobria que evita enfatizar y nos sitúa en casi todo momento en el punto de vista de esa gente que tiene el atrevimiento de desafiar al poder. Podría tener un problema, y es que la película exige que tengas alguna noción previa de McCarthy para disfrutarse.

    Respecto al futuro de la TV, no soy nada optimista. Los reality, el corazón y los concursos de famosillos seguirán copando la parrilla porque es lo que vende y los informativos seguirán “manipulando” las noticias según convenga a sus intereses políticos o económicos.

    Marnie, David Strathairn me parece un actorazo como la copa de un pino y aquí está de Oscar. Entiendo que quieras un hijo suyo. :P

  7. No empecemos a hablar sobre de quien queremos tener un hijo

    La anterior de Clooney me pareció muy inferior a esta, aparte del rumor de que se la dirigiera Soderbergh. Parafraseándote Max Renn, en su ópera primera también tiene muchas cosas que contar pero no creo que sepa contarlas; aun así tiene algo de inteligente sátira del espectáculo pero a mi personalmente me falló el tono y se me llegó a hacer aburrida

  8. ¡No me menciones a Soderbergh!… Que el Solaris de Soderbergh y Clooney me pareció un coñazo insufrible (y… vaya, “Traffic” también me resultó pesada, pesada)…

  9. La anterior de Clooney demostraba que sabía dirigir, pero tb que Charlie Kauffman es humano y puede pifiarla (a mi gusto lo que le falla es justo el guión) y por ahí la cinta perdía mucho gas. Ésta, necesaria, inteligente, necesaria, competente… pero me parece que se queda un poco en la superficie, sobre todo en muchos personajes en los que no se profundiza nada de nada y la subtrama de amor con dos de los personajes me sobraba.

  10. Pingback: Cinestar te trae Buenas Noches y Buena Suerte | ADNstream.tv

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s